Según comentan en Hardmac, actualmente es imposible comprar módulos de memoria flash de los principales fabricantes (Samsung, Micron, Toshiba, Hynix…). Apple está comprando toda la producción para la fabricación de sus nuevos iPod Touch y Nano, así como para el iPhone. Como consecuencia, si Apple negoció un buen precio por comprar en grandes volúmenes, los costes pueden haber bajado desde un 0.5 a un 4%.