tweeturl

Uno de los usos que más se le da a Twitter es el compartir enlaces, y muchas veces, por distraídos o confiados, no nos fijamos dos veces en dónde pinchamos. Sin embargo, con tantos spammers y hackers dando vueltas por la red social, no es raro que los enlaces lleven a sitios que pueden ser, en el mejor de los casos, molestos, y en el peor, un ataque directo de malware a nuestro equipo.

Por suerte parece que hoy Twitter está empezando a tomar cartas en el asunto, ya que hay reportes de bloqueos al intentar publicar enlaces maliciosos. Si se trata de publicar un enlace a estos sitios, recibiremos una advertencia (muy amable, como estila Twitter) que nos indicará que no podemos enlazar a ese sitio por ser un espacio de malware conocido.

La necesidad de este tipo de filtros es enorme, no solo para conveniencia y seguridad de los usuarios, sino de toda la red en general. Twitter es una herramienta tan potente que un ataque bien organizado puede lograr que el enlace malicioso llegue a ser trending topic.

La gran desventaja, por ahora, es que no están filtrando los enlaces acortados, que son los más comunes y también los más peligrosos, pues «esconden» la URL a la que nos dirigen, y no todos conocen herramientas para saber a dónde apuntan sin hacer click. Pero no creo que esto sea un problema por mucho más tiempo. Por un lado, uno de los servicios más comunes para acortar, Bit.ly, empezó a advertir también frente a enlaces maliciosos. Y por otro, ya hay tecnología que rastrea las URL largas detrás de las cortas, como Backtweets, así que no debería pasar mucho tiempo hasta que lo veamos implementado en la protección de los usuarios.

Vía: Read Write Web