2009-08-27_1910
Bueno, tras estar unas horas trasteando, puedo anunciar felizmente que estoy escribiendo esta noticia desde mi nuevo Mac OS X Snow Leopard.

Dispongo de un MacBook 13″ de aluminio (de cuándo todavía no eran Pro’s) y he realizado una actualización, ya que de momento todo lo que he visto por la blogosfera hablan de instalaciones desde cero por lo que así puedo aportar mis impresiones de una actualización, sin repetir las de otra gente.

El proceso

La actualización ha durado apenas 45 minutos. La he realizado con la imagen del disco «restaurada» en un disco duro externo, pero se puede instalar desde la unidad óptica mediante un DVD DL, de doble capa. Puedes seguir este tutorial para lograrlo.

2009-08-27_1951
Al contrario que en Leopard, puedes empezar la actualización con Mac OS X iniciado, (sin necesidad de arrancar desde el DVD/USB) ya que el mismo instalador, una vez especificada el tipo de instalación que se desea, así como la ubicación, reiniciará el Mac y empezará a instalar sin que el usuario tenga que hacer más operaciones.

Eso sí, si antes de empezar la actualización tienes que hacer otro tipo de operaciones (formatear el disco duro, particionarlo, etc), ya sí que deberás reiniciar y arrancar el instalador desde el DVD/USB.

La vuelta a la rutina

Francamente, no he tenido que hacer nada de nada, tenía el Time Capsule por si acaso, pero con la actualización no he perdido ningún dato, aplicación ni configuración.

Sobre los 64 bits

Es lo primero que ha ido a comprobar. No estaba muy seguro de que mi mac cargara el Kernel de 64 bits por defecto, pero así ha sido. Esto se puede comprobar en el Monitor de actividad, dónde se ven qué aplicaciones / procesos utilizan 64 o 32 bits.

El trabajar con 64 bits en lugar de con 32, apenas se nota en el día a día, notarás sustancialmente la diferencia al abrir diferentes ficheros a la vez y cuándo estés trabajando con imágenes de gran resolución e incluso en edición de vídeo.

2009-08-28_0026

Cosas buenas a destacar

A nivel gráfico/ interfaz (eye-candy)

El nuevo aspecto visual de los menús contextuales del dock, es una pasada con esos elegantes colores negros semi-transparentes como los de QuickTime. Todas estas ventanas con las esquinas tan redondeadas dan una muy buena sensación al usuario.

Captura de pantalla 2009-08-28 a las 02.14.40

A nivel funcional

La nueva función del dock que permite minimizar las ventanas en el mismo icono de la aplicación. Es algo muy útil en cuánto al ahorro de espacio visual, dando así un toque más minimalista.

2009-08-28_0201

Hablemos de QuickTime. Todo en sí es una pasada, acortar clips de vídeo en cuestión de segundos, subir a YouTube en menos de dos clicks, interfaz gráfica más funcional y un lago número de mejoras que enumerar de QuickTime.

2009-08-28_0155

Ahora hay más opciones a la hora de configurar el trackpad multi-touch que incorporan los nuevos MacBook unibody.

2009-08-28_0149
Las capturas de pantalla realizadas con las combinaciones de teclas, ahora pasan de llamarse «Imagen 2.png«, a llamarse «Captura de pantalla 2009-08-28 a las 02.14.40.png«

También es una gozada navegar tranquilamente por las carpetas de nuestros cajones de Stacks o ver el contenido de los documentos en su propia miniatura en Finder.

Por el precio que cuesta actualizar, 29 € están bien pagados, a pesar de que la mayoría de las novedades de Snow Leopard sean cosas que parecen iguales que en Leopard, pero que están mejoradas tanto en diseño y/o funcionalidad.

Cosas malas a destacar

De momento pocas pegas le he encontrado a este felino helado, algo que puede ser tomado como una pega, es que noto que los ventiladores se ponen a toda marcha mucho más a menudo que antes.

Un gazapo muy raro por parte de Apple, son unos botones superpuestos en el apartado de Preferencias del sistema -> Compartir -> Compartir archivos.

2009-08-28_0134

Algunas aplicaciones se me han quedado congeladas, como es el caso de Utilidad de Compresión, que se ha quedado «pillado» al intentar descomprimir un fichero .tar.gz.

Una de las grandes pegas temporales de Snow Leopard, es que sólo las aplicaciones que vienen con el propio sistema operativo son las que funcionan a 64 bits, ya que ningún desarrollador ha puesto aún sus aplicaciones especialmente dedicadas para 64 bits.

Estas sólo son mis primeras impresiones tras unas horas de toqueteo. En cuánto haya experimentado más con este nuevo felino de Apple volveré a la carga con más.