SANDBOX

Si eres de los que no instalas una aplicación porque tiene una procedencia dudosa y no dispones una máquina virtual en donde hacerlo, primero dejame decirte que haces bien, y segundo, que deberías darle una chance a Sandboxie, un programa gratuito que aísla a la aplicación que seleccionemos instalar o ejecutar haciendo de que en algún modo esté virtualizada y que, luego de que la probemos, no queden rastros de la misma en el sistema.

Sanboxie crea un contenedor donde se ejecutan los procesos que elijamos, a su vez el programa usa los recursos del sistema tal como si estuviese instalado nativamente en el mismo, aunque en realidad estos están siendo emulados por sandboxie, que también permite configurar características del programa ejecutado dentro del contenedor como que pueda conectarse a internet y que pueda guardar archivos sin que estos se borren luego de terminar la emulación, entre otros.

Para dar un ejemplo miremos la imagen, donde arrastré el instalador de Winamp al contenedor de Sandboxie, el programa se instaló como es habitual y pude usarlo normalmente. Luego de terminar de usarlo lo quité del contenedor y el sistema no mostré señales de haber tenido Winamp alguna vez instalado.

Sanboxie funciona en las versiones 32 bits de Windows XP, 2003 Server y Vista.

Totalmente recomendado para probadores empedernidos