Este invento no sólo es para fanáticos de la electrónica sino también para adictos a Twitter. El creador lo que hizo fue ponerle un chip RFID en el collar a su gato para que cuando se esté acercando a su puerta de entrada a la casa ésta se abra automáticamente y mande un mensaje a Twitter: “@Gato entrando a casita”.