33061877_ace01d4a06

En lo que podríamos llamar «la noticia paranoica de la semana», científicos japoneses han descubierto la forma definitiva de que no se escape ni un solo bit de información de tu red inalámbrica fuera de tu casa, ¿recubriendo la casa de paneles reflectantes? ¡No! Gracias a una pintura especial.

Es como el sueño de todo paranoico que cree que están usando su red WiFi, en vez de usar contraseñas seguras, es capaz de pintar una casa o una oficina. Se ha descubierto un nuevo óxido de aluminio-hierro (traducción literal de aluminium-iron oxide que no estoy seguro de que sea la mejor traducción) capaz de bloquear la frecuencia de las redes inalámbricas, impidiendo que salgan al exterior, claro que se tendría que usar también ventanas preparadas ¡y nada de abrir para que entre aire fresco!

Este nuevo óxido de aluminio-hierro es bastante barato, según sus descubridores puede crearse un kilogramo por unos $14. Para temas de seguridad, perdonad, pero me fío más de una clave WPA2 que de esta sustancia.

Foto: atduskgreg