Buenas, otra semana más a nuestra Guía para Switchers. Esta vez hemos estado pensando en la seguridad de nuestros archivos privados y creemos que será conveniente hacer una entrada sobre FileVault, la herramienta que nos ofrece Apple en OS X para proteger nuestros datos.

La finalidad de FileVault es sencilla: encriptar nuestra carpeta home.

Para ello lo primero que debemos hacer es ir a la opción Seguridad de nuestras Preferencias del sistema.

Una vez allí, deberemos de seleccionar la sección FileVault, dónde encontraremos un asistente que nos explicará que debemos de ir haciendo paso por paso.

Lo primero será definir la contraseña maestra. Algo bastante importante ya que con ella podremos desbloquear cualquier cuenta que tenga activada FileVault. Conviene que sea diferente de la de tu usuario actual por motivos de seguridad.

Si no se te ocurre ninguna, puedes darle al botón de la llavecita y OS X te generará una contraseña por ti. Cópiala en un papel, memorízala y destruye el papel. Una vez hayas establecido la contraseña maestra, solo debemos de activar FileVault haciendo clic en el botón «Activar FileVault» e introducir nuestra contraseña de usuario que se usará para la encriptación.

Después de autenticarnos, se nos mostrará la última ventana, dónde se nos explica que se cerrará sesión y se procederá a la encriptación.

El proceso tarda más o menos en función del contenido de la carpeta home. Después de esto, se nos pedirá siempre la contraseña para poder iniciar sesión en OS X y nuestro icono de la carpeta home cambiará a uno como el de FileVault. A partir de este momento, ningún usuario que no se identifique como nosotros podrá acceder a nuestra carpeta. Así, si nos roban el equipo, dios no lo quiera, no podrán ver nuestras fotos, ni documentos importantes, ni tan siquiera nuestra música.

Hasta aquí la Guía de esta semana. Esperamos vuestros comentarios y también que os haya sido de utilidad.

¡La semana que viene más!