ASRock ha logrado mejorar el sistema de carga rápida de Windows Vista en sus placas base. Actualmente existen varias maneras de reducir el tiempo de carga de Windows Vista, por ejemplo, un sistema de ahorro de energía, que no apaga por completo el ordenador, sino que lo mantiene semidespierto, con un consumo de energía muy bajo, que permite luego, que el usuario acceda al sistema operativo de forma rápida.

Por su lado, ASRock, gracias a este nuevo sistema -Instant Boot- ha sido capaz de tener Windows Vista totalmente funcional desde cero, en sólo cuatro segundos; sin dudas una cifra excelente, que esperamos que se encuentre al alcance de todos. Los mejor de todo, es que no es un modo de hibernación. Vale comentar que este sistema se encuentra disponible en placas base con socket AMD+ e INTEL LGA775.

Vía: Gizmología