William Gillis, un ciudadano sin quehacer norteamericano, ha puesto una demanda contra Apple y AT&T por sobresaturar la red de datos 3G con iPhones, afectando la capacidad de navegación del resto de los usuarios.

El demandante, que ha puesto el oficio en San Diego, California, asegura que es tal la necesidad de ancho de banda de los iPhone, que todos los demás usuarios de la red de datos móvil se ven forzados a utilizar conexión EDGE, afectando su capacidad de navegación.

Apple y AT&T no han respondido a los cuestionamientos de los medios; resulta curioso que mientras en en Alabama los demandan por no ofrecer lo que prometen, en California se les demande por ser los más que más datos ocupan por su velocidad.

Enlace: Apple, AT&T sued for over-saturating 3G network with iPhones