Parece que toda esta publicidad relacionada con al App Store y las aplicaciones que no lo logran le está trayendo demasiada publicidad a Apple. Lamentablemente no es buena publicidad, al contrario, y es por eso que han decidido recordar que todo correo relacionado con el rechazo de aplicaciones está bajo NDA (non-disclosure agreement, esto quiere decir básicamente que es confidencial con riesgo a que te demanden).

Un gran disparo en el pie de Apple, pues si los desarrolladores no pueden consultar a colegas para recibir ayuda a la hora de programar sus aplicaciones ahora difícilmente podrán hacerse una idea de qué evitar para que Apple no rechace sus aplicaciones en las que invierten tiempo, dinero y esfuerzo y que-no podemos negar- ha traído tanto beneficio al iPhone.

Esperemos que Apple cambie algún día las políticas de manejo del App Store, especialmente ahora que ha llegado el primer móvil con Android, el sistema operativo para teléfonos celulares de Google que promete bastante, principalmente por ser un sistema mucho más abierto no sólo a otros dispositivos, sino también en el desarrollo de sus funciones. Advertidos quedan, que luego se vienen los complots.

Enlace: Apple Extends Non-Disclosure to App Store Rejection Letters