SlideRocket
SlideRocket

Y sólo porque se volvía muy largo el título, pero también es un nuevo punto de referencia para presentaciones offline.

Acabo de recibir mi invitación a participar en este beta privado que pretende erigirse como LA solución para hacer presentaciones, con una serie de funcionalidades paralelas a la creación de presentaciones, como colaboración y administración de las mismas de manera muy intuitiva. Debo decir que se acercan mucho a lograrlo. La aplicación lleva ya dos años de desarrollo y en el estado actual ya es una joyita de las aplicaciones web 2.0 en su modalidad de SaaS (software como servicio).

A continuación me permitiré hacer un análisis algo más largo que de costumbre, pero creo que el software lo amerita. Cuando entramos con nuestro usuario y contraseña, lo primero que sorprende es la rapidez en la carga de los elementos. Sobra decir que la aplicación está por completo desarrollada con Flex, lo que ayuda a que visualmente se vea limpia y muy atractiva. La interfaz es totalmente líquida, con eso aprovechamos por completo cualquier tamaño de pantalla.

Del lado derecho tenemos el menú principal y dependiendo de la opción que elijamos será el contenido que se desplegará en el cuadro interior, que viene a ser el área de trabajo. En la versión beta se ofrece un espacio en disco de aproximádamente 980 GB (¡tómala Google!) definitivamente muy sobrado para cualquier persona, pero tengo mis reservas con esta capacidad pues el despliegue podría ser algún error de la versión.

Lo primero que se nos presenta son las presentaciones que tenemos, ya sea compartidas por otros usuarios a nosotros o creadas por nosotros mismos. Podemos crear una de cero o importar alguna de Power Point. En caso de hacer esto último, la versión actual no importa animaciones o interacciones hechas en el primer programa.

Ya estando en la creación o edición de una nueva presentación tenemos todas las opciones que nos podamos imaginar para crear una presentación muy rica en elementos multimedia, pues podemos agregar texto, sonido, animaciones en Flash, fotos, videos, gráficas, figuras, tablas. Dentro de cada cosa que podemos poner en cada slide existen las opciones de los elementos que están en tu biblioteca (subidos por ti o preexistentes por default en el programa) o de importarlos de otros servicios como Google Docs o Flickr.

Algo que me gustó mucho es que, al dar clic con el mouse derecho aparece, como si estuvieras en cualquier programa de escritorio, un menú contextual con opciones para modificar detalles del objeto seleccionado.

Para la edición de cada elemento existe una serie de opciones muy interesantes que pueden ayudar a enriquecer el proyecto a nivel de diseño, con una amplia gama de efectos, estilos, transiciones y animaciones predefinidas muy elegantes y modernas.

Cuentas con prácticamente cualquier atajao de teclado al que estás acostumbrado a usar desde tus aplicaciones de escritorio, así como cajas de herramientas para ayudarte a trabajar en tu presentación.

Vaya, que la pura aplicación para crear presentaciones ya por sí misma vale la pena. Pero los de SlideRocket no se quedan ahí, pues cuando terminas tu presentación, todas las herramientas con las que cuentas para colaborar, administrar y generar presentaciones a distancia o enviarlas a tus clientes, son por demás valiosas.

Debajo de cada presentación podemos ver las opciones que existen para ella e incluye la reproducción de la presentación; su publicación (genera código para embeber el contenido en blogs o foros públicos) con opción a monitorear el número de vistas de la misma, así como de protegerla con password; invitar a otros usuarios (registrados o no registrados) a ver la presentación; vista de estadísticas y otras opciones pequeñas como renombrar el archivo.

Además, puedes generar reuniones virtuales con tus clientes o colaboradores y trabajar en la presentación todos al mismo tiempo desde diferentes partes del mundo. Algo así como tener integrado el WebEx o el GoToMeeting a la aplicación.

Por otro lado, si de plano te estás volviendo fan de la aplicación y no quieres que la falta de conexión a Internet te impida usarla, símplemente bájala a tu escritorio y córrela sin necesidad de tener una conexión a Internet. Esta aplicación necesita tener instalado previamente AIR de Adobe.

El único pero que le pude encontrar a esta maravilla es que no tiene ninguna opción de exportar el archivo a algún otro formato, por aquello de los clientes o colaboradores anti-nuevas-tecnologías que por ningún motivo quieren usar otra cosa que sea su sacrosanto Power Point.

En fin, de verdad que esta es una aplicación que cuando salga al público hará mucho ruido. Estoy viendo la posibilidad de conseguir algunas invitaciones para ofrecerlas a nuestros lectores, ya veremos si es posible.

Por lo pronto, les dejo la liga compartida de la presentación de SlideRocket.

Enlace: SlideRocket