Por fin llegó el gran día. ¿O todavía no ha llegado? realmente así ha sido para cientos de personas que esta mañana se han lanzado a por el iPhone. No hay stock, y si lo hay… creedme, no hay stock. El grandísimo error de Telefónica en este lanzamiento ha sido el secretismo. Aún habiendo sido impuesto por Apple, todo el mundo está sacando tajada del gran pastel que es la manzanita, menos los consumidores.

Telefónica no dispone de cantidades suficientes de iPhone para repartir en cada tienda, lo de que vayas a un Corte Inglés y te digan que tienen 3 iPhones es para morirse de la risa, o eso, o empapelarlos a reclamaciones, a Movistar, por supuesto.

Lo primero y gran error, lo he dicho antes, no se sabe la cantidad de iPhones por tienda, ni cuándo llegarán, ni a quién se los darán. Eso sí, no os preocupéis, que cuando lleguen tampoco os vais a enterar, porque primero van los empleados, algo que yo habría prohibido terminantemente, es como regalarle billetes de 500€ a alguien que trabaja en la fábrica de la moneda, luego va la gente que ha pagado más por el iPhone de lo que vale realmente, sólo por ser el tío guay del bloque, y que por cobrar comisión la tienda se lo vende a él primero, y luego el resto de consumidores que no van a dejar que se lo quiten de las manos aunque tengan que esperar, y eso Movistar lo sabe, y se hace de rogar.

Lo último ha sido cuando en el telediario de hoy escuchaba a una responsable de Telefónica, que no se esperaban esta reacción por parte de la gente, que ha ido en masa, y que se quedarán sin ninguno en unas 72 horas. – ¿Y qué esperabais, que de 6 millones de personas que viven en Madrid, más las de fuera, se presentaran 3 a preguntar por un teléfono, un tal ifon o algo así?

Esta mañana, he estado haciendo cola en el Corte Inglés de Burgos, para conseguir, igual que el resto, mi codiciado teléfono. Era el primero de la cola, y al faltar un cuarto de hora para las 10, abren la puerta donde yo estaba (la primera que se abre, el resto de la gente, unas 15 personas estaban en la otra) y me dicen que al final no llegan, por lo menos hasta la semana que viene, y que lo menos que pueden hacer por haber esperado, es tomarme los datos y reservarme uno. Bueno, había esperado una hora nada más, así que me puse a buscar en más tiendas de la ciudad. Encontré dos donde lo traían hoy, pero que a estas horas todavía no lo habían recibido, y donde me dijeron que El corte Inglés sí lo había recibido.. Y mientras iban rellenando datos para mi portabilidad, me ha dado tiempo a ir a atención al cliente de El Corte Inglés. Allí, habiendo explicado la situación, y diciendo que soy el primero, llaman al centro Hipercor de la ciudad, que es el que suministra, y la dicen a la mujer que me atendía que **sí que habían recibido, dos unidades, pero que ya estaban vendidas. ¿CÓMO?. Vamos a ver, si en teoría Telefónica no hacía reservas de iPhone, a quien han ido a parar esos dos iPhones? ¿A empleados listos? ¿A clientes sobornadores? Puede que uno a cada uno. Lo que sí está claro es que de momento yo, me quedo sin iPhone. Y no me hace ninguna gracia.

Como dato, recordar que Telefónica ha sido distribuida directamente por Apple, quien a España ha traído la ridícula, (porque no tiene otro nombre) cifra de 3000 iPhones, es decir, a 3 por tienda. Teniendo la flagship de Madrid 300, ala, calculad y restad.

Si a vosotros os ha pasado algo parecido nos gustaría que nos lo contarais en los comentarios.

De todas maneras, si hay alguna tienda donde a primera hora os hayan dicho que no han traído, o no van a traer iPhones, aparte de en la página web de Movistar, podéis llamar al teléfono 1485 gratis, para que os informen de donde debería haber stock. Si os dicen alguna tienda y en la tienda os han dicho que no tienen, una de dos,o les llegan esta tarde, o mienten.

Ya está bien.