itunes Hace unos pocos días hablábamos del quinto anivesario de la iTunes Music Store, y ya habíamos comentado algunos días antes de eso incluso que las perspectivas de iTunes para los años venideros son más que buenas. Y al hilo de todo esto, ¿cómo es que en estos cinco años nadie ha conseguido competir de forma efectiva contra iTunes?

Leía el otro día una entrada sobre esto en el blog de Thomas Fitzgerald, y la verdad, me despertó la curiosidad, porque yo a veces también me lo había planteado. No en vano ya hemos puesto noticias en AppleWeblog de cuando, por ejemplo, Amazon sacó su tienda de música sin DRM, y al principio Apple se mostraba preocupada por estos nuevos competidores. Pero a pesar de que Amazon prometía mucho, al final ellos tampoco han sido competencia.

Según comenta Fitzgerald, la teoría más tradicional de por qué la iTunes es un éxito es porque está vinculada de una forma muy estrecha con el iPod, de forma que lo descargas sólo lo puedes escuchar en estos dispositivos. Es verdad que esto ha ocurrido y contribuyó a cimentar la posición dominante de Apple, por lo que en algunos países como Noruega se han puesto en contra de esta asociación. Pero en los tiempos que corren, y como ya decíamos, hay tiendas que ofrecen música sin DRM, con lo que los usuarios podrían haber dejado de comprar en iTunes para irse a esas otras tiendas, ya que así podrían utilizar esas canciones en cualquier dispositivo. Y no ha sido así.

¿Cuál es la respuesta entonces? Para Fitzgerald está clara, y es que iTunes no surgió con la idea de luchar contra el pirateo de canciones, sino con la idea de competir con él. Así, el catálogo de iTunes ha crecido espectacularmente desde su lanzamiento, con el fin de ofrecer a cualquier usuario la posibilidad de tener casi cualquier canción que le venga a la mente. Y gracias a cómo está diseñada la interfaz, casi parece que no estás comprando, porque es facilísimo añadir canciones, y se convierte casi en algo compulsivo (hasta el punto de que existe el término iCrack para referirse a esta adicción).

Además, en iTunes puedes descargarte canciones sueltas, la que estés tarareando en este mismo momento, al contrario de lo que algunas discográficas pretenden, que es que se compre el disco entero, y no nos engañemos, la gran mayoría de los discos tiene demasiadas canciones de relleno así que está claro que las discográficas no van a hacerle sombra a iTunes de esta manera, porque no es o que quieren los usuarios, que al fin y al cabo somos los que tenemos el poder porque somos los que decidimos cómo, cuándo y dónde nos gastamos el dinero.

¿Qué opináis vosotros? ¿Pensáis que, en efecto, el proceso de compra en iTunes es tan transparente que casi ni te das cuenta de que compras? ¿Por qué preferís iTunes a otras tiendas online?

Enlace: Why no one ever managed to compete with iTunes