‘Minería Urbana’ se define a escarbar en los productos electrónicos desechados buscando lo reutilizable o valioso de los mismos y que se puede aprovechar y reciclar.

ericsson Esta práctica esta dejándose ver cada vez más en los países a los que llega la basura electrónica que les envían los países más desarrollados.

En los teléfonos móviles, incluso en otros aparatos electrónicos, existe la presencia de materíales preciosos o de gran valor como son el oro, plata, cobre, iridio.

Con esto se pretende conseguir separar este materíal y ofrecerlo a inversores, joyeros, fabricantes que utilizan estos metales consiguiendo un precio bueno por los mismos, esto es algo que resulta muy útil ya que se consigue uno de los objetivos de estos dispositivos que es su reciclado.

Según la empresa de reciclaje Yokohama Metal, de una tonelada de móviles antiguos se pueden extraer hasta 150 gramos de oro, frente a los 5 gramos que se obtienen de una tonelada de mineral en una mina de oro.

Uno de los países que más puede aprovechar esta iniciativa es Japón ya que es uno de los países que más producen y que menos recursos naturales dispone para abastecer a su industria. En Japón, solo entre el 10 – 20% de los ciudadanos japoneses reciclan sus teléfonos antiguos, uno de los principales miedos es el uso que se les pueda dar a los datos que contengan, eso sí en mi opinión es cuestión de concienciación social ya que yo siempre que he cedido un teléfono o lo he tirado siempre he eliminado mis datos, por lo que es algo que yo veo lógico y normal.

Con esto espero que nos seá más familiar el concepto y ya que no nos hemos de poner a recoger moviles a saco para extraerles el oro tampoco estaría de más entregarlos a quien si lo hace, por lo menos para que pueda ser reciclado para conservar en todo lo que podamos nuestro planeta.

Enlace: Los teléfonos móviles antiguos, auténticas minas de oro | Vía: Mobuzz TV