Esta es la última creación de Polaroid, la mini impresora Zink, que aterrizó recientemente en Madrid y que te permite tener tus fotos donde quieras y cuando quieras. En el video explican que se puede transmitir no sólo por USB sino también por Bluetooh y la velocidad (en ambos casos) es de aproximadamente 30 segundos.

Finalmente desde que el dispositivo transfirió la fotografía y la impresora empieza a hacer su trabajo el tiempo estimado también es de 30 segundos que, como podemos ver, es bastante cierto.

Enlace: Polaroid Zink, “un producto muy cool” [veredicto: ya no es lo que era, pero sigue molando]