Security Process Explorer es una herramienta gratuita para Windows que podemos utilizar para reemplazar al administrador de tareas.

La ventaja principal de utilizar Security Process Explorer en lugar del administrador de tareas, es que el primero ofrece información detallada sobre los procesos, indicando si son seguros o no y dando la posibilidad de finalizar o bloquear procesos o malware.

Otras características interesantes son los gráficos sobre el uso de CPU y consumo de memoria de cada proceso individual, la posibilidad de asignar distintas prioridades a los procesos o de lanzar búsquedas en Google para obtener información ampliada desde la misma interfaz del programa.

Y si nos gusta esta herramienta mucho más que el administrador de tareas, podemos reemplazarlo configurando Security Process Explorer para que se inicie automáticamente al presionar Ctrl+Alt+Supr.

securityprocessexplorer.png

Enlace: Security Process Explorer