Los chicos de Cult of Mac han llegado a una curiosa conclusión, sacada de la necesidad más perentoria, y es que vertieron el contenido de una taza de café sobre un teclado de Apple, y ni cortos ni perezosos, decidieron probar si el lavavajillas sería una buena opción para limpiarlo, con resultados sorprendentes.

teclado y lavavajillas 1

En la imagen anterior podéis ver cómo estaba el teclado antes de iniciar el proceso, totalmente manchado de café, y después del salto, os mostramos alguna imagen del proceso y, sobre todo, el cómo quedó al final.

El caso es que poniendo el teclado en el lavavajillas, con las teclas hacia abajo, es suficiente. En teoría, habría que proteger los puertos USB y el cable, pero en la prueba realizada ni siquiera se molestaron en hacerlo, de forma que en el lavavajillas se puso el teclado tal como sigue:

teclado y lavavajillas 2

Ponemos el lavavajillas en el modo normal de lavado, pero eso sí, sin añadirle ningún tipo de jabón, claro, que entonces sí que nos cargamos el teclado. Tras el lavado, el teclado sale empapado, así que hay que dejar que se seque bien, y aunque parezca increíble, a continuación os mostramos el resultado: blanco impoluto, como recién desembalado.

teclado y lavavajillas 3

Enlace: It’s Official: Dishwashers Are Great For Cleaning Keyboards