Apple Humor

El ciclo de producto de Apple, con humor

Por 24/01/08 - 15:43

apple Ahora que la keynote de la MacWorld Expo 08 es ya historia, vuelven a la carga los rumores, las predicciones y todo lo que siempre rodea a los productos de Apple. ¿Pero cuál es el ciclo de estos productos? ¿Qué pasos se siguen hasta que un nuevo Mac o un iPhone ven la luz en una keynote? Os hacemos una traducción/adaptación de un ciclo de producto tomado con mucho humor.

  • Un fabricante de componentes bastante desconocido de la región Asia-Pacífico anuncia que ha obtenido un pedido importantísimo de algún componente tecnológico de ultimísima generación que, según dicen, podría ser parte de un juguete tecnológico que haría las delicias del fanboy más voraz.

  • Algún geek, de esos que suelen leer las notas de prensa de fabricantes desconocidos de la región Asia-Pacífico, pone un enlace a la nota de prensa en un foro sobre Apple.

  • Las páginas sobre Apple empiezan a hablar del tema, citando fuentes “de confianza” dentro de la empresa, expertos que no son tales, y otros, transformando la especulación sin fundamentos en hechos aceptados por toda la comunidad maquera.

El resto, tras el salto

  • Los fanboys siguen haciendo de las suyas, llenando el foro de conjeturas a cada cual más ridícula, con supuestas listas de funcionalidades, y hasta el precio de venta. En unos pocos días, surge en la red otro rumor sobre un dispositivo portátil que es capaz de hacer todo eso y más, excepto encontrar una pareja a dichos fanboys.

  • Apple empieza a decir su típico “no hacemos comentarios a posibles productos futuros” a las cada vez más incesantes preguntas acerca de ese hipotético dispositivo. Los maqueros empiezan a darse cuenta de que Apple está detrás de algo grande…

  • Empiezan a salir comentarios expresando dudas, temores, y ridiculizando a los que creen que el producto es real. ¿Será muy caro el producto? ¿Soportará todos los formatos de ficheros? ¿Será compatible con mi viejo Mac que utiliza Mac OS 8.1?

  • Según se acerca la MarWorld Expo o la Worldwide Developer’s Conference, la rumorología alcanza niveles insospechados. Los sitios sobre Apple empiezan a publicar rumores y noticias cada vez más infundadas, compitiendo unos contra otros para ver quién dice la cosa más absurda. eBay empieza a llenarse de dispositivos recién comprados debido a que los fanboys quieren sacar dinero antes de que sus dispositivos pierdan valor ante lo que está a punto de salir.

  • La mañana de la keynote, la Apple Store aparecer cerrada, lo que genera otra ronda más de entradas y comentarios en todos los sitios sobre Apple, mientras los fanboys refrescan la ventana del navegador cada 15 segundos.

  • Steve Jobs comienza la keynote hablando sobre lo bien que van las ventas de sus dispositivos estrella, y al final, casi como haciendo un esfuerzo, presenta el nuevo dispositivo, con líneas limpias y elegantes, pequeño, y con la mitad de las funcionalidades que todo el mundo esperaba.

  • A los cinco minutos, el producto aparece en la Apple Store, y se realizan 50.000 pedidos en las primeras 24 horas.

  • Empiezan a surgir las primeras valoraciones del nuevo producto. Los detractores dicen que le faltan funcionalidades, y que hay productos de Apple con mejor precio y mejores características. Los fanboys dicen que el producto es más pequeño, más manejable, y más bonito que los demás que Apple tiene en el mercado. Todo esto hasta que algún experto pregunta, desde lo más recóndito de su habitación, de la que no ha salido en años, si el nuevo producto reproducirá archivos de sonido con pistas multiplexadas asíncronas de forma nativa, que se convierte en un problema de vida o muerte en Internet.

  • Los editores de revistas sobre el mundo Apple y algunos analistas de periódicos estadounidenses hablan del nuevo dispositivo como lo mejor desde el pan en rebanadas, y un paso definitivo y valiente por parte de Apple en su innovación constante. Al final, el producto acabará recibiendo el premio de “gadget del año”. Mientras, las televisiones japonesas reciben una copia del dispositivo y lo muestran un día después en sus estúpidos programas.

  • Los dispositivos empiezan a enviarse, pero surgen los primeros problemas, y los foros vuelven a bullir con los early adopters quejándose de ser conejillos de indias mientras otros dicen esperar a una segunda oleada del producto para comprarlo, cuando Apple resuelva los problemas.

  • Apple lanza una nota de prensa para anunciar que ya se han pedido 100.000 unidades de su producto (se puede utilizar aquí cualquier otra cifra que suene importante).

  • Empiezan a surgir las fotos de famosos utilizando lo último de Apple, lo que dispara todavía más el deseo de poseer uno entre los fanboys más acérrimos.

  • Ejecutivos de Microsoft, Dell, Sony y otras, empiezan a comentar que están preparando el desarrollo de un nuevo producto para competir con el de Apple. En unos días, Internet se llena de artículos sobre la amenaza que estos dispositivos supondrán para el liderazgo de lo nuevo de Apple en su segmento.

  • Una vez que la novedad ha pasado, los foros se llenan de la siguiente pregunta: ¿qué funcionalidades quieres ver en la segunda generación de este dispositivo?, y de nuevo, se ofrecen ideas extravagantes, y surgen discusiones acaloradas sobre la viabilidad y necesidad de todos y cada uno de ellos.

  • Los foros se llena de especulaciones sobre cuántas de estas funcionalidades llegarán en las actualizaciones de software. Surgen informaciones sobre personas de dentro que saben qué contendrán. Cuando llega la actualización, todos se lanzan como locos a instalarla y probar las nuevas funciones, dándose cuenta de que otras cosas han dejado de funcionar, de que siguen faltando cosas por incluir, y de que habrá que seguir esperando a la siguiente.

  • Por algún motivo no comprendido, alguien pregunta en algún foro sobre cómo usar este nuevo dispositivo con algún otro juguetito tecnológico que no tiene sentido alguno, pero alguien se encargar de buscar la manera de hackearlo para hacerlo posible, a costa de una cierta cantidad de dinero. La gente empieza a buscar opciones gratis, que acaban saliendo, y al final se consigue que el dispositivo sea capaz de hacer café con un hack por software.

  • Apple publica una actualización de software que añade tres características más de las que los fanboys tanto deseaban, pero el dispositivo deja de ser capaz de hacer café.

  • La comunidad maquera publica la manera de volver a hacker el dispositivo, para que vuelva a hacer café. Apple publica otra actualización… y así hasta el infinito.

  • La competencia lanza un dispositivo competidor, 100 dólares más barato, pero mucho más feo, que sólo funciona en Windows. Al final resultará que este dispositivo de la competencia se hundirá.

  • Un fabricante de componentes bastante desconocido de la región Asia-Pacífico anuncia que ha obtenido un pedido importantísimo…

Y así una y otra vez…

Ya sé que esto no siempre se cumple a rajatabla, pero no deja de tener su parte de razón, ¿no creéis?

Enlace: The Apple Product Cycle

Puedes comentar sobre este y otros temas en nuestra comunidad

comentar

Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia. Si sigues navegando estás aceptando nuestra política de cookies