Vivid -una de la productoras de cine para adultos más grandes del mundo- ha demandado a PornoTube -una de las webs de alojamiento de vídeos sólo para adultos más grande de Internet- por violación de su copyright.

Vivid Entertainment Group alega que PornoTube utiliza los avances tecnológicos para infringir los copyrights y que todo su modelo de negocio está basado en la subida de contenido propiedad de Vivid y otras compañías. Además les acusan de no cumplir con la ley de protección de menores ya que en la web de PornoTube no existe ningún registro que garantice que todas las personas que aparecen en los vídeos son mayores de edad. En resumen, Vivid reclama a PornoTube 4.5 millones de dólares en compensación por los daños causados.

La industria para adultos lleva los últimos años incomodada por el auge del porno en Internet, recordemos aquello de “Internet is for p0rn“. Al igual que sucede con la industria discográfica, en lugar de evolucionar e identificar una nueva oportunidad de negocio donde ahora sólo ven un problema, para la industria pornográfica la solución viene acompañada de un talonario. Según ellos entre el 80 y el 85 por ciento del porno que se encuentra en Internet está pirateado, lo que ha causado ya unas pérdidas a la industria por valor de 50.000 millones de dólares.

Lo único que queda claro con estas cifras es que, le pese a quien le pese, el porno sigue siendo un gran negocio.

Enlace: Echoes of YouTube: PornoTube sued for copyright infringement