La consultora Hitiwse ha realizado un interesante estudio sobre el éxito de la denominada Web 2.0, esas conocidas páginas web que se caracterizan porque el contenido es creado por los propios usuarios. Llamadas a revolucionar Internet al final parece que no lo han conseguido del todo, dejando un sabor agridulce generalizado y al parecer debido a la poca participación de los usuarios.

Según las cifras que se desprenden del estudio, las visitas a sitios considerados Web 2.0 se han incrementado un 668 por ciento, lo que sitúa a estas páginas a ostentar el 12 por ciento de todas las visitas que se realizan a páginas Web en EEUU. Pero lo más curioso del asunto es que esta situación se ha alcanzado gracias a un minúsculo porcentaje de usuarios que se dedican a crear contenido para las mismas.

Por poner un par de ejemplos, en YouTube solamente el 0,16 por ciento de las visitas se realizan para publicar un vídeo. En la Wikipedia, únicamente el 4,6 por ciento editan y añaden entradas. Si el pobre Vilfredo Pareto levantara la cabeza se llevaría una enorme sorpresa al ver las cifras de participación de la Web 2.0, que aun así, siguen gozando de un éxito tremendo.

El éxito de la Web 2.0 se basa en el internauta (Vía vnunet.es)