Este sencillo truco sirve para evitar que al compartir una carpeta con Windows, esta aparezca cuando navegamos por la red local.

Cuando vayamos a compartir una carpeta (Propiedades – Compartir), tan solo es necesario añadir al final del nombre de la carpeta compartida el símbolo del dolar ($):

Ocultar_Win_01

Ya no volverás a ver la carpeta cuando navegues con el explorador por la red, pero seguirá estando ahí. Para verla, solo debes ir a Inicio – Ejecutar o a la barra de direcciones de una ventana del explorador, y escribir la ruta completa de la carpeta (dolar incluido):

Ocultar_Win_02

Como comentan en Lifehacker, existe una alternativa a este truco:

“Or, just let Windows networking work it’s magic and hope that the folder doesn’t appear on it’s own.”

¿A quién no le ha ocurrido alguna vez que por ‘arte de magia’ no tenía forma de ‘ver’ una carpeta?

Hide your Windows share from casual network browsers (Lifehacker)