macbook-black.jpg

Sientes un cosquilleo raro en el brazo, tu sexto sentido te esta avisando de algo, de pronto te conectas, visitas la web de Apple y… no hay palabras, MacBook. Por una vez un rumor se hace verdad y tenemos el nuevo portátil, y posiblemente uno de los más esperados (por lo menos para dos personas) se hace realidad y realmente es impresionante. Impresiona sobre todo que el diseño es casi idéntico, no hay grandes cambios, excepto que hay una versión en negro, demasiado monocromático estos de Apple.

Tenemos tres versiones de 13,3 pulgadas, versión de 1,83 Ghz en blanco, 2 Ghz en blanco y 2 Ghz en negro. Intel Core Duo por supuesto, al igual que el MacBook Pro. La pantalla de 13,3 pulgadas alcanza una resolución de 1280×800 pixeles, 512MB de memoria RAM, dos puertos USB, Front Row, iSight integrada, conector magnético MegSafe, discos duros de 60GB y 80 GB, unidad combo de DVD. Lo peor son los precios, como siempre, pero no los veo excesivamente caros, empezando por el más «ligero» que costará $1099, $1299 y $1499, ¿como? $200 más por 40 Gb. más y el color en negro, ¡oh no Apple no hagas esto, ahora cuando estaba a punto de pasar por caja y comprarme la versión en negro! En el rediseño de este portatil y algo que me llama la atención es que han cambiado el teclado, ahora las teclas están más separadas y son un poco más pequeñas:

macbook-ibook-teclados.jpg

Otra cosa son los pequeños detalles, Apple ha caido en una trampa del diseño de portatiles que por alguna razon esta muy generalizada y que deben de creer que es una buena idea, cuando no lo es, o eso me parece a mi claro, se trata de poner el conector de auriculares en la parte delantera, algo muy incomodo en algunas posiciones y que con el tiempo puedes acabar rompiendo el cable de los auriculares, resulto ser el puerto del Apple Remote, ups.

Este es el momento en el que mi tarjeta de crédito echa a corre y se esconde, ¡¿por qué esto me ocurre demasiadas veces?!.