Xiaomi Mi 10T Pro
análisis

Xiaomi Mi 10T Pro: (casi) un gama alta

- Oct 6, 2020 - 16:23 (CET)

Ficha técnica

Xiaomi Mi 10T Pro

  • Pantalla: 6,67" IPS LCD
  • Almacenamiento/RAM: 128/8 GB
  • Procesador: Qualcomm Snapdragon 865
  • Cámara trasera: 108 MP f/1.7 + 13 MP f/2.4 + 5 MP f/2
  • Cámara frontal: 20 MP f/2.2
  • Batería: 5.000 mAh, carga rápida 33W
  • Precio: 599 euros

Encarando ya el último tramo del año, el Xiaomi Mi 10T Pro llega al mercado para poner los restantes puntos sobre las íes en la oferta de smartphones de la tecnológica asiática. Lo hace de la manera en la que mejor sabe: ejecutando una buena obra que media calidad, precio y sensaciones transmitidas al usuario final.

El Xiaomi Mi 10T Pro era un modelo muy esperado y sobre el que recaían muchas expectativas tras el éxito de los Xiaomi Mi 9T y Mi 9T Pro, puestos a la venta el pasado año y que no muchos esperaban ver renovados este 2020. Sin embargo, si por algo se caracteriza la marca es por no escatimar en volumen de presentación de dispositivos.

Así las cosas, el Xiaomi Mi 10T Pro llega, junto al Xiaomi Mi 10T y Mi 10T Lite, para dar un último empellón al catálogo anual de la firma china, siempre vasto y complejo, pero más en los tiempos recientes. Y lo hace con la enseña de la potencia sobre todo lo demás, pero a precio contenido.

En un año en el que hemos visto a Xiaomi superar por primera vez los 1.000 euros en uno de sus smartphones de gama alta, el MI 10T Pro se posiciona como una alternativa muy tentadora para quienes quieren disfrutar de lo premium sin empeñar cantidades como la mencionada. Una vez más, el valor de venta vuelve a hacerse bandera en el seno de la firma china.

Xiaomi Mi 10T Pro

Xiaomi Mi 10T Pro: lo que sea, pero grande

No es ningún secreto que las tendencias del mercado de smartphones llevan años empujando a dispositivos de mayor tamaño. Así, la combinación de aumentar los paneles con el hecho de incorporar cada vez más características da lugar en 2020 a dispositivos de cierto volumen.

Es el caso del Xiaomi Mi 10T Pro, que transmite una sensación algo vasta en el momento de tenerlo en mano. Con 9,3 milímetros de grosor, un peso de 218 gramos y una altura de 16,5 centímetros, no es para menos. Así, no se trata de de un terminal ni liviano ni compacto.

Xiaomi apuesta en este caso por un panel de 6,67 pulgadas con tecnología LCD en lugar de OLED. Este ofrece un buen nivel de brillo y contraste y, pese a alejarse en su concepción de las gamas más altas, cuenta con una nada desdeñable tasa de refresco de 144 Hz (variable). La misma supone por sí misma un elemento claramente diferenciador y, pese a que la diferencia que se apreciará en el día a día frente a uno con un máximo de 90 Hz o 120 Hz quizá no sea tanta, representa un añadido que aporta un gran valor al conjunto.

Xiaomi Mi 10T Pro

En la misma se halla incluida una perforación para incluir su cámara frontal, de 20 megapíxeles, pero no su lector de huellas dactilares. La elección de un panel no OLED reviste algunas concesiones, como es la relegación del sensor dactilar al marco derecho del smartphone. Al adoptar un formato más tradicional, el desbloqueo es muy rápido, fiable y sin traba alguna.

Una sensación que se extiende también a la navegación en el terminal. El Xiaomi Mi 10T Pro dispone de Android 10 bajo la capa de personalización MIUI 12, que refina el trabajo de la firma hacia la identidad propia –algo similar a la de Apple con iOS, eso sí– y resulta en una interfaz agradable e intuitiva.

Muchos caballos

Uno de los platos fuertes del smartphone es la inclusión del procesador Qualcomm Snapdragon 865. Este se halla en la gama más potente de las comercializadas por la chipera de San Diego, y aporta un gran rendimiento en las tareas diarias, seas cuales sean. Sumado a ello se encuentran 8 GB de memoria RAM que también hacen su parte para que el desempeño alcance las cotas deseadas.

Xiaomi Mi 10T Pro

Vale la pena mencionar, de igual modo, los 5.000 mAh de batería con carga rápida de 33W. A pesar de la tasa de refresco mencionada, el comportamiento es ejemplar y la autonomía excelente, pudiendo acometer toda suerte de tareas sin tener que temer por drenar su capacidad a lo largo del día. Resulta necesario señalar, eso sí, que Xiaomi ha tirado de "tijera" en este apartado y cercenado la carga inalámbrica, que no se encuentra presente en este dispositivo. La cualidad, presente en la práctica totalidad de gamas alta del momento, es de las que muchos echarán en falta en su día a día.

Xiaomi Mi 10T Pro: a por los 108 MP

La cámara vuelve a ser apartado importante en este smartphone, como ya era en la anterior versión, y más si se tiene en cuenta que se encuentra en un segmento de varios cientos de euros. En este caso, a la mencionada propuesta frontal se suma un módulo trasero triple de grandes dimensiones y relieve. A pesar de estar ya sobradamente acostumbrados a que las cámaras sobresalgan por la parte posterior del terminal, resultado de una óptica más compleja, en el caso de este dispositivo es especialmente apreciable. El mismo está compuesto por:

Xiaomi Mi 10T Pro

  • Sensor principal: 108 MP f/1.7
  • Gran angular: 13 MP f/2.4
  • Macro: 5 MP f/2.4

Imagen tomada con el Xiaomi Mi 10T Pro: fachada de una iglesia

Imagen tomada con el Xiaomi Mi 10T Pro: paseo

Imagen tomada con el Xiaomi Mi 10T Pro: selfie con modo retrato

Imagen tomada con el Xiaomi Mi 10T Pro: detalle de hojas

Naturalmente, se echa en falta aquí la inclusión de un teleobjetivo que permita la toma de imágenes con aumento sin pérdida de calidad, a pesar de que los resultados obtenidos a través del zoom son capaces de cumplir con los mínimos. En parte es atribuible al gran sensor de 108 megapíxeles, que permitirá –si se selecciona ese modo de forma específica– capturar tomas con un gran nivel de detalle –y de peso–.

Por lo general, la cámara se encuentra pareja en términos de resultados, color y balance de blancos con otros terminales ya vistos por parte de la firma, como el Mi 10 Pro, con un comportamiento diurno donde no muchos fallos son atribuibles, aplicable también a la lente frontal.

Imagen tomada con el Xiaomi Mi 10T Pro: selfie nocturno

Imagen tomada con el Xiaomi Mi 10T Pro: fuente nocturna

El modo de fotografía nocturna aporta un buen nivel de utilidad al dispositivo, especialmente en el caso de la cámara trasera. Dicha opción sigue sin estar presente en el gran angular, cuya utilización en situaciones de baja luz no resulta demasiado recomendable.

Conclusión

8
10

El Xiaomi Mi 10T Pro es capaz de rendir cuentas ante toda la expectación y es un merecido sucesor de la gama a la que sustituye. La integración de un potente procesador y una buena cámara, junto con una batería sobresaliente y una pantalla con una de las tasas de refresco más altas del mercado, bien merecen considerar su compra.

Por otra parte, elementos como la carga inalámbrica, un lector de huellas en pantalla o la resistencia al agua se echan en falta y pueden ser factores diferenciales que rebajen el interés en el mismo para parte del público.


Pros

  • Gran batería
  • Cámara capaz
  • Altavoces estéreo
  • Rendimiento a la altura de los mejores

Contras

  • Sin carga inalámbrica
  • Sin resistencia al agua
  • Dimensiones y peso considerables