Watch Dogs Legion
análisis

Watch Dogs: Legion

- Oct 28, 2020 - 12:01 (CET)

Ficha técnica

  • Desarrollador: Ubisoft Toronto
  • Publisher: Ubisoft
  • Género: Acción y aventura
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One, PlayStation 5, Xbox Series X/S y PC

Watch Dogs: Legion se presenta como el juego más ambicioso en la historia de la franquicia y con una promesa contundente: ser quien quieras ser. Ubisoft ya nos había dejado con un buen sabor de boca en la anterior entrega y, cuatro años después, vuelve a la carga para intentar consolidar la saga de forma definitiva. ¿Lo consigue? Te lo cuento en este análisis.

Se dice fácil, pero Watch Dogs está próxima a cumplir su primera década de vida, algo que no cualquier franquicia consigue en los tiempos actuales. Tenemos que ser sinceros, la primera entrega fue víctima de su propio hype, quedando muy lejos de lo que muchos esperaban. Watch Dogs 2, por el contrario, fue mesurado en sus promesas, pero logró corregir una buena parte de los errores de su antecesor. Cuatro años después llega Watch Dos: Legion, que pese a renunciar a un título con numeración, se percibe como el paso definitivo de la propiedad intelectual. Estamos ante el avance que necesitaba y, a partir de aquí, podría convertirse en la saga que Ubisoft siempre soñó.

En una industria en la que los mundos abiertos predominan como nunca antes, paulatinamente se ha complicado proponer ideas novedosas que consigan sobresalir del resto. Un personaje cuyas habilidades progresan durante la aventura, un mapa gigantesco lleno de objetivos, una libertad casi plena para completarlos y mecánicas que se hacen más complejas conforme avanzamos; son el tipo de características que la gran mayoría de juegos del género proponen como sus fundamentos principales. Watch Dogs: Legion, si bien mantiene algunas de las propuestas mencionadas anteriormente, intenta ofrecer una experiencia fresca con la introducción de nuevas mecánicas. Afortunadamente, cumple con su propósito.

Watch Dogs: Legion

Antes de profundizar en la jugabilidad, que es el apartado más fuerte e interesante del juego, debo tratar el tema de la historia, que junto a la puesta en escena contribuye a explotar el abanico de mecánicas. No te preocupes, no habrá spoilers más allá de los detalles narrativos que Ubisoft Toronto reveló previo al lanzamiento. Watch Dogs: Legion se ambienta en una Londres post Brexit —sí, en los videojuegos ya lo lograron—, así que ya te imaginarás el ambiente de incertidumbre que se vive en la capital británica ficticia. Por si lo anterior fuera poco, en medio de una población infestada de tecnología surge la organización criminal Zero Day, cuyo objetivo es retomar la “estabilidad” recurriendo al exterminio de la población.

Sin embargo, DedSec, un grupo de hackers activistas al que pertenecemos y que fue inculpado injustamente de los desastres provocados por Zero Day, hará todo lo posible por frenar a los villanos y recuperar su reputación. El problema es que el gobierno londinense, al verse totalmente rebasado por los ataques terroristas de Zero Day, cede el control de la ciudad a Albion, una empresa de seguridad privada que no duda en usar los métodos más radicales para mantener el orden. Así pues, nuestra organización se enfrenta a bandos distintos en busca de hacer pública su verdad y dejar claro que ellos no son los culpables

Conforme avanzas en la historia, te darás cuenta que existe toda una red de delincuencia que incluso abarca a otras bandas criminales de la ciudad. Las situaciones y delitos se tornan más "oscuros" y, en un abrir y cerrar de ojos, DedSec está involucrada en un conflicto más complejo de lo que imaginaban. Quiero mencionar que, aunque la historia consigue engancharte desde el principio y fluye a buen ritmo, se vuelve predecible en sus momentos de mayor importancia. No es complicado hilar la narrativa para entender quienes son las mentes maestras detrás del caos de Londres. Lo anterior genera, desde luego, que surjan apenas unas pocas sorpresas o giros inesperados.

Watch Dogs: Legion

Pero que no se malentienda, la historia cumple pese a no ser el fuerte del juego. Otro punto importante es que, aunque estamos ante un título de mundo abierto, la campaña se desarrolla de manera lineal. Es decir, no habrá posibilidad de elegir el orden de las misiones principales. ¿Es esto una desventaja? No necesariamente. Watch Dogs: Legion tiene una infinidad de objetivos secundarios que puedes completar en cualquier momento y en el orden que quieras. Algunos de ellos, de hecho, funcionan como complemento de la historia. Más adelante profundizaré en los tipos de tareas secundarias que puedes realizar.

Es momento de adentrarse en todas las posibilidades de la jugabilidad, que de lejos es lo mejor que nos ofrece Watch Dogs Legion. Por lo general estamos acostumbrados a iniciar un videojuego tomando el papel de un único personaje o creando el propio desde cero. Sin embargo, Ubisoft Toronto apostó por una propuesta nada habitual: elegir a casi cualquier NPC del mundo abierto y ponernos en sus pies. Sí, leíste bien. No exagero, puedes ser desde un ejecutivo adinerado hasta una anciana. Si bien al comenzar la aventura debes seleccionar un personaje de un listado ya determinado, casi de inmediato te explicarán la mecánica de reclutamiento.

Y es que DedSec quedó gravemente perjudicada tras las acciones de Zero Day. Perdió a gran parte de sus miembros y tu trabajo, como seguramente ya lo estás imaginando, es volver a formar un nuevo ejército de hackers. Nadie se queda fuera, cualquier personaje que veas caminando en la calle puede ser tu próximo aliado. Lo más interesante es que, al apuntar a un NPC, puedes ver sus habilidades y equipo. No se trata de reclutar a cualquiera, sino a aquellos cuyas capacidades realmente benefician a la organización. Claro, es imposible que cada NPC tenga una aptitud única, pero me sorprendió gratamente que la combinación de habilidades y equipamiento difícilmente se repite.

Watch Dogs: Legion

Algunos personajes, por ejemplo, no destacan en el combate con armas, pero son expertos controlando gadgets específicos de manera remota. Desde luego, esta fabulosa idea no tendría sentido alguno sin un sobresaliente diseño de niveles. Todas las misiones favorecen el uso de ciertos miembros en lugar de otros. Por ejemplo, un policía reclutado podrá escabullirse con mayor facilidad en zonas controladas por las autoridades. En otras misiones quizá sea mejor controlar a un obrero porque estás a apunto de adentrarte en un edificio en construcción. Son situaciones que debes analizar antes de iniciar la actividad y, siendo sincero, se disfruta bastante.

Aunque podrás sumar a quien quieras a la lista de posibles agentes, el juego también te hará sugerencias de personajes que pueden ser de gran ayuda debido a su formación profesional. A lo largo de la aventura seguramente estarás en aprietos serios, ya sea que un agente sea arrestado por Albion o que quede herido después de un tiroteo fallido. En el caso del primero, un abogado haría el papeleo necesario para sacarlo de prisión, mientras que el segundo necesita un médico para recuperarse. Son necesidades primarias que tendrás durante la campaña y que otros personajes pueden solucionar de forma automática. Eso sí, para reclutarlos habrá que completar algunas misiones que, de hecho, tienen el fin de solucionar un problema personal del NPC. Un favor a cambio de otro favor.

Por fortuna, el juego no te molesta sugiriéndote a quiénes deberías emplear en cada objetivo. Es tu decisión y solo depende de ti; basta con ingresar al menú y seleccionar al agente que necesitas. Previamente mencioné que la historia es lineal, pero completar las misiones no sigue ese camino, todo lo contrario. La gran mayoría de las veces los objetivos se ambientan en escenarios con múltiples entradas, pasillos y hasta pisos. Sí, estos últimos agregan verticalidad a los niveles. Por consiguiente, tienes plena libertad para elegir cómo desarrollar la actividad. ¿Quieres entrar por la puerta principal a tiros sin importar las sorpresas que aparezcan dentro? Adelante. ¿Deseas ser sigiloso y analizar previamente las zonas de menor peligro? Hackea las cámaras del lugar, identifica los peligros y entra sin dejar rastro. Son solo un par de ejemplos de las múltiples opciones que tienes para completar la misión.

Watch Dogs: Legion

Si a lo anterior sumamos las múltiples formas de interactuar con el escenario, la diversión se multiplica. En los niveles podrás encontrar cámaras, drones de vigilancia, puertas, trampas electromagnéticas e incluso vehículos estacionados que puedes vulnerar a la distancia con el smartphone del personaje, entre otras. Vaya, incluso puedes enviar mensajes a los móviles de los enemigos para distraerlos. Así pues, por la variedad de personajes, habilidades, gadgets y objetos con los que es posible interactuar, no es exagerado decir que el límite para completar una misión es tu creatividad. Nada se siente desaprovechado y, en mi opinión, es un logro tremendo por parte de Ubisoft Toronto. Todo puede parecer abrumador al comenzar Watch Dogs: Legion, no obstante, el título ofrece las explicaciones suficientes para entender la jugabilidad rápidamente. Con la práctica y con el paso de las horas tendrás el dominio de todo.

Más allá de lo que representa todo el tema de jugar con múltiples personajes, el resto de mecánicas se comportan de una manera similar a Watch Dogs 2. El sistema de coberturas está de regreso y funciona excelente, independientemente de si las estás usando para cubrirte de las balas o para evitar ser visto por los adversarios. Y hablando de los tiroteos, el gunplay transmite sensaciones positivas, salvo por el comportamiento de los enemigos. Desafortunadamente, el desempeño de la inteligencia artificial es uno de los pocos inconvenientes de Watch Dogs: Legion. Quitarte rivales del camino no es nada complicado, menos aún cuando optas por el sigilo. La manera de ser observado es que te encuentres frente al rival a una distancia muy corta. De no ser así, tendrás camino libre para cumplir tus propósitos.

Otra asunto que considero deficiente es el sistema de combate cuerpo a cuerpo. Su funcionamiento depende de tres botones (atacar, esquivar o romper defensa enemiga) y los movimientos de cualquier personaje, además de sentirse lentos, siempre son los mismos. La verdad es que este tipo de enfrentamientos son aburridos y preferí evitarlos siempre que fue posible. La buena notica es que los tropiezos descritos anteriormente no se repiten con el uso de gadgets y otros elementos. La jugabilidad de vehículos, drones, arañas robot, cámaras y demás equipos tecnológicos, es sumamente divertida. Puedes completar misiones únicamente usando gadgets y sin disparar una sola bala.

Watch Dogs: Legion

Watch Dogs: Legion, pese a no integrar un sistema de progresión tan complejo como el de otras franquicias de Ubisoft, sí te permite hacer upgrade a tus armas y gadgets. Para ello haremos uso de los Puntos de Tecnología, que sirven como una moneda para adquirir toda clase de mejoras y habilidades. Los puntos se consiguen tras completar misiones o buscándolos en el escenario —se marcan en el mapa—. Al disponer de un ejército de personajes no es necesario que cada uno progrese de manera individual. Las mejoras que compres se comparten entre todos los miembros de DedSec, evitando así un caos en la progresión.

¿Cuál es la experiencia de Watch Dogs: Legion fuera de la historia?, ¿qué nos espera en el mundo abierto de Londres? Dejé este apartado casi para el final porque era importante que antes conocieras cómo funciona la progresión, el reclutamiento y el resto de mecánicas del juego, que son los pilares de todo. Si te gusta distraerte en los objetivos secundarios, el título no te va a defraudar. La cantidad de tareas que puedes realizar es enorme y agrega muchas horas adicionales a tu aventura. Los distritos tienen tareas como deshacerte de la propaganda de Albion, eliminar enemigos VIP, rescatar prisioneros valiosos o sabotear sistemas, por mencionar solo algunas.

Estas misiones se agrupan por distrito, de tal manera que, al completarlas, liberarás el territorio y recibirás grandes recompensas —incluyendo el acceso a misiones más complejas—. Asimismo, reclutar personajes en distritos liberados será más sencillo, pues muchos de sus habitantes se mostrarán agradecidos con las acciones de DedSec y tendrán la disposición de rebelarse ante el sistema. En Londres verás bares para echar un trago, tableros de dardos para probar tu puntería, tiendas para comprar vestimentas y hasta balones de fútbol para romper tu propio récord de dominadas. Por si fuera poco, existe un sistema de contratos a través de los buzones de entrega de la ciudad.

Watch Dogs: Legion

Créeme, la variedad de contenidos que ofrece Watch Dogs: Legion es intachable. Y todo crecerá el próximo 3 de diciembre, día en que liberarán el multijugador en línea. Según Ubisoft, será una experiencia independiente que podrás disfrutar en compañía de otros tres jugadores. Londres tendrá nuevas misiones cooperativas, desafíos exclusivos, operaciones tácticas y, desde luego, la posibilidad de recorrer el mundo abierto con amigos. Aunado a lo anterior, podrás comprar el Pase de Temporada en los próximos meses, aunque todavía desconocemos su precio.

No podía finalizar este análisis sin hablar del apartado audiovisual. Ubisoft Toronto explotó al máximo las consolas actuales con una ambientación que, además de presentarse en un mapa de gran tamaño, da lugar a todo tipo de detalles visuales que no pasan desapercibidos. La puesta en escena lograda es sublime, y realmente se siente como una ciudad del futuro en constante movimiento. Cabe mencionar que las zonas más emblemáticas de la capital británica tienen presencia en Watch Dogs: Legion. Piccadilly Circus, el Parlamento del Reino Unido o el palacio de Buckingham, todo está ahí. Respecto a la música, la compañía recurrió a un soundtrack licenciado con canciones de la actualidad. En noviembre comprobaremos si el parche next-gen realmente aprovecha las consolas de próxima generación. La promesa es ofrecer resolución 4K y Ray Tracing.

Conclusión

9
10

¿Es Watch Dogs: Legion el juego definitivo de la saga? Sí, totalmente. Nadie puede negar que la franquicia siempre tuvo un potencial enorme, pero esta es la primera vez que lo aprovechan a este nivel. Ciertamente, todavía tienen un margen de mejora que pueden alcanzar en el futuro, sin embargo, no cabe duda que necesitaban dar un paso al frente para convertir a Watch Dogs en algo más que una simple promesa, y por fin lo hicieron.

Lo más sobresaliente del título es la propuesta de jugar con los personajes que queramos y, por supuesto, la manera en que el diseño de niveles permite explotar esa idea. Esa sensación de libertad para completar misiones a tu manera pocas veces se logra. Hackear casi cualquier equipo electrónico que te encuentras es muy, muy divertido. Por su parte, la ciudad de Londres ficticia presume una ambientación digna del cierre de la actual generación.


Pros

  • La idea de jugar con cualquier personaje se ejecuta de excelente manera
  • Las mecánicas de 'hacking' son muy divertidas
  • Notable diseño de niveles
  • La libertad de completar las misiones a tu manera
  • Variedad de contenidos
  • Ambientación excepcional

Contras

  • La historia puede llegar a ser predecible
  • Inteligencia artificial deficiente