análisis

Trials Rising

- Mar 5, 2019 - 19:03 (CET)

Ficha técnica

  • Desarrollador: Red Lynx
  • Publisher: Ubisoft
  • Género: Conducción Arcade
  • Plataformas: PS4, Xbox One, Nintendo Switch y PC

Han pasado casi 20 años desde que el primer Trials hizo su debut en el navegador, comenzando así a una de las sagas más populares y queridas por los aficionados de la conducción arcade. La industria de los videojuegos ha cambiado mucho desde aquel entonces, sin embargo, Red Linx ha sabido adaptarse a los tiempos modernos sin cambiar las bases que los catapultaron a la fama. Trials Rising mantiene las mecánicas clásicas de la franquicia, pero agrega componentes de la actualidad como las loot boxes.

Innovar en una una nueva entrega de Trials siempre ha sido una tarea complicada. Sin embargo, Red Lynx ha sido capaz de encontrar nuevas fórmulas para perfeccionar una saga tan divertida como desafiante. Trials Rising es un título que se adapta a la época moderna de los videojuegos, y lo hace agregando todo tipo de novedades para que los jugadores se mantengan enganchados durante mucho tiempo. Además, puede ser disfrutado por todo tipo de público, desde los veteranos con amplia experiencia hasta los novatos que se inician en el motocross virtual.

Trials Rising mantiene el objetivo principal que ha distinguido a la franquicia desde sus inicios: llegar a la meta en el menor tiempo posible. No obstante, en el camino nos encontramos con todo tipo de obstáculos: pendientes casi verticales, rampas que te hacen volar por los aires y caídas espectaculares. Probablemente lo que más destaca en esta obra es el diseño de niveles; cada uno tiene retos distintos que desafían nuestra habilidad con el mando.

Es obligatorio aprender a dominar el manejo de la moto y entender su física, de lo contrario tendrás más dolores de cabeza que entretenimiento. Para los novatos esto podría resultar poco alentador, pero el estudio finlandés ha incluido un tutorial bastante completo para explicar las mecánicas principales. Tras unas horas de práctica cualquiera puede dominar la jugabilidad y comenzar su aventura entre las modalidades disponibles.

En primer lugar está el modo carrera. Sin duda alguna, es el más completo e interesante de todos. No solo nos ofrece el objetivo de completar cada pista en el menor tiempo posible, también se pueden seleccionar contratos y variar los desafíos. Por ejemplo, algunos nos retan a realizar acrobacias en el aire mientras saltamos rampas, mientras que otros nos proponen limitar el número de reapariciones al sufrir una caída. De esta manera, el jugador tiene experiencias múltiples en un mismo nivel, asegurando la rejugabilidad de las 120 pistas.

Trials Rising incluye algunas modalidades multijugador para los que prefieren disfrutar el título en compañía de amigos. Tándem es entretenimiento en su máxima expresión, ya que dos personas tienen el control de una misma moto y resulta fundamental coordinarse para llegar al final. Por su parte, el modo Fiesta nos invita a enfrentarnos contra tres jugadores de manera local. Si deseas una experiencia más desafiante contra oponentes de todo el mundo, en el online podemos competir con otros jugadores en tres pistas para conseguir el mayor puntaje.

Por supuesto, jugar nos otorga puntos para incrementar nuestro nivel. El sistema de progresión en esta entrega no tiene mayor complejidad; al llegar a la meta, dependiendo el desempeño, el juego nos otorga una calificación que puede extenderse hasta el difícil oro. Si no estamos contentos con el resultado, siempre es posible reiniciar la pista e intentarlo de nuevo hasta obtener la máxima nota. Esa es precisamente la magia de la saga Trials, el intentar superarnos a nosotros mismos una y otra vez.

¿Qué se obtiene al subir de nivel? Nos espera una cantidad abrumadora de opciones de personalización para el personaje y la moto. Cascos, camisas, guantes, pantalones y zapatos, todo se puede modificar para darle un estilo único al motociclista. La moto no se queda atrás, incluso es posible cambiar el aspecto de cada parte hasta encontrar una que se ajuste a nuestro gusto personal, las combinaciones son prácticamente ilimitadas.

Trials Rising evoluciona a los tiempos modernos de los videojuegos con la incorporación de loot boxes (cajas de botín). Sin embargo, el jugador no debe preocuparse, pues solo contienen objetos cosméticos que no interfieren en la experiencia jugable. Si en algún momento obtenemos un objeto repetido se puede vender a cambio de monedas digitales, las cuales sirven, a su vez, para comprar otros accesorios visuales.

La obra de Red Lynx termina por brillar es en el creador de pistas. Los jugadores pueden explotar su creatividad e imaginación editando sus propios niveles. Lo más interesante es la posibilidad de compartirlos con el resto de la comunidad, o descargar las creaciones de otros usuarios. Afortunadamente, el estudio ha trabajado en que esta característica tenga soporte para crossplay. En consecuencia, una persona que lo disfruta en PC tiene acceso a las pistas creadas en consolas, por mencionar un ejemplo. Prácticamente el contenido de Trials Rising se vuelve ilimitado.

Pasando al apartado técnico, en Hipertextual tuvimos la oportunidad de disfrutarlo en sus versiones de Nintendo Switch y PlayStation 4. En la consola híbrida se notan inmediatamente las carencias técnicas del hardware, desde la calidad de texturas hasta la falta de algunos objetos en las pistas. Lo anterior no significa que sea malo, pero está lejos de igualar al resto de plataformas. Estas últimas exponen una calidad visual a la altura de la actual generación. La gran atención a los detalles se aprecia en cada rincón del juego, empezando por el modelado de elementos y terminando en los fantásticos fondos inspirados en localizaciones reales. Respecto al audio, se ha incluido una amplia variedad de música de diversos géneros para amenizar la aventura.

Conclusión

8
10

En general, Trials Rising es un producto bastante completo que recomendamos ampliamente. Los veteranos de la saga no quedarán decepcionados, nuevamente se ofrecen algunas novedades interesantes que justifican la compra y que causarán muy buenas sensaciones a los recién llegados a Trials.

Como se mencionó anteriormente, innovar en esta franquicia debe ser todo un reto para el equipo creativo con sede en Finlandia, no obstante, *han sabido adaptarse a los tiempos modernos sin sacrificar la identidad que los llevó al éxito.


Pros

  • La variedad de pistas y sus diferentes retos.
  • Los contratos aseguran la rejugabilidad de la campaña.
  • El creador de pistas puede explotar tu creatividad.
  • Es posible descargar los niveles creados por la comunidad.
  • El grado de personalización es inmenso.
  • Las loot boxes solo ofrecen objetos cosméticos.
  • La atención al detalle de cada pista.

Contras

  • Las modalidades en línea son escasas.
  • El apartado técnico no destaca en la Nintendo Switch.