análisis

The Boxtrolls

- Oct 1, 2014 - 18:59 (CET)

Ficha técnica

poster-the-boxtrolls

Título original: The Boxtrolls
País: Estados Unidos
Año: 2014
Dirección: Graham Annable y Anthony Stacchi
Guión: Irena Brignull y Adam Pava
Novela: Alan Snow
Reparto: Ben Kingsley, Isaac Hempstead Wright, Elle Fanning, Jared Harris, Nick Frost, Richard Ayoade, Tracy Morgan, Dee Bradley Baker, Steve Blum.
Género: Animación, aventura y comedia
Web Oficial: The Boxtrolls

El stop-motion parece tener en The Boxtrolls un muy buen portavoz. Si algo caracteriza a esta película del estudio Laika es que en lo visual es exquisita. Para el estudio, con sede en Oregon, The Boxtrolls es su tercer largometraje. Son los creadores nada menos que de Coraline y ParaNorman.

The Boxtrolls es una fiesta visual, llena de detalles hermosos y muy bien realizados. Los escenarios, el pueblo donde se desarrolla esta historia llamado: Cheesebridge un inmenso trabajo y eso sí, muy, muy agradable. El diseño de los personajes es impecable y sin embargo hay uno (muy ligado al malo) que raya en lo grotesco. No se trata de ningún Boxtroll que resultan adorables, sino que tiene que ver con un exceso que dieron los creadores al personaje villano y que a mi parecer es innecesario.

¿Pero qué o quiénes son los Boxtrolls? Lo podemos saber en los tráilers presentados durante este año, anticipando el estreno que se ha dado lugar en estas fechas. El estreno variará por país, pero es durante el mes de octubre que The Boxtrolls invadirán la pantalla grande. Estos seres son criaturas que viven bajo tierra y se visten con cajas de cartón, que a su vez les da identidad. El ingenio con que están creados es de notar, así como su forma de vida tan peculiar y divertida.

El lugar donde viven los Boxtrolls es bajo la ciudad de Cheesebridge. Ellos utilizan todo lo que los ciudadanos desechan, convirtiendo sus cuevas en un abrigador refugio lleno de artilugios, amistad, construcción y compañerismo. La vida en la superficie no es segura para ellos ya que se ha corrido el rumor de que estos trolls son peligrosos y son buscados por los exterminadores de Boxtrolls, en donde el villano es el cabecilla de estos.

boxtrolls_big

Todos los habitantes de la ciudad también tienen perfecto aspecto, se adentra muy poco en ellos pero aún así son impecables. De la superficie sólo conocemos a muy pocos personajes, sin embargo son muy interesantes con sus oficios, sus costumbres y que comparten su aversión y miedo por los Boxtrolls.

Los directores Graham Annable y Anthony Stacchi se encargaron de realizar una historia sencilla en la que Eggs (a quien le da voz Isaac Hempstead Wright, actor que interpreta también a Bran en Game of Thrones) es el nombre del único ser humano que ha aceptado a los Boxtrolls, pero es porque sabemos que él se crió con ellos e incluso se considera así mismo un boxtroll. La historia de por qué este niño se encuentra con ellos se desmaraña en la cinta y el resultado es encantador.

the_boxtrolls_caracteres

Así pues, tenemos a los personajes del pueblo, a todos los Boxtrolls y a Eggs, este último comparte aventuras con Winnie, una niñita de la superficie. A decir verdad este personaje es uno de los pocos complejos y redondos. Su corte aristocrático, su posición de hija única y la relación con su padre, que resulta ser el cabecilla de la ciudad, dan un abanico de situaciones que dan muy buen sabor a la cinta.

El papá de Winnie es un personaje muy curioso, testarudo y totalmente centrado en su posición social y por sobre todo en los quesos, sí, todo en materia de quesos, le da voz Jared Harris. A decir verdad en Lord Portley-Rind se centra una gran crítica social, que aunque diluida en la trama no pero eso menos poderosa.

En el lado antagónico, resulta muy creíble el móvil de Archibald Snatcher (la voz es de nada menos que de Ben Kingsley) sin embargo, como decía es llevado a un exceso innecesario. Sus tres ayudantes, ya que son los exterminadores de Boxtrolls, dan el toque de humor necesario y hasta podría decir escaso en el resto de los personajes. Es de señalar que la única canción que se canta durante la cinta (porque no es un musical) e interpretada por el villano está sobrada, es decir no era necesaria, no es agradable y resulta excesiva.

The Boxtrolls resulta una gran opción para verla en cine. Como se dijo, en lo visual todo es un acierto. El resultado del trabajo de Laika es muy notable y con una gran atención en el detalle. Siempre he creído que es un tanto injusto comparar una obra con otra, que es la misma obra la que debe hablar por sí, sin embargo de los tres trabajos de Laika, The Boxtrolls se queda corta si se compara con Paranorman, en donde los personajes son mucho más redondos, el humor fresco, la trama y el mensaje complejos, cosa que sucede a medias en The Boxtrolls.

The Boxtrolls HD Wallpapers

En cuanto a la historia, la sencillez no está peleada con lo profundo y aunque The Boxtrolls cumple la primera parte, a lo segundo se acerca muy poco. Claro que hay lecturas en la narración complejas pero no por eso entrañables o que alcance a ser referencia en los niños, pero sobre todo en los adultos a los que resultará una aventura divertida y muy poco más que eso. Algunos detalles en la historia -y muy importantes- no son resueltos del todo y nos pide un salto de credibilidad que es difícil dar, en concreto con el personaje principal de Eggs del que no se resuelve del todo su desarrollo y cómo sin contacto con el exterior puede integrarse con muy pocos problemas.

Conclusión

7.5
10

El estudio Laika está realizando un gran trabajo en sus largometrajes y en la calidad de sus cintas. The Boxtrolls, el tercero en su haber después de Coraline y ParaNorman, aunque se trata de una película muy bien realizada, entretenida, hermosa en lo visual, queda un tanto corta con respecto a sus predecesoras. Sin embargo The Boxtrolls resulta una cinta bella, con personajes adorables. En lo que respecta al villano se le dota con un sólo matiz y no logra salir de ahí e incluso se lo lleva al exceso.

Laika es ya un estudio muy importante, que tiene como eje el stop-motion y eso solo es para agradecerse, además sabemos que este estudio utiliza tecnología en impresión 3D para realizar sus personajes, pero aún con esto todo se retoca a mano. Lo que vemos en pantalla no es otra cosa que obras de arte. Con esta cinta, el stop-motion demuestra que está muy lejos de convertirse en una técnica para romanticistas del cine y más bien una técnica que se reinventa, que sigue en pie y que puede ofrecer grandes producciones.

Una nota importante: quédate al final de los créditos.


Pros

  • Animación stop-motion
  • Diseño de personajes
  • Los Boxtrolls y su hábitat
  • Escenarios con inmensos detalles

Contras

  • Villano llevado al exceso
  • Pocos personajes redondos
  • Algunos aspectos poco explicados y creíbles