análisis

Surface 3

- May 6, 2015 - 20:00 (CET)

Ficha técnica

Surface 3

surface-3

  • Procesador: Atom x7-Z8700
  • Dimensiones: 267 x 187 x 8.7 mm
  • Pantalla: 10.8" CrealType LCD 1920x1280 con soporte a Surface Pen
  • Peso: 622 g
  • Memoria RAM: 2GB / 4GB
  • Almacenamiento: 64GB / 128GB
  • Conexiones: USB 3.0, Mini-DisplayPort, microSD, Micro USB para cargar, 3.5mm Jack
  • Software: Windows 8.1 con un año gratis de Office 365 (1TB)
  • Cámara: 8MP y 3.5MP frontal

La Surface Pro 3 ha tenido una muy buena acogida. Crece la familia Surface y su nuevo miembro es una nueva tablet con capacidades de portátil a precio asequible. ¿Cómo de buena es la implementación de este nuevo concepto?

Microsoft es una empresa de software y de servicios para profesionales y consumidores, pero hacen un hardware fantástico. No hay duda en ello.

La primera Surface era un concepto atractivo con una mala implementación, Windows Phone y su ratio de pantalla no lo adecuaban como una tablet "para las personas que hacen", frase empleada por la empresa como campaña publicitaria. Con la Surface 3 Pro todo cambió: era una tablet, sí, pero podría suplir a casi cualquier portátil, incluso en el ámbito profesional gracias a su potente hardware y accesorios.

Tal vez no todo el mundo necesite esa potencia. Muchos de los potenciales clientes que espera Microsoft necesitan un dispositivo portátil, ligero, de calidad y que les ofrezca poder navegar, responder emails y trabajar en Office apoyados en la nube. Ese es el objetivo a cumplir de la Surface 3: ser una buena tablet con las posibilidades de un portátil ligero y sin grandes compromisos.

La Surface 3 ha hecho que plantee este análisis de una forma no convencional. Siempre valoro la implementación y calidad de lo que analizo, pero nunca he dudado de su propósito. Unos auriculares son unos auriculares y un smartphone es un smartphone. La Surface es una tablet que te ofrece la funcionalidad de un portátil, y por eso voy a valorar primero la implementación del concepto (diseño, rendimiento etc.) y luego el concepto en sí.

Empezamos con el hardware de la nueva Surface y sus mejoras en diseño. Al final de la reseña podrás encontrar mi valoración del concepto 'Surface'.

Surface-3-10

Diseño y materiales

La Surface 3 no va a sorprender a nadie y es una evolución de la Surface 3 Pro que, dada su popularidad, me parece una correcta decisión.

Surface-3-9

Tiene el mismo cuerpo de magnesio que la versión Pro. No tiene el feel del aluminio anodizado pero es una excelente alternativa, además ofrece un mejor agarre. Me gusta mucho el material empleado que he de suponer sea más barato que el aluminio, pero ofrece una sensación y calidad muy superior al plástico.

Microsoft ha realizado un gran trabajo en la calidad de diseño y construcción de la tablet y todos los accesorios que la rodean: Es un diseño honesto e inteligente. El stand que se abre y se apoya para usarla como portátil es de calidad, muy estable, rígido y aprovecha el ángulo que tiene la tablet para que se apoye a la perfección en una superficie plana. El stand, a diferencia de la Surface 3 Pro, sólo tiene tres ángulos de inclinación, pero en la semana que llevo con ella no me ha supuesto ningún problema y, salvo cuando he querido usarla encima de mis piernas, ha cumplido a la perfección.

Surface-3-15

La mayor diferencia es que el ratio de aspecto de la pantalla ha pasado de los 16:9 de la Surfaces previas a un más conveniente ratio 3:2. 16:9 ofrece una mala experiencia en portátil, y una nefasta en tablet. Es demasiado larga y navegar por la web no es cómodo. Este nuevo ratio me gusta mucho más tanto en modo tablet como en modo portátil.

Los altavoces son estéreo y frontales. Su diseño es muy inteligente: no ocupan apenas espacio, no comprometen el diseño del frontal y suenan bastante bien para ser una tablet. A la hora de ver películas o jugar es una gran mejora respecto a tablets como el iPad.

Surface-3-16

Cuenta con conector mini Display Port y un USB 3.0. Que incluya el DisplayPort en lugar del HDMI me parece una gran decisión, es más conveniente para conectar en un monitor y ocupa menos espacio. Es una tablet para trabajar más que para conectar a la TV y ver películas, al menos eso es lo que siempre da a entender Microsoft. Su línea de productos es para las personas que hacen.

Surface-3-3

Si hay que sacar una pega al diseño de la Surface 3 es el microUSB en lugar de un USB-C para cargar el dispositivo. Lo bueno es que la podrás cargar con cualquier cable que seguramente tengas ya en casa, pero la potencia que suministran estos cargadores es limitada, y sabiendo que la tablet es casi un portátil me parece que hubiera sido una mejor decisión implementar el USB Type-C como puerto multifunción y de carga. Además se podría eliminar el puerto DisplayPort. Es decir, 2 USB-C son mejor que un USB, un MicroUSB y un DisplayPort.

Hardware

La gran diferencia entre la Surface 3 Pro y la Surface 3. La versión Pro fue muy popular ya que, sin lugar a dudas, podría reemplazar totalmente el portátil de cualquier usuario independientemente de sus necesidades.

PROCESADOR

La Surface 3 cuenta en su interior con el mejor Atom que hay en el momento, el x7-Z8700: un procesador de cuatro núcleos con 14nm de proceso de fabricación a una frecuencia base de 1.6Ghz con un turbo de 2.4Ghz. Mi unidad era la versión con 4GB de RAM y 128GB de almacenamiento, por lo que mi análisis será basado en ese sistema.

No quiero que sea un artículo sobre benchmarks y rendimiento, pero la CPU en las pruebas que he realizado está a la par de las mejores CPU ARM que hay. Pero se queda en eso, es una CPU con un rendimiento más parejo al de una tablet que un portátil.

Surface-3-12

La Surface 3 Pro es una tablet-portátil con CPU de portátil y la Surface 3 es una una tablet-portátil con CPU de tablet.

El rendimiento de la tablet es suficiente, pero no bueno. Todo carga más lento, no es desesperante mas sí apreciable si pasas de un portátil potente a la Surface 3. Pero no creo que sea un punto negativo de la tablet, pese a que no se sienta del todo rápida cuando es usada como un PC con muchas aplicaciones abiertas, sí que ofrecerá una buena experiencia de usuario para el uso no profesional.

El Atom no llega al rendimiento del Core M, pero el mayor problema lo he tenido con su almacenamiento eMMC. Es muy lento, más que un buen disco duro tradicional en lectura y escritura. Los tiempos de acceso al disco son decentes, pero es el mayor cuello de botella de la Surface 3. Está muy lejos del rendimiento del SSD de la Surface 3 Pro.

La GPU integrada es bastante pobre en rendimiento y sólo podrás jugar a videojuegos antiguos que no demanden apenas rendimiento. Cuando he sentido la tablet lenta era porque estaba escribiendo algo en el disco duro, algo que no me pasaba en los últimos ¿7 años?

  • Pequeña nota. He usado la Surface 3 el 99% del tiempo en modo portátil, en modo tablet nunca he notado que fuese lenta.

PANTALLA

El ratio 3:2 de la pantalla me ha encantado. Es el sweetspot para un dispositivo como la surface. En 16:9 ver páginas web en modo portátil era una experiencia pobre, y en tablet también. No tenía sentido, sólo ofrecía ventajas a la hora de ver películas. Pero nadie se compra una Surface para ver películas. 3:2 es perfecto a mi criterio. Ofrece un tamaño de pantalla más ancho y compensado en tablet y más información en la web cuando se usa a modo portátil.

Surface-3-7

La pantalla es más pequeña que la Surface 3 Pro, esto se traduce en una mejora como tablet y, tal vez, una contra al usarse como portátil. Pantalla y rendimiento van unidos coherentemente. Pero ese tamaño de pantalla me ha gustado mucho cuando he ido a escribir con la Surface a alguna cafetería, es bastante ligera, cómoda y ofrece el suficiente espacio en pantalla como para poder desarrollar tu trabajo diario sin grandes problemas. Para mí es suficiente como portátil.

El panel tiene una resolución de 1920x1280 con 217 pixeles por pulgada. Tiene un brillo muy alto, por lo que nos servirá correctamente en cualquier situación, un contraste decente y una reproducción de color bastante buena. No llega a la calidad de pantalla de un MacBook retina por ejemplo, pero es infinitamente superior a la de cualquier portátil de ese precio.

  • El único problema que tengo con la pantalla es que tiene alguna fuga de luz en los bordes. Puede ser mi unidad y el problema no es excesivo.

BATERÍA

La he usado algo más de una semana casi a diario. En mi uso con diferentes tareas y condiciones de luminosidad ambiental (mayor brillo), nunca he obtenido menos de 7 horas de uso. La sensación que tengo es que la batería duraba casi como el MacBook Pro retina que suelo usar a diario. Sin sorpresas en este apartado. De nuevo, tiene mejor batería que un portátil de este precio.

Accesorios

Me han sorprendido todos y cada uno de los accesorios que he podido probar de la Surface 3. Son de una calidad inmensa y están diseñados de manera inteligente.

Surface-3-6

  • Type Cover: es caro. Mucho. $130 por una funda teclado, pero creo que tiene justificación. El recorrido de las teclas es bastante amplio para el poco espacio que hay disponible y teclear en él es cómodo y agradable. Ha sido una grata sorpresa, ya que suelo odiar este tipo de teclados, no está lejos de la sensación táctil de un teclado de portátil. La textura de la funda es aterciopelada y muy agradable. El único pero es que cualquier mancha por mínima que sea quedará por siempre ahí. Tal vez el material de las Smart Cover tenga un tacto y feel menos premium, pero no es tan vulnerable a las manchas.

  • Dock Station: de nuevo, muy caro. Aquí diría que demasiado. Es un hub de puertos y un excelente soporte, y la circuitería y los materiales son caros, pero el cliente final está pagando $200 para tener un portátil con puertos. Es excesivo, aunque es una gozada llegar a casa, anclar la surface y tener un ordenador de sobremesa al instante. En este sentido es más cómodo que conectar un portátil a pantalla, teclado, ratón etc. Es un Dock de portátil para la Surface 3. Es fantástico, pero el precio es excesivo.

  • Cargador: sí, estoy dedicando unas palabras al cargador de la Surface 3. Es sublime. En serio, es el mejor cargador micro USB que podrían haber creado. Robusto, elegante, perfectamente construido y con un indicador led. Es anecdótico tal vez, pero es el mejor resumen de lo que opino de la Surface 3: es un producto de calidad. Me encantan los productos bien hechos aunque no encajen en mi vida.

  • El lápiz: muy bueno y bien diseñado. Es preciso y los niveles de presión son una gran adición, aunque nunca he sentido la posibilidad de usarlo en mi flujo de trabajo diario. Para los estudiantes de ingeniería es algo fantástico poder dibujar fórmulas o subrayar pdfs.

El concepto

La implementación de la Surface 3 me parece muy buena, pero el concepto me crea más dudas. La Surface 3 es una tablet que no tiene ninguna mejora con respecto a las mejores tablets del mercado y como portátil está lejos de competir contra los mejores. No solo por hardware, también en diseño.

Gracias al nuevo ratio de aspecto usar la Surface 3 como tablet ya no es tan horrible como con la Surface 3 Pro, es el mayor acierto de esta iteración del producto. El problema es que nunca encontré sentido a usarla como tablet, culpa del sistema operativo, mi patrón de uso y de la implementación como tablet.

Windows 10 creo que cambiará esto y las opciones Metro/Escritorio estarán mejor unidas es un SO más homogéneo. Mi experiencia con Windows 8.1 en la Surface 3 es la de tener un ordenador portátil con pantalla táctil. No disfrutaba leyendo artículos con ella como lo hago en las tablets convencionales, además era más pesada y engorrosa de usar.

Surface-3-14

La falta de aplicaciones también han sido un impedimento para que pudiese disfrutar con ella, pero eso depende de cada persona. Como tablet, para mí, sigue sin cumplir pese a las buenas decisiones de diseño para solucionarlo.

Como portátil sí que me gusta. Si la usas sobre una mesa es fantástica, portable, silenciosa, con una buena pantalla y un gran teclado funda. Por el precio que tiene, aunque el hardware sea menos potente la Surface es muchísimo mejor portátil que un portátil muy barato. La calidad de construcción y diseño son excelentes en comparación a un portátil de bajo costo.

Pero hay un problema. El precio base de la Surface 3 se va incrementando muy rápido si queremos que sea un portátil competente:

  • Precio base de la Surface 3: $500
  • Añade $100 si quieres 128GB y 4GB de RAM
  • Añade $130 por la Type Cover. Necesaria para poder usar tu Surface como portátil.
  • Añade $200 por la Docking Station para usar la Surface como un portátil conectado a una pantalla externa.

Más de $900 cuesta la Surface 3 que he estado probando estos días. Está ya muy cerca de lo que cuesta un buen portátil y es peor en varios aspectos.

  • El teclado del portátil te permite usarlo apoyado en tus muslos.
  • Las conexiones no dependen de un Dock.
  • Es más potente y tiene más opciones de almacenamiento.

  • Creo que el dock y las conexiones extra no son necesarias si ya dispones de un equipo en casa y quieres uno en movilidad. El problema es que no tenga USB-C.

Al final queda un producto en tierra de nadie si de verdad queremos que sustituya a nuestro portátil como equipo único, siendo entonces más adecuada la Surface 3 Pro. El concepto me crea dudas, pero entiendo que guste. El precio de los accesorios es muy elevado, aunque su calidad sea excepcional, y hace que el sueño de ser el portátil económico y portable perfecto se vaya desvaneciendo.

Para los estudiantes y usuarios que trabajan on-the-go con Office y Windows me parece un gran equipo si ya tienes otro más potente encima de la mesa de tu oficina y casa. Creo que la Surface 3 con la Type-Cover merece la pena, pero no si vas a comprar todos los accesorios y hacerla tu equipo principal. Compra un buen portátil para eso, serás más feliz.

Conclusión

7.5
10

Me encanta el concepto de un portátil super ligero y compacto aunque se comprometa su potencia. No todo el mundo la necesita. Pero todavía tengo mis dudas sobre si lo correcto es que sea una tablet con capacidades de portátil.

No obstante, si te atrae el concepto Surface la Surface 3 te va a gustar. Las dimensiones y el ratio de aspecto de la pantalla son mucho mejores que en la Surface Pro 3 y su precio la hace más accesible para los usuarios que no demanden una gran capacidad de desempeño. El problema es que si queremos sustituir a nuestro portátil u ordenador por completo, dependeremos de varios accesorios bastante caros. Son caros porque son muy buenos, pero el paquete hace que el precio se dispare y se enfrente directamente a portátiles más potentes y mejores.

Como tablet no convence pese a los ajustes de diseño, y como portátil queda por detrás de las opciones de más de $1000 debido al sobrecoste de los accesorios. No obstante si quieres una tablet para trabajar en Office y tener todas las posibilidades de un sistema de escritorio la Surface 3 será excelente para ti.

Microsoft ha mejorado el diseño de su Surface para que sea mejor portátil y mejor tablet. Aunque dude del concepto, y me sienta incómodo usándola como tablet, no tengo reparos en recomendarla si te gusta la experiencia Surface. Es un gran producto, pero es una pena que los accesorios, necesarios, hagan crecer tanto el precio de la tablet para que sustituya a tu portátil.


Pros

  • El ratio de pantalla 3:2 es una gran decisión de diseño.
  • La calidad de materiales es buena.
  • Los accesorios son fantásticos en diseño e implementación.
  • Es un buen equipo en movilidad con suficiente potencia para realizar tareas cotidianas.

Contras

  • Comprando todos los accesorios el precio sube demasiado para lo que ofrece.
  • He sido incapaz en una semana de disfrutar de la Surface 3 como tablet.
  • Almacenamiento eMMC muy lento.