Star Wars Battlefront II
análisis

Star Wars Battlefront II

Por 20/11/17 - 18:36

Ficha técnica

  • Desarrollador: EA DICE.
  • Distribuidora: EA.
  • Plataformas disponibles: PC, PlayStation 4 y Xbox One.
  • Género: Acción, FPS.

Star Wars Battlefront II llegar para resarcirse del pasado y lo hace en mitad de la tormenta de los micropagos que han nublado el debate sobre un título que cumple sobradamente con lo que promete: dar al fan de Star Wars y al jugador ocasional un juego a la altura de los grandes multis del panorama.

No se puede decir que EA haya empezado con buen pie el año. Algunos de sus blockbusters han sido puestos en entredicho. Mass Effect no salió como el público esperaba, el nuevo Need For Speed tampoco ha terminado de levantar el vuelo y las cosas no pintaban para la salida de Battlefront II. Sea como fuere, veníamos de un magistral en todos los sentido Battlefield 1, y la esperanza en el buen hacer de DICE estaba más que justificada.

El primer Battlefront no cumplió las expectativas. La falta de una campaña para un jugador puso en entredicho el foco multijugador del título, y la lacra falta de contenido inicial obligaron a la compañía a replantearse la estrategia con el juego. El título era especialmente bueno en lo suyo, pero llegó tan troceado que EA tuvo que regalar el pase de temporada a todos los propietarios del juego.

Battlefront II se supone que llegaba para resarcirse de todos estos errores, y en cierta manera lo ha hecho con bastante soltura, añadiendo el toque de polémica que parece salpicar a la compañía en todos los títulos que no llevan el sello de EA Sports. Los micropagos han centrado el debate de un título que, eliminado esta variable de la ecuación, cumple sobradamente con las expectativas pero al que se le ha empañado un futuro más que prometedor.

Si dejamos a un lado la cuestión de los micropagos, tal como ha hecho EA en un ejercicio de volver a tender puentes con la comunidad, Battlefront II cumple en casi todo lo que ofrece, aunque no sobresale en nada más que en aportar un nuevo nivel de realismo en la recreación del universo Star Wars, y en dar una vuelta de tuerca a los modos de juego que habíamos visto en Battlefield, sobreponer un punto arcade, y ofrecer un título que, si sigue por el buen camino, puede tener un gran recorrido en el futuro, porque Star Wars Battlefront II es algo más que micropagos, desbloqueables y cartas de poder.

Por primera vez en la nueva generación Battlefront tiene una campaña. La idea no es para nada mala: poner el foco en el lado oscuro. Es una parte interesante desde el punto de vista de la narrativa desde que lo metemos dentro del canon. Es interesante puesto que cuenta la historia alrededor de la batalla de Endor y la destrucción de la famosísima segunda Estrella de la Muerte (spoiler, final de El Retorno del Jedi). El inicio de la campaña es espectacular en todo los sentidos, y pone de relieve el buen hacer de DICE en este sentido.

Es interesante aproximarse a la historia desde ese punto de vista, del enemigo. De la historia no contada durante 40 años de franquicia en casi todo los soportes, pero ahora nos toca a nosotros ponernos del lado de imperio, manos a la obra, e intentar recuperar parte del esplendor que los rebeldes acaban de destruir, pero siempre llevándonos al lado de los Jedis. En cierto modo es una historia de conversión, de los malo que quieren ser buenos, pero por muy interesante que sea no termina de despegar del todo. Y ese es el mayor problema.

La inclusión de la campaña es un añadido genial, pero como en el caso de Battlefield, y pese a que parece que han puesto empeño en contar una historia diferente, se va disipando conforme avanzan las poco más de cinco horas en las que se puede terminar. Es un añadido, una suerte de regalo para los fans que no está a la altura del resto del juego, del core de Battlefront, que sigue siendo el multijugador.

No obstante hay un detalle que me he sorprendido mucho de la campaña de Battlefront II. En vez de ir a lo cómodo, y llevarnos por zonas conocidas del universo (que las hay) se centra más en el detrás de las escenas. En las factorías del imperio, en la trastienda. En zonas que no habíamos visto nunca en ningún otra obra de la franquicia pero que ayuda a tener un espectro más amplio de los devenires en la galaxia. Es, sin duda, desde el punto de vista canónico, el más interesante de todos los que acompañan a la campaña, y que sin duda hará de las delicias de los fans más acérrimos de la saga:

Además hay un detalles muy interesante que es el caldo de cultivo para ver con mayor profundidad en el futuro de la saga: las transiciones. Es algo que sorprende enormemente cada vez que pasa, pasar de un FPS a tercera persona en un nave, sin cargas, sin cinemáticas hechas con otro motor. En Battlefront II son increíblemente suaves, y aumentan enormemente la inmersión dentro del juego y son, junto con la jugabilidad dinámica de combinar las tres formas de juego que hemos visto en el online, incluyendo batallas especiales, lo más acertado de esta mini campaña que acompaña esta nueva entrega del juego.

No obstante, por muy buen añadido que pueda ser la campaña, en Battlefront, con más medida que en otros juegos como Call of Duty, el core del título de EA sigue siendo el multijugador. Lo cierto es que nosotros ya hemos jugado al título tras el anuncio de los micropagos eliminados, por lo que en este sentido, la experiencia de juego es exactamente igual a que se se encontrará cualquier usuario del título a día de hoy y como se lo encontrará, esperemos, cualquier otro jugador en el futuro.

Por dejar este asunto al lado de una vez, la cuestión no es si EA había abusado o no de las microtransacciones para convertir el juego en un pay-to-win, sino del acierto a la hora de equilibrar esos micropagos. Ahora, y tras escuchar a la comunidad, la compañía ha confirmado que todo el contenido podrá ser desbloqueado in-game, por lo que ahora todo dependerá de la destreza del jugador para con el juego. Tal y como está el juego a día de hoy es, por decirlo de alguna manera, tal como la mayoría de los usuarios se lo imaginaban.

Superado el escollo de los micropagos, y dejada clara la postura de EA en este sentido, todo lo que no queda decir que Star Wars: Battlefront II es un juego que cumple sobradamente con las expectativas. En lo que es bueno, es extremadamente bueno, y solo pierde algo de fuelle en algunos modos de juegos que pasan más desapercibido, y quizás, como apreciación personal, en la gestión de las recompensas o en el modo arcades, que parece que metido con calzador y no tiene coherencia con el resto de la experiencia de juego. Sobre el papel, Battlefront II es un mezcla entre el competitivo y el arcade, pero en este apartado DICE ha encontrado un balance especialmente interesante. No es que tenga la profundidad que tiene un Overwatch en cuanto al tipo de clase y cómo afecta a la jugabilidad, pero tampoco es tan sencillo como un shooter clásico. No está muy claro cuál ha sido la intención de DICE en este aspecto, pero lo cierto es que han conseguido un equilibrio perfecto a la hora de enfocar el juego a un público general sin pretensiones pero dando también un empujón a ese jugador que busca algo más (recompensas, héroes…).

Battlefront II viene cargado de modos de juego. Con seis modalidades distintas, de las que no todas brillan como se esperan, la horas de juego son suficientes como para no echar de menos otro tipo de títulos. Ahora mismo, y tal como están las cosas, Battlefront II es más completo que, por ejemplo Call of Duty en términos de multijugador, por lo que eliminado el tema de microtransacciones no sería justo decir lo contrario. Aunque la mayoría de las veces me he encontrado a jugado al modo Ataque (el clásico 8v8), Estallido (partidas rápidas en CQC) es especialmente divertido para ese jugador ocasional con poco tiempo entre partidas, o Héroes y Villanos que, como su propio nombre indica, nos permite jugar como nuestros personajes favoritos de la franquicia)

No obstante, hay tres modos de juego que en mi opinión son los que sobresalen como el resto y ofrece un gran valor añadido: Asalto de Cazas, el modo de solo vehículos que es, sencillamente espectacular una vez pillado el truquillo a los controles, que quizás sea su mayor escollo para los jugadores ocasiones, aunque es mucho más arcade que otros títulos de la casa como Battlefield.

En segundo lugar, Arcade me parece especialmente divertido aunque está más enfocado al cooperativo, pero recuerda a los juegos clásicos de Star Wars en los que eras tu contra el mundo. No obstante, la joya de la corona es Asalto Galáctico, similar al modo guerra de Call of Duty o, más cercano, a las operaciones de Battlefield 1: un mapa gigante con diferentes objetivos que los equipos de jugadores tendrán que asaltar, destruir o defender, dependiendo de cada momento, es último modo además ofrece todas las ventajas de los anteriores y es, sin duda, el auténtico testigo de Star Wars, con mapas emblemáticos y personajes históricos.

Quizás la única crítica, de nuevo, si dejamos de lado los micropagos, es la poca sensación de progresión y de desbloqueo de recompensas, algo que afectará especialmente al jugador ocasional que no verá su tiempo invertido recompensado de la misma forma que el jugador hardcore del titulo, pues la tasa de conversión de horas en recompensas está muy por encima de las exigencias del jugador medio, algo que también puede ser un contrasentido para la progresión en el tiempo del juego. No obstante, y en cualquier caso, siempre va a ser mejor que el esfuerzo se vea recompensado que el juego bonifique la toma de atajos con micropagos.

Conclusión

7.5
10

Star Wars: Battlefront II, dejando a un lado el asunto de los micropagos ya solucionado por EA, es un juego que cumple sobradamente las expectativas y lo más importante, es extremadamente divertido. Quizás, algunos modos de juego se han quedado a medias, pero sin duda cumplen sobradamente con lo que esperaríamos de un multijugador de este tipo.

Muertos los micropagos, todavía han quedado algunas reminiscencias que empañan la experiencia y es lo que más lastra el juego: Battlefront II requiere una gran dedicación para progresar en el juego y tener recompensas, pero si solo te interesa echar un rato divertido con los amigos, lo que ofrece está muy por encima de la media del mercado de los FPS multijugador.


Pros

  • Sigue fiel a la esencia de Star Wars.
  • La campaña es un regalo para los fans en cuanto a localizaciones.
  • La recreación y el sonido es sobresaliente.
  • Multitud de modos de juegos, aunque no todos brillan por igual.

Contras

  • La campaña es ridículamente corta.
  • Algunos modos de juego están metidos con calzador.
  • El sistema de recompensas es confuso y muy lento.