análisis

Sony MDR-1A

- Nov 25, 2014 - 16:45 (CET)

Ficha técnica

IMG_4519

Tipo de auricular: Dinámico circum aural (40mm) cerrados
Respuesta de frecuencia: 3-100.000 Hz
Sensibilidad (DB/MW): 105 dB/mW
Impedancia: 24Ω
Tipo de cable: extraíble de 1.2m (incluye dos, uno de ellos con control remoto y micrófono para smartphones)
Color: Plata y piel / Negro con detalles rojos

Los auriculares portables son uno de los gadgets que más valoro en mi día a día. Como apasionado de la música valoro la calidad de mis auriculares, pero es difícil encontrar unos que sean portables y no sacrifiquen la comodidad al llevarlos durante horas. ¿Os imagináis que además luzcan genial?

Hay muchas horas de mi día donde la imposibilidad de escuchar música relajado en mi casa tomando un café y unos auriculares grandes y abiertos me obliga a llevar auriculares cerrados y portables. Hoy en día no es extraño ir con auriculares On Ear e incluso Over Ear por la calle, nadie se escandaliza al ver a un joven con sus Beats, está aceptado socialmente y este tipo de auriculares cerrados para escuchar en la calle, bus, metro etc. cada vez tienen más fabricantes centrados en ellos.

Sony ha presentado la evolución de un clásico para los aficionados, el MDR-1R, acometiendo importantes mejoras. Los MDR-1A es la apuesta de Sony de llevar el audio de calidad al público no especializado. Los usuarios quieren auriculares de este tipo y el lógico que puedan tener alternativas a los Beats.

Siempre busco los auriculares con mayor calidad sonora y con el perfil musical que más me gusta dentro de la gama de precio que puedo asumir, pero en el caso de este tipo de auriculares valoro mucho la comodidad y el diseño ya que considero que son atributos igual de importantes, tal vez más, para escuchas prolongadas.

Sony es uno de lo grandes en la industria del sonido y parece que quieren avanzar y calar más aún en el gran público. Para ello Sony ha rediseñado sus auriculares con un look moderno y elegante otorgando a sus cascos un aspecto de auriculares premium de bastante más costo. Pero para que pueda recomendarlos tienen que ser cómodos, tener buenos materiales y diseño, aislar bien del sonido ambiente si van a ser usados por la calle y, finalmente, sonar muy bien. Veamos si estos Sony MDR-1A cumplen con dichos requisitos.

Sony MDR-1 A05

Diseño, confort y calidad de construcción

sony-mdr-1a

En cuanto tuve estos auriculares en mis manos quedé simplemente asombrado, lucen genial. Pese a ser auriculares de gama media tienen uno de los diseños más conseguidos que he visto en auriculares de este tipo. El modelo que he probado, el plata y piel, desprende clase por todos los costados, diseñado por las constantes lineas curvas y la sencillez y rematado por un muy buen acabado.

Los materiales distan de ser premium, los auriculares están hechos de plástico en su totalidad, salvo la diadema que es de un metal ligero pero resistente. Las almohadillas son muy gruesas y cómodas en imitación piel. Son las únicas almohadillas de este tipo de material que me parecen supercómodas: no dan calor y al ser gruesas impiden que las orejas toquen el driver.

Sony MDR-1A 01

Este tipo de materiales, aunque resten robustez, hacen que los Sony MDR-1A sean muy ligeros. Los he llegado a tener puestos durante más de 4 horas y nunca he tenido molestias de cuello, ni he sentido calor en las orejas, ni me ha acabado molestando la diadema. Son, simple y llanamente, los auriculares cerrados de tipo portable más cómodos que he probado nunca, a años luz de clásicos como los Amperior o los ATH-M50.

Los Sony MDR-1A incluyen conector de cable jack, por lo que podremos quitar y poner el cable cuando queramos, además de darnos la oportunidad de poder elegir el cable con el controlador remoto cuando usemos como reproductor nuestro smartphone. En el paquete se incluye una funda de tela con detalles en imitación piel para transportarlos y es de buena calidad.

Sony MDR-1A 06

Pocas pegas puedo poner a estos auriculares, tal vez con un cuerpo de aluminio en lugar de plástico hubiese sido un diseño de 10, pero creo que el plástico empleado luce francamente bien y parece metal a primera vista, además de aportar esa ligereza máxima con la que cuentan estos auriculares.

Sonido

Antes de empezar a hablar del sonido quiero aclarar el equipo que uso para probarlos y cómo lo hago. Al ser portables pruebo y comparo con el resto de auriculares que tengo usando el iPhone 6 como reproductor. No he usado un DAC/AMP dedicado ya que creo que unos auriculares de este tipo van a ser usados mucho tiempo en dispositivos así y de ahí su baja impedancia.

Toda mi librería musical está en archivos Apple Lossless sacados de las versiones de los discos que más me han gustado y siempre uso las mismas canciones para probar debido a que me las sé de memoria y me es más fácil comparar. He probado desde música clásica, a Daft Punk, pasando por Diana Krall, Miles Davis, Dire Straits, Paco de Lucia y Camarón e incluso rap.

Sony MDR-1A 04

Lo primero que noto es que, pese a ser cerrados, tienen una buena escena sonora, no suenan tan congestionados como mis ATH-M50 y es que dejan entrar y escapar algo de sonido; son en verdad semi-cerrados. Para mi gusto suenan mucho mejor que cascos que aíslan mucho más, pero has de tener en cuenta que oirás el sonido de los claxon de los coches por ejemplo. Pese a que no aíslen muy bien no dejan escapar mucho el sonido, por lo que podrás usarlos en la biblioteca sin molestar.

El sonido es cálido y tiene un énfasis grande en los bajos, para mi gusto demasiado, pero suenan muy musicales. Tienen un treble relajado, unos medios presentes pero no muy realzados y los bajos aunque tengan mucho protagonismo no tapan a las demás frecuencias.

Este tipo de perfil sonoro gustará a casi todos, a mí en lo personal me gustan más auriculares de frecuencia más plana, pero suenan muy bien. El único problema es con los bajos, que no están todo lo definidos que cabría esperar y crean en muchas canciones un sonido algo "boomy" realzando demasiado las frecuencias medio-grave. El bajo es protagonista y suena bien, pero podría ser mucho mejor. Queda por detrás de los ATH-M50 por ejemplo.

Tienen una claridad buena y una escena sonora muy grande para ser auriculares semi-cerrados. El perfil sonoro es muy musical y salvo a los puristas dejará a vuestros oídos complacidos. La separación instrumental es buena y las canciones con presencia vocal masculina suenan muy bien. Los pianos y las guitarras acústicas también son excelentes en estos Sony MDR-1A, aunque se echa de menos un pelín más de fuerza en las altas frecuencias.

Sony MDR-1A 03

Creo que son auriculares más que decentes en el apartado sonoro, ideales para las personas que buscan escuchar su música de forma cálida y "musical", dejando el sonido analítico a un lado. Son auriculares hechos para el disfrute de la mayoría, por lo que estoy seguro de que te gustarán a no ser que seas devoto de un sonido más brillante o plano.

Si os encantan los bajos potentes, pero definidos creo que hay mejores opciones como los ATH-M50 o los Amperior e, incluso, los Beats Solo 2. Pero tened en cuenta que son bastante más incómodos que estos Sony MDR-1A, al menos en mis pruebas.

Conclusión

6.5
10

Sony ha creado unos auriculares portables cerrados (semi-cerrados para ser más concretos) con un gran diseño, muy cómodos y con un perfil sonoro claramente destinado a que la mayoría de usuarios disfrute. Son mis auriculares favoritos portables, sobre todo, por su comodidad, diseño y escena sonora relajada y definida.

Es una pena que el bajo esté tan realzado y no tenga la nitidez e impacto de mis ATH-M50. Serían unos auriculares sobresalientes, pero estos Sony MDR-1A son muy competentes y es una de las pocas pegas que les puedo poner. Si en tus auriculares portables primas la comodidad y musicalidad al aislamiento y el sonido analítico, estos cascos son para ti y se los recomiendo a todos los usuarios que se introducen en el mundo del audio de calidad.

Los Sony MDR-1A tiene una impedancia de 24 ohm, por lo que sonarán perfectamente en tu smartphone o PC y son apropiados para escuchar en tu casa, oficina, bus e incluso por la calle. Son todoterreno en las posibilidades de su uso y musicalmente, donde no encuentro ningún genero donde actúen mal (tampoco me han dejado boquiabierto en ninguno).

Como alternativa a estos auriculares están los K550 que son bastante más analíticos y un perfil sonoro más correcto.


Pros

  • Son los auriculares portables más cómodos que he probado.
  • Lucen genial.
  • Tienen cable extraíble y conexión de control remoto para smartphone.
  • Son todoterreno musicales, ideales para principiantes o auriculares únicos.

Contras

  • Los bajos son protagonistas, pero se echa de menos definición y control.
  • Podrían tener algo más de definición y claridad en las frecuencias altas.
  • Muchos preferirán un sonido menos coloreado.
  • Podrían aislar mucho más.