Sonos One
análisis

Sonos One

Por 21/11/17 - 18:41

Ficha técnica

  • Dos altavoces: uno agudo y uno de graves.
  • Micrófonos: Seis de largo alcance con cancelación de eco.
  • Peso: 1,85 Kilogramos.
  • Controles: Táctiles en el panel superior.
  • Colores: Negro y blanco.

Sonos One es el primer producto de la compañía con soporte de asistentes por voz como Alexa de Amazon o Google Assistant. Mantiene buena calidad de sonido, el problema es que si estás en España o Latinoamérica comprarás un producto que, por el momento, no hace todo lo que promete.

En 2010 compré mi primer Sonos. En aquella época llamado ZonePlayer S5 (un par de años más tarde decidieron cambiarle el nombre a algo más amigable, simplemente Play:5) prometía, hacía y tenía un diseño digno de un producto de Apple: muy buen sonido, buen diseño, controlado por medio de una app móvil, simple de configurar y simple de usar.

Siete años más tarde mis Play:5 siguen sonando igual que el primer día, pero sobre todo siguen adquiriendo nuevas características. No importa que haya pasado tanto tiempo, los productos siguen recibiendo actualizaciones de software, las mismas que reciben productos más nuevos, inclusive aquellos lanzados durante este año.

Como producto da un valor inmenso y como cliente me da un nivel de satisfacción que muy pocas compañías tecnológicas son capaces de dar.

Mi casa está llena de Sonos. Ha sido una apuesta segura en el sentido que tengo la posibilidad de escuchar música desde servicios como Spotify o Apple Music, a muy buena calidad con independencia de mi smartphone. Además uno se conecta con otro y puedo poner la misma música en ciertas áreas de la casa.

Es por eso que me resulta particularmente interesante la propuesta de Sonos con el One: dar lo que ningún otro altavoz inteligente ofrece hasta el momento: buen sonido combinado con servicios de asistencia por voz como Alexa de Amazon o Google Assistant.

Empecemos por la calidad de audio:

Audio

De acuerdo a Sonos, aun cuando en tamaño y forma el One sea igual que el Play:1, han reconstruido y rediseñado los internos del altavoz.

Habiendo probado y usado todos los modelos de Sonos (Play:1, Play:3 y Play:5), siempre he considerado que lo que logró la marca con el 1 es muy notable. Es sumamente pequeño pero realmente logra reproducir muy buen sonido, dando, en mi opinión, mejor relación calidad/precio que el Play:3.

Por lo tanto me sorprende que Sonos haya repensado los componentes internos del altavoz. En la práctica el sonido sigue siendo genial, de alta calidad y sintiendo que has adquirido un producto que debería costar mucho más, considerando lo bien que se escucha.

Si hay mejoras, al menos en el día a día, no se notan y creo que el consumidor promedio tampoco lo notará. De hecho creo que la comparación es irrelevante, considerando que la gran mayoría de personas probablemente no tiene un Play:1 en casa.

Sonos soporta decenas de servicios de streaming de música, además de conectarse a la biblioteca de música que tengas en algún equipo conectado a la red local de casa (por ejemplo, toda tu música en iTunes).

Pero lo importante: en épocas donde casi todos escuchamos música desde Spotify y Apple Music, los dos servicios funcionan bien, la música se escucha bien y la conexión estable, siempre y cuando el Wi-Fi lo sea (aun así el One, como los demás modelos, tiene un puerto Ethernet para conectarlo vía cable directo al router si hace falta).

Sin duda alguna, el valor más importante que ofrecen los dispositivos de Sonos es la combinación de estas tres características:

  1. Calidad de sonido.
  2. Simplicidad de escuchar música desde todos los servicios de streaming de música populares.
  3. Manteniendo autonomía, es decir, la música se reproduce directamente desde los altavoces y no son simplemente altavoces inalámbricos que reproducen lo que suena en un móvil.

Y al igual que otros dispositivos, One cumple los tres puntos. El problema es otro:

No hay soporte de asistentes de voz en España o Latinoamérica

Sonos One soporta Amazon Alexa apenas lo sacas de la caja. Una vez conectado, se puede configurar en unos cuantos pasos desde la aplicación de iOS, Android, Mac o PC.

…a menos que estés en una región que no tiene soporte de asistentes de voz. España y Latinoamérica no tienen soporte, por lo cual, si compras un One hoy, la mitad de los motivos que diferencian al One de su competencia simplemente no se puede usar.

Hemos contactado a la marca para obtener más información de cuándo se podría acceder a Alexa desde el One en las regiones que interesan a nuestra audiencia, la respuesta oficial es:

Efectivamente, Alexa no está disponible en España de momento y no tenemos una fecha estimada que compartir sobre su llegada. Al respecto la empresa comenta lo siguiente: “Desde Sonos trabajamos codo con codo con los servicios de voz soportados, de momento Alexa y pronto Google Assistant, para ofrecer su uso en nuevos mercados tan pronto como sea posible después de su lanzamiento oficial”.

Aparte añaden que “el Sonos One soporta Amazon Alexa en Estados Unidos, Reino Unido y Alemania. Podría ser técnicamente posible alterar la configuración para que funcione fuera de los países designados, pero solo podemos asegurar la mejor experiencia donde Alexa está disponible. Según Amazon vaya lanzando el servicio en más países, Sonos incluirá la característica en sus dispositivos poco después”.

Por lo que me veo obligado a advertir a posibles compradores del One: no podrás usar Alexa y no hay fecha aproximada de cuándo ocurrirá, comprarás un producto que, de momento, no hace todo lo que promete hacer. Es importante entender esto, porque más de uno se llevará una decepción si llega a pasar bastante tiempo antes de que se active el soporte de Alexa o Google Assistant.

Sonos nos ha dado acceso a una versión beta del firmware del One para probar Alexa aunque no esté disponible en mi región. Considerando que el producto ya está a la venta y quienes lo compren no tendrán acceso a esta característica, me parece un error reseñar algo que no funciona (y quién sabe cuándo funcionará), pero algunas notas sobre su funcionamiento:

  • One tiene seis micrófonos que permiten activar a Alexa desde cualquier parte de la habitación. Funciona bien, como Echo y otros productos similares de Amazon o Google.
  • Alexa está limitado, supongo que parte del motivo es que Amazon se guarda ciertas funcionalidades para sus productos propios.
  • Una de las funciones limitadas es justamente una de las que más valor le daría a One: pedirle a Alexa que ponga una canción desde Spotify. Sonos dice que activará la función en el futuro con una actualización de software.

Pero Sonos inevitablemente agrega bastante fricción a la capacidad de usar un asistente de voz, lo cual lo pone en desventaja con la competencia. Alexa en Echo y Google Assistant en Home funcionan prácticamente desde el primer minuto. En el caso de Sonos One, requiere configuración y aun así hay momentos de frustración.

Haremos una actualización de las funciones de asistente de voz una vez que Alexa o Google Assistant se activen en España y/o Latinoamérica (y la marca ofrezca el producto para volver a hacer su análisis, claro).

Botones, emparejamiento, interfaz y futuro

Hay una diferencia física importante entre los Sonos One y los Play:1. La parte superior del altavoz deja de tener botones físicos y se convierten en táctiles. La novedad es que además de activar el asistente de voz o reproducir/pausar, se puede tocar o deslizar dependiendo de si quieres subir/bajar volumen o ir a la canción anterior/siguiente.

Es una buena forma de agregar funcionalidad sin requerir aplicaciones para interactuar, el problema es que es poco práctico. El Play:1 tenía solo tres botones, pero al ser físicos, era posible interactuar con ellos sin mirar, solo sintiéndolo con los dedos. Era muy práctico, sobre todo si tienes uno de los altavoces en la habitación, al lado de la cama.

Con el One pierdo practicidad a cambio de un poco más de funcionalidad, pero lo que se pierde es mayor a lo que se gana. Sí, la superficie es más bonita, minimalista, pero menos usable.

El One se puede emparejar con otro One para convertirlo en un sistema stereo de dos altavoces inalámbricos. Cosa que se puede hacer con todas las demás generaciones de productos de Sonos. Es una función simple pero extremadamente útil. Se necesitan dos productos igual para juntarlos. Por ejemplo, no se puede poner en modo estéreo un Play:1 con un Play:3.

Aun así esperaba poder juntar un Sonos One con un Play:1 (mismo tamaño, suenan virtualmente igual), pero no se puede. Quienes quieran hacerlo tienen que comprar otro One, lo cual no tiene demasiado sentido: ¿Para qué quieres dos dispositivos con seis micrófonos cada uno que tienen asistentes de voz, sobre todo si ya tienes algún Play:1 disponible?

Tal vez en el futuro Sonos actualice el firmware y lo permita.

Por otro lado, Sonos One funciona con la misma aplicación de la compañía, que a lo largo de los años ha sido muy criticada. Ya es posible enviar música de Spotify a los altavoces de la compañía directamente desde la app y en el futuro activarán AirPlay, por lo que se podrá enviar cualquier clase de sonido desde iOS.

Esto último es especialmente importante con la noticia del atraso de lanzamiento del HomePod de Apple. Es una forma de obtener buena calidad de sonido, con soporte nativo de dispositivos de Apple.

Conclusión

7.5
10

El Sonos One es un buen producto. Su calidad de construcción, calidad de sonido, prestaciones y simplicidad son lo suficientemente buenas como para justificar el precio de 199 dólares / 229 euros.

El problema, y el motivo de la nota de 7,5/10, es que estaríamos comprando un producto que aun no hace la mitad de lo que es capaz de hacer y aun no hay fecha para que eso cambie.

Una vez que Sonos decida actualizar el One para activar Alexa o Google Assistant en Latinoamérica y/o España, haremos una actualización de este análisis y un cambio de nota que vaya acorde.


Pros

  • Calidad de audio
  • Buenas prestaciones
  • Simple de configurar
  • Gran soporte de plataformas de streaming

Contras

  • Alexa o Google Assistant aún no funcionan en España o Latinoamérica
  • La configuración de Alexa no es simple, en comparación con dispositivos de Amazon