Sonos Arc
análisis

Sonos Arc: Dolby Atmos sin esfuerzo

- Jun 4, 2020 - 15:00 (CET)

Ficha técnica

  • Altavoces: 8 woofers, 3 tweeters, impulsado por amplificadores tipo D
  • Dimensiones: 87 × 1141,7 × 115,7 mm
  • Peso: 6,25 kg
  • Conectividad: Wi-Fi 802.11b/g, ARC o eARC (HHDMI), Ethernet 10/100
  • Asistentes de voz: Google Home, Amazon Alexa

Sonos Arc es la nueva barra de sonido de la compañía que apunta a ofrecer un sonido muy superior con soporte de Dolby Atmos, un tamaño significativamente mayor que llena de sonido habitaciones más grandes. Con un diseño minimal, reemplaza al Playbar y Playbase incorporando todas las ventajas tecnológicas de sus productos más recientes, incluyendo asistentes de voz virtuales y AirPlay 2.

Cuando publiqué el análisis del Sonos Beam en 2018 comentaba que uno de los mejores aspectos del dispositivo es ofrecer muy buen sonido con un proceso de configuración prácticamente nulo.

El gran achaque de los sistema de sonido para casa es la larga curva de aprendizaje que requieren: ¿qué altavoces elegir?, ¿dónde posiciono cada uno de ellos?, ¿qué cables?, ¿cuál amplificador?, ¿cómo los calibro?, ¿qué formatos de audio soporta?, ¿dónde conecto el cable HDMI? ¿por qué el mando del amplificador no enciende la TV?

El proceso es tan largo y tan complicado que muchos eligen menor calidad de sonido con tal de evitar el enfrentamiento a "hacerte un máster" para conseguir buen sonido en casa.

El Sonos Beam intentó —con éxito— resolver al menos ese problema. Todo lo anterior es igual de cierto con el Sonos Arc, pero mejorando significativamente en áreas que realmente importan: mejor calidad de sonido, más altavoces, más amplitud y soporte de Dolby Atmos.

¿Valen la pena los 899 euros o 799 dólares de su precio? Veamos:

Sonos Arc

Calidad de sonido

Si el Sonos Beam tiene cinco altavoces dedicados, Arc tiene once. Es una forma buena de entender la diferencia entre un dispositivo y otro, no solo en tamaño, también en posibilidades.

Consiste de tres tweeters encargados de las frecuencias agudas y ocho woofers que emiten las frecuencias graves y bajos del sonido. Están posicionados de la siguiente forma:

  • Dos tweeters y dos woofers apuntando hacia los lados, que juega con el espacio y las paredes para rebotar sonido y crear sensación de espacio
  • Cuatro woofers y un tweeter apuntando hacia el frente
  • Dos woofers que apuntan hacia arriba para crear mayor profundidad y dar una experiencia inmersiva.

El resultado es una experiencia de sonido superior y sorprendente que por momentos parece que se enfrenta a las leyes de la física: ¿cómo es posible que un objeto tan delgado y casi invisible sea capaz de emitir sonidos tan envolventes?

Sonos asegura que parte de la magia está detrás de la forma en que afinan el producto para ser fiel a la reproducción del sonido de series y películas.

No quieren tener un "sonido Sonos", quieren que el audio de las películas, series o música que se reproduzca se acerque lo más posible a la forma en que los creadores pretenden que se escuche.

Dentro del equipo están personas como Giles Martin —productor, ganador de varios premios Grammy— o Chris Jenkins— quien ha ganado tres premios Oscar—. Buscan conseguir un objetivo sumamente ambicioso: que algo tan complicado como es configurar, afinar y ecualizar el sonido de un sistema de sonido envolvente en casa sea tan simple como sacarlo de la caja, conectarlo junto a la TV y disfrutar.

El concepto es familiar y va en la línea de la estrategia general de productos de Sonos en el salón: ser algo tan simple, tan fácil que se vuelva invisible.

Tras semanas de usar el Arc en casa, ver decenas de series y películas en Dolby 5.1, en Dolby Atmos, u obras un poco más viejas que están solamente en estéreo, solo me queda darles la razón: Arc, en cuanto a calidad de sonido, es excepcional.

Dolby Atmos

Dolby Atmos

Con Arc, Sonos al fin incorpora Dolby Atmos entre las tecnologías de sonido envolvente capaz de reproducir.

La tecnología Atmos se aleja del concepto de canales para crear sonido envolvente. Según documentos técnicos de Dolby, la mayoría de las obras están mezcladas en 5.1 o 7.1 por lo que sistemas en configuración 9.1.u 11.1 alcanzaron un punto de rendimiento decreciente que aportaba cada vez menos.

Es por eso que desarrollaron un sistema de "objetos de sonido" que puede se pueden encontrar en cualquier obra audiovisual o de audio. Un helicóptero, el pasar de un coche, el llanto de un bebé, un instrumento musical. Luego, a cada una de estas cosas se le asigna a un canal. Por medio de herramientas de creación que representan espacios tridimensionales, se signa el lugar exacto donde se busca que se escuche ese sonido.

Finalmente, por medio de hardware en configuración base de 9.1 (nueve canales, 1 subwoofer) se genera una sensación de sonido envolvente. Se pueden asignar hasta 118 objetos de sonido simultáneos. Su posición, intensidad o movimiento se especifica por medio de metadatos que vienen integrados en la pista de audio.

Sonos Arc puede crear la sensación de sonido envolvente y funcionar bajo la especificación de Dolby Atmos por sí mismo. Siempre y cuando las habitaciones no sean excesivamente grandes, el efecto se consigue.

En mi experiencia: poner un Sonos Arc en una habitación y ver una película o una serie que tenga Dolby Atmos será suficiente e infinitamente superior a los altavoces integrados de la TV.

Si Atmos no está disponible es capaz de reproducir audio en PCM Stereo, Dolby Digital 5.1 o Dolby Digital Plus. La configuración de altavoces se modifica y optimiza automáticamente para cada situación.

Modularidad

Sonos permite la modularidad entre sus dispositivos. Es decir, se pueden agregar altavoces adicionales para incrementar y mejorar la experiencia:

  • Dos Play:1 o dos Sonos One o dos Sonos One SL como altavoces surround.
  • Un Sub de segunda o tercera generación

En mi caso, he probado Arc con dos Play:1 sobre soportes de suelo ubicados en la parte posterior de la habitación y un Sub. El resultado es sencillamente espectacular. Sumado a la increíble conveniencia de tener altavoces repartidos por todo mi salón y olvidarme de cables. Todo es inalámbrico.

Sonos Arc / Sub / Sonos One

La combinación, eso sí, supera los 2000 dólares o euros, pero el resultado es bastante impresionante.

Vale aclarar que para los altavoces surround también se pueden usar los antiguos Sonos Play:3 o Sonos Play:5 o los nuevos Sonos 5. En ese sentido la marca es bastante flexible, aunque tal vez sea un poco overkill.

Diseño

Sonos Arc

Sonos Arc está construido con una cubierta plástica de una sola pieza con 76.000 pequeños huecos en forma curvada. La marca está bastante orgullosa de lo que han conseguido desde un punto de vista de diseño industrial, que es lo que le ha dado el nombre al producto.

Arc está destinado a reemplazar al Playbar y Playbase —ambos descontinuados—, que tienen una base de clientes extremadamente fiel, por lo que debería integrarse en salones de miles de hogares y mantener cierto grado de invisibilidad.

El producto es bastante discreto. Pasa relativamente desapercibido cuando está bajo la TV y está disponible en blanco o negro. El único LED de status central se apaga automáticamente si detecta que hay poca luz en la habitación.

Vale la pena hacer una mención especial a la caja en donde viene el Arc. Tiene un ingenioso sistema de seguros laterales para cargarla sin miedo a que se abra sin querer y el producto caiga al suelo.

Sonos Arc caja

El 96,1% del material usado para la caja es basado en papel que puede ser reciclado con práctica ausencia de plástico.

Asistentes virtuales, AirPlay 2 y música

Arc soporta Google Assistant y Amazon Alexa. Lo primero que hice cuando configuré la unidad de prueba que recibí fue desactivarlo. Es tema para otro artículo, pero si valoras mínimamente tu privacidad, evitaría usarlos.

La barra de sonido cuenta con cuatro micrófonos para captar en todo momento la voz de aquellas personas que eligen usar uno de estos dos asistentes de voz virtuales.

Aún así, Sonos es consciente del tema de la privacidad y cuando los micrófonos estén activos, un LED lo indicará.

Esa luz está directamente conectada al circuito que activa o desactiva los micrófonos. Por lo que no cabe la posibilidad que estén activos pero no esté perfectamente indicado.

Como cualquier otro altavoz de Sonos, el Arc soporta decenas de servicios de streaming de música incluyendo Spotify, Apple Music, Amazon Music, YouTube Music, entre muchos otros.

Beam, como reproductor de música, no era demasiado interesante, pero con once altavoces Arc ha mejorado significativamente en este aspecto.

Arc, como todos los altavoces modernos de Sonos, soporta AirPlay 2 y se integra perfectamente en el sistema de Apple. En ese aspecto no tuve ningún problema, simplemente aparece entre los altavoces disponibles en mis dispositivos de la marca.

Conclusión

9
10

Creo que Sonos ha encontrado un punto muy dulce entre calidad de audio, diseño, prestaciones, simplicidad, conveniencia y precio. Es difícil encontrar desventajas al producto.

Probablemente su mayor contra es su propia naturaleza: es una barra de sonido y eso condiciona su desempeño al lugar físico en donde se encuentra: necesita un techo y unas paredes para poder rebotar el sonido e incrementar la sensación de sonido envolvente que es capaz de lograr.

Pero es imposible descartar la conveniencia de tener un sistema de sonido de alta calidad capaz de reproducir Dolby Atmos el cual funciona, literalmente, conectando un solo cable HDMI al puerto ARC o eARC de la TV, eso es todo.

Sistemas con soporte de Dolby Atmos de alta calidad capaces de hacer todo lo que Arc puede hacer suelen tener precios más altos. Ahí también Sonos tiene una ventaja por su reputación de actualizaciones de software constantes y productos que duran más de una década.

Por ejemplo: yo tengo dos Play:5 de 2010 que operan perfectamente. Tras diez años no reciben más novedades, pero siguen funcionando tan bien y con tan buen sonido como el primer día. Eso es muy notable. Podemos esperar el mismo nivel de soporte a largo plazo para el Arc, o más.

El producto estará disponible a partir del 10 de junio y tendrá un precio de 799 dólares u 899 euros.


Pros

  • Calidad de sonido superior
  • Dolby Atmos
  • Diseño minimalista

Contras

  • El precio puede ser muy alto para algunos
  • Se puede expandir con más altavoces, pero deben ser de la marca, no se pueden usar de terceros