Samsung Galaxy S20 Plus
análisis

Samsung Galaxy S20+, análisis: el equilibrio buscado

- Abr 29, 2020 - 10:15 (CET)

Ficha técnica

Samsung Galaxy S20 Plus

  • Pantalla: 6,7" AMOLED QHD+
  • Almacenamiento/RAM: 128/256 y 8/12 GB
  • Cámara trasera: 20 MP f/2,2
  • Cámara frontal: 12 MP f/1,8, 64 MP f/2,0 con zoom óptico híbrido 3x, gran angular de 12 MP f/2,2 y sensor ToF
  • Batería: 4.500 mAh
  • Precio: 1.009 euros o 26,299 pesos

El Samsung Galaxy S20+ no es el Samsung Galaxy S20 Ultra. Tampoco es el Galaxy S20. No el más premium ni el más económico de los nuevos buques insignia de la firma surcoreana. Y ahí, precisamente, radica su virtud.

Cada nueva generación de Samsung Galaxy de la gama S, del mismo modo que ocurre con cada hornada de los iPhone de Apple, sirve para medir en cierta el pulso al mercado. A pesar de que las firmas que se suman al segmento de los dispositivos de gama alta continúa aumentando de forma constante, estas dos son las firmas que, con –más o menos– medio año de diferencia, permiten ver de manera más clara en qué punto se encuentra este particular apartado de la industria de la telefonía.

Una sensación que cada vez es menor, gracias a la fuerte irrupción de marcas como Xiaomi o OnePlus en estos altos niveles, pero que al mismo tiempo se ha visto reforzada por la reciente supresión de la ecuación de Huawei, que se da contra una pared al intentar comercializar sus dispositivos en el mercado occidental sin disponer de los servicios de Google. Para muestra, el P40 Pro.

Es por ello que la citada gama de Samsung permanece como una de las más esperadas cada curso y, en esta ocasión, la expectación estaba justificada. Un trío de nuevos dispositivos enfocados a un público distinto según qué caso y con puntos de atractivo diferentes todos en los modelos por separado. Y aunque sobre el papel pudiera parecer que el más atrayente es el mayor de ellos, por aquello de aglutinar las mejores especificaciones, la experiencia de uso diaria permite, como poco, dudar de que así sea, en favor del hermano mediano.

Samsung-Galaxy-S20
Imagen: Luis del Barco.

Samsung Galaxy S20+: un "plus" que no hace echar en falta el "ultra"

El apellido del Galaxy S20 Ultra, el más premium de cuantos dispositivos ha manufacturado Samsung y reciente adición a la gama, no corresponde de manera única a las especificaciones del mismo, sino también a las dimensiones. Con una pantalla de 6,9 pulgadas y un peso total de 222 gramos, no es un teléfono ni pequeño ni liviano, un aspecto que puede llegar a ocasionar cierto reparo entre parte del público.

Sin embargo, el Galaxy S20+ dispone de un panel de 6,7" que disminuye el tamaño lo suficiente para aumentar en cierta medida su ergonomía y, además, también consigue rebajar el peso hasta los 186 gramos. Un paso importante que se agradece en gran medida y que sirve también para diferenciarlo frente a otros dispositivos de la competencia. Sus gramos totales, grosor y acabado del cuerpo, con unos laterales más redondeados y cómodos en su agarre, hacen que el Xiaomi Mi 10 Pro, por ejemplo (más pesado y grueso, pese a tener el mismo tamaño de pantalla), resulte algo tosco en comparación.

Samsung Galaxy S20 Samsung Galaxy S20+ Samsung Galaxy S20 Ultra
Pantalla 6,2", AMOLED, QHD+ (1440p y 563ppp), HDR10+, 120 Hz 6,7", AMOLED, QHD+ (1440p y 525ppp), HDR10+, 120 Hz 6,9", AMOLED, QHD+ (1440p y 511ppp), HDR10+, 120 Hz
Tamaño 151,7 x 69,1 mm 161,9 x 73,7 mm 166,9 x 76 mm
Grosor 7,9 mm 7,8 mm 8,8 mm
Peso 163 gramos 186 gramos 220 gramos
Procesador Exynos 990, 7nm Exynos 990, 7nm Exynos 990, 7nm
RAM 8, 12 GB LPDDR5 8, 12 GB LPDDR5 12, 16 GB LPDDR5
Almacenamiento 128 GB UFS 3.0 y microSD 128, 512 GB UFS 3.0 y microSD 128, 512 GB UFS 3.0 y microSD
Cámara frontal 20 MP f/2,2, perforada 20 MP f/2,2, perforada 40 MP f/2,2, perforada
Cámara principal 12 MP f/1,8, 64 MP f/2,0 con zoom óptico híbrido 3x y gran angular de 12 MP f/2,2 12 MP f/1,8, 64 MP f/2,0 con zoom óptico híbrido 3x, gran angular de 12 MP f/2,2 y sensor ToF 108 MP f/1,8, 48 MP f/3,5 con zoom óptico híbrido 10x, gran angular de 12 MP f/2,2 y sensor ToF
Batería 4.000 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica 4.500 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica 5.000 mAh, carga rápida, carga rápida inalámbrica
Resistencia IP68 IP68 IP68
Biometría Sensor de huellas bajo pantalla, ultrasónico Sensor de huellas bajo pantalla, ultrasónico Sensor de huellas bajo pantalla, ultrasónico
Conectividad Versiones 4G y 5G (NSA y SA), Wi-Fi 6, Bluetooth 5, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou Versiones 4G y 5G (NSA y SA), Wi-Fi 6, Bluetooth 5, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou Versiones 4G y 5G (NSA y SA), Wi-Fi 6, Bluetooth 5, NFC, USB C, sin jack, GPS, Galileo, Glonass, Beidou
Sistema operativo Android 10 Android 10 Android 10
Precio oficial Desde 909 euros en España. Desde 19,999 pesos en México Desde 1.009 euros en España. Desde 24,999 pesos en México Desde 1.359 euros en España. Desde 29,999 pesos en México

Son muy buenas las sensaciones que transmite en mano, por tanto, pese a que su apariencia lo hace parecer algo distante del resultado más premium que logran otros fabricantes. Paralelamente, su parte trasera de cristal brillante se revela como todo un imán para las huellas y la suciedad. Es imposible, en el sentido más literal, mantener esta superficie limpia en ningún momento. No sería de extrañar que el año que viene la cubierta fuera sustituida por un acabado mate que, como el del iPhone 11 Pro, OnePlus 8 o el mentado Xiaomi, ayude a actuar a modo de repelente de impresiones dactilares.

Dame hercios

La presencia que proyecta el dispositivo viene dada, en gran medida, por el citado frontal. Este se extiende sobre buena parte de la zona delantera, interrumpido únicamente por una barbilla en el inferior y una perforación centrada en su parte media superior, alojando en ella la cámara. El panel, AMOLED –no podía resultar de otro modo–, se sitúa entre los mejores del mercado y como uno de los más refinados de la casa, en el que todo son bondades a la hora de ver en él cualquier tipo de contenido.

Bajo la superficie de la misma se halla el lector de huellas dactilares, el cual ha mejorado de manera notable de una generación a otra y se encuentra, sin ningún género de duda, entre los más rápidos y fiables del momento. Velocidad y precisión se combinan aquí para ofrece una experiencia a la que no es posible encontrarle defectos más allá del recurrente deseo de que el área de lectura de la huella fuese mayor, para no tener que atinar de manera tan exacta en un lugar concreto.

Samsung Galaxy S20 Plus

Esconde la pantalla otro de los aspectos clave del Samsung Galaxy S20+: la tasa de refresco a 120 Hz. Acostumbrados a los 60 Hz habituales en las gran mayoría de smartphones –aunque los 90 Hz comienzan a extenderse–, doblar la cantidad se traduce en una mejor experiencia de uso diaria. Animaciones fluidas, sensación de suavidad y una apariencia de mayor rapidez son algunas de las consecuencias de activar este modo.

Uno que, por cierto, nos hará elegir también la resolución de la pantalla. El teléfono nos permite escoger entre HD+, FHD+ y QHD+. Si deseamos el último de ellos, nos veremos obligados a sacrificar los 120 Hz, que únicamente son soportados en los dos primeros.

Supone, asimismo, una elección en términos de consumo. Apostar por la mayor tasa de refresco se traduce en aceptar que nuestro smartphone va a "beberse" la batería al mismo ritmo que se consumen las jarras de cerveza en el Oktoberfest. En otras palabras: llegar al final del día será posible, pero sin grandes alardes, a pesar de los 4.500 mAh de batería (que aportan una media de unas 6 horas de pantalla, en este modo). Un hecho que se acertará todavía más si se utiliza la función Always On Display para mostrar la hora y notificaciones de manera permanente sobre el panel.

Samsung Galaxy S20 Plus
Imagen: Luis del Barco.

El tanque del dispositivo se puede rellenar a través de una carga rápida de 25W, lejos de las más capaces del momento –incluso de la de su hermano mayor, que alcanza los 45W–, inalámbrica a 15W y es capaz de ofrecer una carga inalámbrica inversa (pudiendo cargar, por ejemplo, unos auriculares como los Galaxy Buds+ o los AirPods Pro ubicándolos sobre la parte trasera del Galaxy S20+).

Experiencia conocida

Más allá de lo anterior, el Samsung Galaxy S20+ guarda en sus entrañas especificaciones que se traducen en un gran desempeño a nivel de usuario: el procesador propio Exynos 990 –que sigue estando por debajo de lo que ofrece el Snapdragon 865, presente en la mayor parte de los gama alta del segmento Android–, pero al que va a ser complicado buscarle las cosquillas en la utilización diaria; 8 o 12 GB de memoria RAM y 128 o 256 GB de almacenamiento interno.

En estos dos últimos apartados destacan las sendas inclusiones de los estándares LPDDR5, en la RAM, y el UFS 3.0, en el almacenamiento, los cuales contribuirán a hacer del teléfono un dispositivo más veloz.

Samsung Galaxy S20 Plus
Imagen: Luis del Barco.

Lo que uno ve, sin embargo, es la segunda versión de ONE UI, la capa de personalización de la marca, común en todos sus smartphones, y que hace de estandarte de la visión de Samsung por la esencia propia que rezuma. Dista en gran medida de lo que sería un smartphone libre de personalización o con una capa cercana a la idea de Google, pero el trabajo de la marca se encuentra bien cohesionado en sus dispositivos y constituye una apuesta con carácter.

Permite, para quien lo quiera, una buena cantidad de opciones con el fin de afinar los diferentes aspectos del sistema, haciendo que no sea difícil acostumbrarse a sus particularidades y apariencia.

Fotografía revitalizada

Como es ya norma en este tipo de terminales, el aparto fotográfico viene marcado por una cámara compuesta por varias lentes. Son cuatro las que se hallan en la parte posterior del dispositivo, a las que se suma también la única presente en la zona frontal. La configuración resultante es la siguiente:

Samsung Galaxy S20 Plus
Imagen: Luis del Barco.
  • Frontal: 20 MP f/2,2
  • Principal: 12 MP f/1,8
  • Telefoto: 64 MP f/2,0
  • Gran angular: 12 MP f/2,2
  • Profundidad

En ella adquiere especial protagonismo el zoom, una característica prominente en el Galaxy S20 Ultra, que alcanza los 100 aumentos, pero que en esta ocasión se queda en los 30x (digital) y en los 3x híbridos. Dicha última cifra es, por nuestra experiencia, el máximo en el que se pueden obtener imágenes con una resolución satisfactoria, aunque en el espacio restante hasta llegar a la decena también es posible conseguir resultados aceptables. Más allá, la inferencia del aumento digital permite ver a larga distancia, pero una pérdida de calidad progresiva y acentuada.

Samsung Galaxy S20 Plus: prueba de zoom

Samsung Galaxy S20 Plus: prueba de zoom

Los resultados, generalmente, suelen pecar de una sobresaturación que se hace patente en los colores más vivos. Es uno de los aspectos que suelen marcar los terminales de la casa y que, definitivamente, se encuentra también presente en esta ocasión, dando lugar a unos resultados que, si bien pueden resultar más llamativos, también son menos fieles a la realidad. Dicho esto, se agradece ver una cohesión en los colores obtenidos con las lentes principal, telefoto y gran angular, no existiendo diferencias tonales tan acentuadas como se pueden observar en otros equipos.

Gran angular

Zoom 30x

Gran angular

Zoom 30x

La lente principal ofrece una buena versatilidad, permitiendo realizar tomas a objetos desde distancias muy cercanas, aunque no dispone de una lente macro dedicada. De igual modo, el retrato (enfoque dinámico) ofrece un amplio rango de posibilidades, pudiendo aplicar o no recorte a la toma 1x y consiguiendo una interpretación de la posición de la composición y los objetos notable. No se salva, así y todo, de presentar ciertos errores cuando el fondo presenta elementos complicados.

La experiencia con la lente frontal es también muy buena, especialmente en términos de detalle, donde podemos observar un gran nivel de datos capturados. El desenfoque es aquí algo más agresivo debido a las constricciones de la única lente, lo cual se suple parcialmente pudiendo editar el grado de bokeh a posteriori.

Modo retrato

Lente princiapl, 1x

Macro lente principal

Modo retrato

Macro lente principal

Retrato cámara principal

Retrato cámara frontal

Puedes ver estas y otras fotografías del Samsung Galaxy S20+ a tamaño completo en este álbum.

Respecto al modo nocturno, lo cierto es que funciona lo suficientemente bien como para recomendar su uso en prácticamente la totalidad de ocasiones en las que la luminosidad del entorno no acompañe, que ya es decir mucho. Consigue obtener un buen nivel de detalle adicional sin pasarse de ruido, rescatando elementos perdidos en las sombras y ajustando las luces para realzar la escena. Tanto con la frontal como con la trasera, lo conseguido es más que suficiente para salvar la papeleta en los momentos críticos.

En cuanto al vídeo, señalar que alcanza una resolución máxima de grabación de 8K, un estándar de dudosa utilidad abrazado por la industria en los tiempos recientes. En esta opción quedan limitadas algunas opciones, como la posibilidad grabar o cambiar entre la lente principal y el gran angular, presentes en modos menos exigentes.

Conclusión

9
10

El Samsung Galaxy S20+ es, probablemente, el teléfono a recomendar del trío que la gigante surcoreana ha presentado para este primer tramo del año. Sin quedarse en algunos aspectos más básicos, como la batería, de su hermano menor, y sin alcanzar otros como el tamaño y el peso del Galaxy S20 Ultra, se sitúa en un dulce punto medio al que resulta sencillo acostumbrarse.

Con sus 120 Hz de tasa de refresco, sus posibilidades fotográficas, el excelente trabajo de construcción que realizado y con software que actúa a medida, es un dispositivo que no decepcionará para quien decida darle una oportunidad.


Pros

  • Lector de huellas rápido y fiable
  • Cámara con amplias posibilidades
  • Tasa de refresco hasta 120 Hz
  • Desempeño sin trabas

Contras

  • Interpretación de colores mejorable en su cámara
  • Batería algo justa para usuarios exigentes