Samsung Galaxy Note 20 Ultra
análisis

Galaxy Note 20 Ultra, análisis: refinando la fórmula ganadora

- Ago 18, 2020 - 16:00 (CET)

Ficha técnica

Samsung Galaxy Note 20

  • Procesador: Exynos 990
  • Memoria RAM y almacenamiento: 12 GB y 256 GB UFS 3.0
  • Pantalla: 6,9 pulgadas, Dynamic AMOLED 2X, 120 Hz y QHD+.
  • Cámara principal: 108 megapíxeles, OIS y f/1,8.
  • Cámara zoom: 12 megapíxeles, 5 aumentos ópticos, OIS y f/3,0.
  • Cámara gran angular: 12 megapíxeles y f/2,2.
  • Cámara frontal: 10 megapíxeles y f/2,2.
  • Batería: 4.500 mAh

Durante los últimos días he estado pensando en cómo resumiría mi experiencia con el nuevo Galaxy Note 20 Ultra de Samsung. Y, por sencilla que parezca, siempre he terminado en torno a una misma idea: ¡es un móvil de Samsung!

La compañía surcoreana lleva haciendo smartphones con Android desde que este sistema operativo llegó a nuestras vidas. El primer Galaxy S se presentó oficialmente en 2010. Y desde entonces, Samsung ha estado siempre entre los fabricantes líderes del sector.

El Galaxy Note 20 Ultra no es una excepción en esa norma. Este teléfono es la mayor obra de arte que el fabricante surcoreano puede construir en estos momentos –con el permiso de los smartphones plegables–. Y, como quedará expuesto a lo largo de este texto, también es uno de los mejores smartphones con Android que se pueden adquirir en la actualidad.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

La parte menos brillante de este teléfono es que, tecnológicamente hablando, no supone una evolución destacable respecto al Galaxy S20 Ultra que conocimos a comienzos de año. De hecho, las diferencias son minúsculas. Se trata de la misma fórmula que hace seis meses, pero levemente refinada y con los añadidos de la familia Note (como el S-Pen).

Esta evaluación, no obstante, solo tiene valor desde el punto de vista del aquel que monitoriza la evolución de Samsung como fabricante. Pero desde los ojos de la persona que acude a una tienda en busca de un nuevo teléfono, la relevancia de esta lectura es ínfima. Esa persona lo único que quiere saber es cuál es el mejor teléfono con Android que puede comprar. Y ese, a falta de conocer las propuestas de Huawei, Google y OnePlus que llegarán durante la segunda mitad del año, es el Galaxy Note 20 Ultra.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

Estéticamente, el Galaxy Note 20 Ultra combina los patrones del Galaxy Note 10+ y el Galaxy S20 Ultra. Tanto el borde superior como el inferior son completamente planos, los laterales de la pantalla son ligeramente curvos y en la parte posterior se encuentra un prominente módulo fotográfico escorado en la esquina superior izquierda. Este elemento, no obstante, es más prominente en el Note 20 Ultra que en el resto de modelos. No por su tamaño, que debe ser parejo al del S20 Ultra, sino por su estética. Las cámaras son grandes, están rodeadas de anillos metálicos que reflejan la luz… Todo eso, sumado al nuevo color bronce y el vidrio escarchado de la parte trasera, da al Galaxy Note 20 Ultra una estética industrial muy llamativa. Transmite una sensación de poder, capacidad y solvencia al alcance de muy pocos productos.

Por delante, la pantalla se extiende hasta los bordes, como no podía ser de otra forma. El marco negro es sumamente delgado, aunque el borde inferior sigue siendo escasos milímetros más grueso que el superior. Por otra parte, una pequeña perforación situada en la parte superior del panel permite que la cámara “emerja” hacia el exterior de una forma poco intrusiva.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

El panel, que tiene 6,9 pulgadas, resolución QHD+ y emplea la tecnología Dynamic AMOLED, es uno de los mejores del sector. Y aunque a simple vista pueda parecer el mismo que Samsung incorporó en el Galaxy S20 Ultra, no lo es. Al menos en su totalidad. Este nuevo panel, que también es capaz de operar a 120 Hz, es más eficiente energéticamente, pues adapta dinámicamente la tasa de refresco en función de lo que el usuario esté realizando con el teléfono. Si está leyendo un texto estático, rebaja los Hz para reducir el consumo energético. Y en cuanto se realiza un movimiento en la interfaz, la tasa de refresco asciende rápidamente hasta los 120 Hz otra vez.

Contar con una tasa de 120 Hz, recordemos, hace que cualquier movimiento representado por la pantalla sea mucho más fluido. Es una sensación muy placentera que enriquece incuestionablemente la experiencia de uso con el producto. Así que tener esta tecnología en el Galaxy Note 20 Ultra, al igual que en el Galaxy S20 Ultra, es un gran acierto.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

En lo que a calidad de imagen se refiere, el panel AMOLED del Note 20 Ultra es, como siempre en los teléfonos de Samsung, excelente. Los niveles de brillo son altísimos, es compatible con un amplio abanico de estándares, soporta diferentes espacios de color, está bien calibrado… Eso sí: el móvil, por defecto, tiene el modo de colores “Intenso”, que satura levemente los tonos para que resulten más llamativos al ojo humano. Mi recomendación, como también expliqué con otros modelos de la marca, es desactivarlo inmediatamente. Esta configuración irreal puede llevarnos, por ejemplo, a editar erróneamente nuestras fotografías.

Por dentro, el Galaxy Note 20 Ultra cuenta con el último chip de Samsung, el Exynos 990. Este chipset, junto a los 12 GB de memoria RAM y 256 GB de memoria UFS 3.1, hace que todas las tareas se completen con soltura, incluso las más intensas. No obstante, sería una noticia excelente que Samsung comercializara en Europa la variante con el SoC Snapdragon 865+, que ofrece un rendimiento levemente superior en algunos aspectos.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

Junto a estos componentes se encuentra también un módem 5G, como no podía ser de otra forma. Por un lado, su presencia es bienvenida, pues el teléfono será capaz de conectarse a las redes 5G SA, NSA, sub-6 y mmWave que los operadores desplieguen en los próximos años. A corto plazo, no obstante, su inclusión es prescindible. Las redes 5G aún se encuentran en un estado muy prematuro en muchos países, y puede que la pandemia de la COVID-19 ralentice aún más su expansión.

El software del Galaxy Note 20 Ultra es, a grandes rasgos, el mismo que en los Samsung de alta gama recientes. La interfaz es One UI, que está pensada para el uso de pantallas grandes; aplicaciones como Samsung Notas permiten sacar el máximo partido al S-Pen mediante diversas funciones de escritura a mano y anotaciones; y el sistema DeX, que ahora se puede conectar inalámbricamente con televisiones, convierte el Galaxy Note 20 Ultra en un pequeño ordenador de bolsillo.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

En lo que respecta al S-Pen, la compañía ha mejorado significativamente la latencia a la par que ha implementado nuevos gestos de control remoto. Lo segundo, aunque práctico en ocasiones muy puntuales, es prescindible en el largo plazo. Lo primero, en cambio, será muy bienvenido por aquellas personas que utilicen el stylus a diario para dibujar, tomar notas, etc. El retraso entre el movimiento del S-Pen y el trazo que aparece en la pantalla es mucho menor que antes.

Tras todos estos componentes y funciones se encuentra una batería de 4.500 mAh de capacidad que, pese a no alcanzar los 5.000 mAh del Galaxy S20 Ultra, ofrece una buena experiencia. Este teléfono, eso sí, no liderará los rankings en lo que a autonomía se refiere. Digamos que, con un uso moderado, se puede completar una jornada de uso sin ningún problema.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

Para los días más intensos, el Galaxy Note 20 Ultra incorpora un sistema de carga rápida de hasta 25W. Esta cifra, aunque suficiente, contrasta con los 45W de potencia que admitía la familia Galaxy S20. Lo que sí está presente en este teléfono es la carga inalámbrica y la carga inversa, que permite nutrir de energía a otros dispositivos con tan solo situarlos sobre la parte posterior del Note 20.

También en la parte posterior se encuentran las tres cámaras del Galaxy Note 20 Ultra. La principal, de 108 megapíxeles de resolución, ofrece un buen rendimiento en todos los escenarios. No obstante, creo que el iPhone 11 Pro sigue un paso por delante en lo que al tratamiento de las imágenes se refiere. La diferencia no es abrumadora, pero se podría decir que el teléfono de Apple produce unas fotografías un poco más naturales y equilibradas.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra

En lo que respecta al zoom, cabe destacar que Samsung ha implementado una lente de cinco aumentos ópticos, con una mayor apertura y un nuevo sensor de 12 megapixeles. Este planteamiento resulta más honesto y efectivo que el presente en el Galaxy S20 Ultra, que contaba con un zoom óptico de cuatro aumentos y un sensor de 48 megapíxeles con el que hacía pixel-binning.

El zoom de cinco aumentos, si las condiciones de luz son buenas, resulta súper divertido. No solo porque permite captar elementos muy lejanos, sino también por la forma en la que comprime la perspectiva. Si te gusta la fotografía, probablemente disfrutes muchísimo con este objetivo de largo alcance. Eso sí: has de ser consciente de sus limitaciones. Por un lado, cuando la iluminación es pobre, su rendimiento cae considerablemente. Y, por otro lado, no siempre necesitamos un zoom de tan largo alcance. En esas situaciones, se echa en falta un teleobjetivo. Y sí, el Note 20 Ultra ofrece la opción de hacer una ampliación 2X, pero se trata de un recorte digital aplicado sobre la imagen captada por sensor principal –lo que conlleva una pérdida de detalle que, por ejemplo, no ocurre con otros teléfonos como el iPhone 11 Pro–.

En lo que a vídeo se refiere, el Note 20 Ultra es capaz de grabar vídeo en 8K a un máximo de 24 FPS. Mi recomendación, no obstante, es recurrir a la grabación en 4K a 60 FPS, pues la calidad general del vídeo es mejor. Y, como ya pudimos experimentar con modelos anteriores de la marca, la estabilización de vídeo es increíblemente buena.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Gran angular.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Sensor principal

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Teleobjetivo (5X).

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Sensor principal.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Teleobjetivo (5X).

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Teleobjetivo (5X)

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Sensor principal.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Sensor principal.

Samsung Galaxy Note 20 Ultra
Teleobjetivo (5X)

Conclusión

9
10

El Galaxy Note 20 Ultra es, incuestionablemente, un teléfono fantástico. Todo aquello que se puede exigir en un smartphone de alta gama, está presente en este modelo.

La única excepción que merece la pena destacar es, como en modelos anteriores, la cámara. Tanto el Pixel 4 XL como el iPhone 11 Pro, que llegaron al mercado a finales de 2019, logran unos resultados un poco mejores en las situaciones más complejas. Y eso, teniendo en cuenta que este producto cuesta 1.309 euros (PVP en España), esperaría que fuese diferente.

Aun así, el Note 20 Ultra sigue siendo una compra ultra recomendable. Al fin y al cabo, como decía al inicio de este mismo análisis, es un móvil de Samsung.


Pros

  • La pantalla AMOLED de 120 Hz es una delicia.
  • La menor latencia del S-Pen será de utilidad para aquellos que lo utilicen de manera intensiva.
  • El modelo básico cuenta con 256 GB de almacenamiento.
  • El zoom óptico de cinco aumentos resulta muy divertido.

Contras

  • En algunas situaciones, la cámara del Note 20 Ultra no procesa las imágenes tan bien como el iPhone 11 Pro o el Pixel 4 XL, pese a llegar al mercado un año más tarde.
  • Preferiríamos que Samsung comercializara la versión con Snapdragon en España.