Magnífico por fuera

Galaxy A5 2016

Los marcos son concisos y no se hacen grandes o pequeños, el metal y el cristal transmiten una gran sensación en la mano. He dejado atrás durante dos semanas el Galaxy S6 Edge Plus para probar el Galaxy A5 2016 y no me he sentido en ningún momento que estuviera usando un "peor dispositivo", al menos en lo que a diseño se refiere.

Mirar, tocar y sentir el Galaxy A5 de este año es mirar, tocar y sentir el futuro Galaxy S7

La pantalla es seguramente lo mejor del dispositivo. Es de resolución 1920 x 1080, y en el panel de 5.2" la calidad es más que suficiente, quedando justo por encima de los 420 puntos por pulgada —un buen salto de calidad frente a los 5" 720p del año pasado—. Negros puros y blancos muy brillantes cuando puestos al máximo, con ~600 nits frente a los ~400 del modelo anterior. En español: se ve muy bien en la calle.

En cuanto a rendimiento, es estable dentro de las dos semanas de uso intensivo que le he dado. TouchWiz en Android 5.1.1 es un sistema maduro, y el chipset es un nuevo-viejo conocido, así que no habido muchas sorpresas: rendimiento suave y fluido.

Los encargados de otorgar este rendimiento son, dependiendo del modelo que compres, un Snapdragon 615 o un Exynos 7580, ambos muy similares en resultado final, sumados a los 2 GB de memoria RAM que incorporan ambas versiones. La gama media por fin deja atrás el "mísero giga" que lastraba algunos modelos.

Samsung Galaxy A5 2016 04

Samsung Galaxy A5 2016 03

Samsung Galaxy A5 2016 02

En navegación web, mensajería instantánea, email, juegos sencillos... todo bien, aunque la RAM aún se nota con muchas pestañas de navegación abiertas, quizá más aún que en otros modelos sin TouchWiz con la misma cantidad de memoria.

Es cierto que en otros modelos de Galaxy, con el paso de los meses, hemos notado cierta degradación de rendimiento. En caso de que ocurra, tristemente la mejor solución pasa por reiniciar la configuración y dejarlo como nuevo. Las aplicaciones de Samsung son las de siempre, y no haré hincapié ahora mismo en ninguna para no repetirme. Podéis leer más al final de la review del Galaxy S6.

Un punto que siempre encuentro interesante es el altavoz. Suele pasar desapercibido para muchos, pero es realmente clave tener un altavoz poderoso. Lamentablemente no hay nada sorprendente, pero tampoco nada alarmantemente atroz, simplemente funciona. Prefiero altavoces capaces de escucharse mucho más alto cuando sea necesario, pero los del Galaxy A5 te sacarán del apuro.

tomada con galaxy a5 2016 3

tomada con galaxy a5 2016 2

tomada con galaxy a5 2016 1

Hablemos sobre las cámaras, porque aunque no son realmente nada del otro mundo, siguen siendo buenas cámaras como nos tiene acostumbrado Samsung. No esperéis cámaras similares a las de un Galaxy S6, pero a primera vista las he visto comparables a las del Galaxy S4, un poco las del S5 también.

Buen rango dinámico de las fotos, pero no hay opción para tener HDR puesto automático, algo que muchos encontramos útil cuando simplemente queremos fotografiar un par de cosas rápido. Para los más "manitas" viene con el típico modo profesional/manual que permite ajustar los valores a la hora de tomar la fotografía.

En cuanto a profundidad de campo, podrás acercarte muy mucho a los objetos cuando quieras sacar una fotografía cercana. Se agradece en esas ocasiones que queramos tener un detalle muy concreto de algo.

La cámara, tanto en vídeo como en fotografía, se comporta dentro de lo aceptable, con el mayor problema siendo la bajada de resolución comparada con el gama alta. No hay vídeo 4K, y se nota tanto la bajada a 12 megapíxeles como menos detalle capturado en general por el sensor. Otro punto donde notamos que es una gama media es que tarda un poco más en sacar las fotos. No es una ametralladora como el S6 o el iPhone, el procesador del Galaxy A5 tarda su tiempo en trabajar la fotografía que ha tomado.

Dentro del Galaxy A5 2016

Al contrario que la gama S, la gama A es la gama de las opciones, y viene con lector de micro tarjetas SD incorporado, como ya es tradicional, en una doble pletina que soporta la nanoSIM. Justo debajo irá el botón de encendido. Mientras que los botones de volumen están alojados en el lateral izquierdo.

La tarjeta SD es realmente importante, pues viene con tan solo 16 GB de almacenamiento. De los cuales quedan unos 10-12 GB para el usuario disponibles, dependiendo de donde sea adquirido, es decir: entre operadoras o libre.

La batería es uno de los mejores puntos de este terminal. Y con la carga rápida es un placer

A nivel de batería, los 2900 mAh de este año son más que bienvenidos y en mis dos semanas de uso han hecho que aguante excepcionalmente bien el uso diario. La carga rápida funciona fantásticamente y puedes tener el móvil cargado antes de que enteres —siempre que uses el cargador oficial o equivalente—.

Viene con NFC y MST, transmisión segura magnética, la tecnología propia de Samsung que emula las tarjetas magnéticas y que, si Samsung Pay está presente en tu país —o cuando lo esté— te permitirá hacer pagos a través de alguna aplicación en cualquier puesto del mundo que tenga un lector de tarjetas magnético. Samsung apuesta al máximo por esta tecnología, que le podría colocar líder del mercado si la expansión y negociación con bancos y creadores de tarjetas es rápida.

Samsung Galaxy A5 2016 07

Samsung Galaxy A5 2016 01

No tiene USB 3.0, pero el micro USB que incluye soporta USB On-the-Go para poder conectar rápidamente accesorios como un teclado, un pequeño almacenamiento USB o un micrófono. Siempre es útil tenerlo, al igual que la antena FM que viene dentro, si nos quedamos sin música que escuchar, o sin "conexión de datos" que gastar, podremos usar el móvil para amenizar con la tradicional radio.

Tampoco trae Wi-Fi 'ac', pero bueno. Es un gama media con un modem/procesador ídem así que se entiende. Viene con Bluetooth 4.1 y soporte para el protocolo ANT Plus, para que todos nuestros wearables consuman menos batería.

Conclusión

6.5
10

Un sólido terminal con dos limitaciones clave. Una la he dejado para la conclusión, que es el precio: 429 euros estaría bien si no fuera porque el propio Galaxy S6 ronda un precio apenas superior —te quedas sin memoria SD— pero viene con 3GB de RAM, 32GB de almacenamiento base y un producto muy superior tanto en fotografía como en rendimiento puro.

La falta de Android M es curiosa, pero no sería lo que me quitara de comprar este terminal. La pantalla, construcción y cámara son buenos aspectos que lo compensan, y al final Marshmallow llegará.

En cuanto a comprar este terminal o el Galaxy A3, habría que considerar el precio al que los encuentres. El A3 es más pequeño y barato, pero tiene un déficit de rendimiento clave comparado con el A5. Si el Galaxy A5 se queda un poco alto de precio para lo que ofrece, el Galaxy A3 aún más. El Galaxy A7 de este año ofrece un muy similar terminal a A5 en formato 5.5", para quien quiera algo mayor en su bolsillo.

Si te compras este smartphone te quedas con un buen terminal, pero revisa antes que no haya otras opciones, dentro o fuera de Samsung, que no te compensen mejor.

Pros

  • Cámara: buenas fotografías, pero un poco más de resolución quizá estaría bien. Por encima del mercado en su gama.
  • Acabado: un móvil precioso y bien construido. Parece de gama alta en este aspecto.

Contras

  • Precio: a un precio no muy por debajo de lo que podemos ver en el mercado con el Galaxy S6, sin duda optaría por el S6.
  • Android Lollipop: Android M llegará, pero esto debería haber sido solucionado.

Recomendados