análisis

Resident Evil HD Remaster

- Ene 20, 2015 - 11:50 (CET)

Ficha técnica

RE Remastered

  • Desarrollador: CAPCOM Co.
  • Distribuidora: CAPCOM Co.
  • Plataformas disponibles: PC, Xbox One, Xbox 360, PS4, PS3.
  • Plataforma probada: PS4
  • Género: Survival Horror

Resident Evil HD Remaster llega a las consolas y PCs para sumarse a la moda de las remasterizaciones. En este caso estamos ante una remasterización de un remake, pues no es más que la versión para GameCube que llegaba a la consola de Nintendo en el 2002 con algunos cambios. Eso sí, desde aquí os anticipo que para los que hemos jugado a versión original (1996) la esencia y los recuerdos de este título se mantienen (casi) intactos.

2014 para las consolas fue, sin duda, el año de las remasterizaciones, sobre todo para el caso de los grandes juegos que llegaron a finales de la generación anterior. Resident Evil HD Remaster llega con este planteamiento pero parte de una dinámica totalmente diferente: es una remasterización de un remake de 2002 del juego lanzado originalmente en 1996, adaptado a las nuevas texturas, iluminaciones y en general a pequeñas variaciones que hacen que se trate del mismo juego que Nintendo y Capcom reeditaban en 2002 para GameCube.

Recuerdo con nostalgia los días en los que jugué a Resident Evil y Resident Evil 2 en PlayStation (lo hice seguido) y lo cierto es que al sentarme de nuevo, frente a la mansión Spencer a los manos de Chris Redfield, la nostalgia me ha invadido de nuevo. Vaya por delante que si en su día jugastes al Resident Evil original, volver a hacerlo en la nueva generación resultará una experiencia muy gratificante; básicamente el juego completo tiene el precio de cualquier DLC de un juego o pase de temporada, por lo que si no lo hiciste en su día, es una oportunidad increíble (con matices) para hacerlo ahora.

Al fin y al cabo, Resident Evil ha sido el juego que inauguró en 1996 -y con el permiso tres años después Silent Hill (1999)- el género del survival horror a nivel cinematográfico que, a día de hoy, sigue inspirando títulos como The Evil Within. En pocas palabras, Resident Evil HD Remaster es el juego perfecto para volver al universo de la Corporación Umbrella. Este es, sin duda, un título para los puristas del género; con mejores texturas, pero con la misma esencia. Bienvenidos, de nuevo y con la madurez que aportan casi 20 años, a las montañas Arklay y al interior de la mansión Spencer.

Resident Evil HD Remaster 2

Debo admitir que hace pocos mese volví a jugar a los tres Resident Evil clásicos en PC, por lo que mi recorrido por la mansión Spencer fue un más un paseo que un calvario. También he de decir que, desafortunadamente y por falta de tiempo, en este caso lo he pasado eligiendo a Chris Redfield como personaje, por lo que aquellos que jueguen con Jill Valentine verán algunos cambios en el desarrollo de la historia y alguna que otra facilidad más (al menos esa ha sido siempre mi percepción: más espacio para objetos, ganzúa..), por lo que es interesante que, aprovechando que ha vuelto de nuevo a las consolas, intentéis hacerlo con los dos personajes para conocer todos los detalles y para daros cuenta de los cambios que ha sufrido el juego desde el remake de 2002 y la copia original de 1996.

Antes de ponernos a ello, ¿qué ha cambiado en el nuevo pero clásico Resident Evil HD Remaster? Básicamente se han mejorado las texturas respecto al remake de GameCube de 2002 y se han añadido algunas mecánicas y cambios menores en el desarrollo del juego. No obstante, lo más interesante para mí ha sido la inclusión de un nuevo modo de control -aunque los puristas como yo querrán jugarlo de forma clásica-, y la inclusión del modo 4:3 en las preferencias.

Resident Evil HD Remaster 3

Lógicamente, los cambios en la mansión Spencer han traído consigo un cambio en el desarrollo de la historia y de la ubicación de los puzzles -también en la versión de GameCube-, pero cambios menores al fin y al cabo que no supondrán un reto para los que como yo se saben la historia de memoria. Si una conclusión saco de esta versión remasterizada en HD es que, 19 años después, la combinación de los cambios de cámara, la música y la ambientación del juego lo siguen manteniendo como una de las experiencias más terroríficas y suspensivas del género.

Cómo decía, los dos cambios más interesantes que ha traído la versión remasterizada a parte del obligatorio HD, las texturas y las variaciones en el desarrollo de los puzzles, han sido sin duda la inclusión -de forma opcional ambas- de un nuevo sistema de control y la posibilidad de elegir jugar a 4:3 como los clásicos o 16:9, aquí dejo a cada uno su opinión, pero la mía desde luego es que, aunque el 4:3 le da un punto clásico muy bueno, rompe mucho la experiencia a la hora de jugar en una televisión/monitor 16:9.

Sensaciones encontradas con el nuevo sistema de control, pero sigue como opcional el modo clásicoRespecto al modo de control, el nuevo formato incluye el ya natural sistema de apuntar y disparar utilizando los botones traseros superiores (para ambas consolas) así como la posibilidad de mover el personaje hacia donde apuntamos con el stick. Lógicamente, a mí este sistema de control me choca bastante con el sistema de ángulo de cámara con planos fijos, por lo que personalmente he optado por utilizar los controles clásicos, más que nada porque me parecen más naturales, y además encajan mejor con el sistema en tercera persona de los Resident Evil clásicos. En resumen, he jugado en 16:9 pero con los controles clásicos por lo que he combinado ambas experiencias de forma bastante aceptable.

Resident Evil HD Remaster 4

Del apartado técnico del juego poco se puede decir. Las mejoras en las texturas saltan a la vista, pero los cambios respecto a la versión de 2002 de GameCube solo se traducen en 1080p y mejoras en la iluminación, personajes y decorados. Quería dejar esto claro porque, a pesar de que se trata de una remasterización, hay muchas partes del juego que cantan, y lo cierto es que no es muy difícil ver variaciones en el escenario en las que se puede ejecutar una acción. En este sentido, es relativamente fácil detectar los fondos estáticos de las acciones dinámicas. Así mismo la animación de atravesar las puertas que sigue intacta, de nuevo, como en las versiones de los juegos clásicos.

Las mejoras en las texturas también tiene su parte negativa. En los espacios pequeños y mal iluminados funcionan muy bien, pero se desde luego se nota el paso del tiempo en los decorados más iluminados, en los que el jugador se da cuenta fácilmente de que el sistema de gráficos intenta jugar con la iluminación para simular una calidad que en realidad no tiene. Es un problema menor, pero si has sido asiduo a los otros dos juegos -clásico y remake- es algo de lo que te darás cuenta. En este sentido, los vídeos también han sufrido el paso del tiempo y prácticamente se sienten -que no se ven- igual que la versión clásica.

Dejando de lado el apartado técnico y los pequeños cambios en las mecánicas, el resto del juego mantiene la esencia del original. Y es que es prácticamente imposible reseñar Resident Evil sin tener en cuenta las entregas de 2002 y 1996. Es por ello que la mecánica del juego se ha mantenido intacta, por lo que a lo largo del juego tendremos que medir muy bien nuestras acciones, y sobre todo, nuestro inventario y armas. En este sentido, el diseño del juego, y por lo tanto de la mansión y sus escenarios en forma laberíntica, tendrán mucho que decir a lo largo de la historia, que se mantiene intacta respecto a GameCube con las pequeñas modificaciones de la entrega original.

Resident Evil HD Remaster 5

Resident Evil HD Remaster

De nuevo la forma de movernos por los escenarios de la mansión es en tercera persona con ángulos de cámara fija, en los que tendremos que ir esquivando zombies cuidando de no gastar munición ni armas de más, que por cierto son bastantes escasas en según qué dificultad. A ello se suma la relativa cantidad de puzzles y llaves que tendremos que localizar para seguir avanzando. Hay que tener claro que no se trata de un juego de acción, sino más bien de supervivencia y solución de puzzles, en el que saber donde localizar habitaciones seguras y administrar los savegames es algo indispensable sino queremos repetir acciones de forma reiterativa, puesto que con un par de ataques zombies caeremos muertos y tendremos que repetir desde el último savegame.

Resident Evil HD Remaster 6

A los nuevos jugadores no les gustará el sistema limitado de guardar partida, pero genera más suspenseEn este sentido, el sistema de savegames parte de que sea el jugador el que tenga en cuenta los puntos de guardado y el número limitado de partidas guardadas a través de una cinta para máquina de escribir desde el inventario. Lo cierto es que este sistema puede ser mal visto e incluso criticado por los jugadores más acostumbrados a los checkpoint o sistemas de autoguardados, por lo que tendremos qué tener en cuenta que es mucho más limitado que el de juegos survival en primera persona como Alien: Isolation; esto dar lugar a que los menos acostumbrados tengan que repetir constantemente acciones a lo largo del juego por olvidarse de guardar, pero a la vez aporta tensión y suspense a lo largo de la trama, algo básico para este tipo de títulos y que desde luego se agradece que se haya mantenido intacto.

Los demás apartados se han mantenido similares respecto a GameCube, algo que no lo hace menos interesante, pero mucho me temo habrá un sector de jugadores que no acabarán de entender la mecánica del juego, los espacios asfixiantes, el sistema de savegames y su forma de control; pero que sin duda son los que supusieron un antes y un después en los juegos de terror en tercera persona que ahora llegan -de nuevo- para darle un toque de atención a la industria, dejando claro que el survival está más de moda que nunca y que los clásicos siempre tendrán mercado y funcionarán. Mucho más si es a 1080p con (casi) la misma esencia que en 1996. Nos hacemos mayores, supongo.

Conclusión

8
10

Resident Evil HD Remaster es un título obligatorio para jugarlo en la nueva generación. No se trata de un juego que vaya a impresionar a los jugadores acostumbrados a grandes títulos triple A, pero sin duda es una opción para los más nostálgicos de la sala. Pese a que se trata de un remasterización en 1080p, se nota el paso del tiempo, y desde luego algunas mecánicas no acaban de encajar con la nueva moda de los videojuegos, pero en conjunto se trata de un título muy interesante que trae a la nueva generación el suspense y el horror de antaño; ahora que no nos impresiona nada.

En definitiva se trata de un juego que, pese a no tratarse de lo mejor que va a llegar este año, si que permitirá revivir a los más nostálgicos algunos de los sobresaltos del pasado; algo que unido a los sus mejoras gráficas y a la inclusión de los nuevos modos de control y trofeos lo convierte en la mejor forma de volver a la mansión que hizo famosa a Raccoon City, aunque hubiera sido redondo que incluyese la remasterización de las dos entregas posteriores para completar la franquicia madre de los survival horror; esa que nos ha dado horas de sustos y esa emoción por los zombies más que cualquier otra franquicia.

RE


Pros

  • Nostalgia, nostalgia y más nostalgia.
  • La mecánica se mantiene intacta respecto a titulo original.
  • El sonido también ha mejorado.
  • Opción de jugar en 4:3 y 16:9 así como los nuevo modos de control.
  • Su precio, que lo hace muy interesante si no hemos jugado a Resident Evil.
  • Las mejoras en las texturas y la iluminación.

Contras

  • Los escenarios e iluminación se notan antiguos.
  • Demasiado fácil darse cuenta de los puntos de acción del escenario.
  • Los menús siguen intactos, hubiera agradecido un replanteamiento más moderno.