análisis

Razer DeathAdder Chroma

- Ene 15, 2015 - 17:00 (CET)

Ficha técnica

Razer DeathAdder Chroma

deathadder chroma

  • Sensor: 10.000 ppp
  • Botones: 5
  • Ultrapolling: 1000 Hz
  • Sensibilidad 200 pulgadas/s
  • Peso aproximado: 105 g
  • Precio: 69,99€ / $69,99
  • Conector: USB con pátina de oro
  • Cable: 2m 36cm, cubierta trenzada
  • Tanto si buscamos precisión como si lo que necesitamos es comodidad, el Razer DeathAdder Chroma es una gran apuesta. En todos los sentidos. Un Ratón que sorprende en muchos aspectos y que solo ha hecho renovar una gama que ya de por sí se encontraba entre las mejores del mercado. Con DeathAdder Chroma, Razer ha actualizado un elemento que ya era de por sí de gran calidad para convertirlo en algo más personal y propio de un artículo de lujo pero a un precio más que asequible.

    Un clásico actualizado

    Para los que ya hayan trabajado con otras series de la marca puede que Razer DeathAdder Chroma no sea una verdadera novedad. Hasta el momento este ratón ha sido y siempre será uno de los mejores de la gama. Con el añadido de Chroma ahora podremos disfrutar un poco más de sus capacidades para personalizarlo. Su precisión, sensibilidad y comodidad siguen resultando asombrosas. Y gracias al software aportado por Synapse 2.0, podemos administrar nuestros perfiles con una sencillez aún mayor. Esto nos permite sacarle todo el sabor a nuestras partidas con algunas opciones bastante interesantes. En general, Razer DeathAdder Chroma vale cada céntimo de lo que cuesta, con muchas cosas buenas y muy pocas malas. Y ahora para todos los gustos.

    Razer ha actualizado un elemento que ya era de por sí de gran calidad para convertirlo en algo más personal
    Razer ha actualizado un elemento de gran calidad para convertirlo en algo mucho más personal

    Comodidad y precisión

    La primera impresión, cuando miras el Razer DeathAdder Chroma no es especialmente fuerte. No asombra por un complejo ni impactante diseño, como muchos otros en el mercado de la misma gama. Pero cuando pones la mano sobre él, solo entonces, entiendes lo que es la comodidad. Aunque ésta es una cuestión muy personal, el Razer DeathAdder Chroma es increíblemente cómodo. Con una capacidad de agarre perfecta, ni demasiado pegajoso ni demasiado suelto. Su adaptabilidad a la mano es elegante y bien medida.

    Tanto para manos grandes como pequeñas, su diseño ergonómico resalta por su sencillez. No necesitas de ajustes diversos ni piezas adicionales. Razer DeathAdder Chroma se pega a tu mano de forma natural. Y el desplazamiento es sencillamente delicioso. No hay fallos en el recorrido. Sin parones ni enganches innecesarios. Además los botones, 5 en total, están en la posición exacta donde deberían estar, son accesibles y no demasiado engorrosos. Es, sin duda alguna, el ratón más cómodo que podrás probar en esta gama y probablemente mucho más cómodo que muchos ratones de las gamas más caras.

    Mouse Razer Deathadder Chroma-1

    El otro punto fuerte del Razer DeathAdder Chroma es su increíble precisión. Hablamos de 10.000 ppp con velocidades de movimiento de hasta 200 pulgadas/s. Es casi terrorífico. Responde bien tanto en situaciones de alta como de baja sensibilidad por lo que la precisión que necesitemos está a nuestra disposición independientemente de la velocidad o la superficie que utilicemos. Esto resulta muy útil para todo tipo de ocasiones: trabajos de diseño, comodidad a la hora de interactuar o, su objetivo real, la eficiencia de juego. Razer DeathAdder Chroma es igual de útil tanto si somos amantes de los RTS, de los Shooters vertiginosos, de algún MOBA o nos encanta snipear calmadamente.

    Colores, colores, colores

    Una de las adiciones principales del Razer DeathAdder Chroma es precisamente la posibilidad de configurar su color. Con Chroma, podemos seleccionar entre varias acciones por parte del ratón: que cambie de color de forma cíclica, que respire o que se mantenga estático. La paleta de colores es enorme y podemos configurar por separado el logotipo y la ruleta del ratón. En realidad, dentro de los elementos Chroma, el Razer DeathAdder sería el que menos partido le saca a esta característica. Y es que al fin y al cabo la mano no deja que se aprecie bien la configuración.

    Razer ha actualizado un elemento que ya era de por sí de gran calidad para convertirlo en algo más personal

    Eso sí, es bastante llamativo el poder configurar todo el equipo con colores similares o adaptarlos según la situación. Con el SDK de Chroma los desarrolladores podrán aprovechar esta propiedad para convertir los juegos y aplicaciones en experiencias más inmersivas, aunque de nuevo el ratón será el que menor aproveche el asunto del color. Aún así es un buen reclamo para los más amantes de la estética y algo a lo que sacarle partido, sin duda.

    Detalles y acabado

    Como en el resto de la gama, Razer DeathAdder Chroma resalta por sus detalles. Aunque se echan en falta algunos como la posibilidad de añadirle pesos adicionales, consta de todo lo necesario para ser un ratón sobresaliente a la par que sencillo. Razer DeathAdder Chroma demuestra que no necesitas mil botones para resultar efectivo, así como ningún ajuste adicional. Es simple y eficiente como pocos, muy elegante. Su USB con película de oro permite una conexión sin retraso. El cable trenzado da una sensación de seguridad y calidad adicional. El peso es un tanto ligero, lo que puede echar para atrás a algunos jugadores característicos, pero es un peso perfecto para la mayoría.

    Mouse Razer Deathadder Chroma-2

    Los switches de los botones izquierdo y derecho resultan un tanto débiles, al menos en apariencia, lo que puede jugar una mala pasada con un uso excesivo, pero resultan resistentes más allá de lo satisfactorio. Por otro lado su software, Synapse 2.0, permite y promete grandes ajustes. Con él podremos configurar el coeficiente de fricción de nuestra alfombrilla, mapas de calor del uso del ratón, cómo queremos que se ilumine según que juegos o incluso macros y funciones asociadas a aplicaciones. Además, podremos guardar varios perfiles para sincronizarlos allá donde vayamos.

    Conclusión

    9
    10

    El conjunto de Razer DeathAdder Chroma es sólido, suave y de tacto agradable. También es muy estilizado y sencillo, lo que da a entender que la calidad no tiene por que ser sinónimo de complejidad. La combinación con otros artículos Chroma resulta perfecta y la configuración en funciones y otros aspectos es sencillísima. Razer DeathAdder Chroma es una gran opción tanto para profesionales como para amateurs, con unos resultados sorprendentes y una sensación muy satisfactoria por un precio verdaderamente razonable.


    Pros

    • Precisión y sensibilidad increíbles
    • Sencillez y funcionalidad
    • La comodidad, inmejorable
    • Tanto para trabajo como para hardcore gamers

    Contras

    • Los switches de los botones principales, un poco débiles
    • Le falta un sistema de gestión de pesos