Nvidia GeForce GTX 1080 Ti
análisis

Nvidia GeForce GTX 1080 Ti

Por 9/03/17 - 16:14

Ficha técnica

  • GPU: GP102 Pascal

  • Frecuencia de reloj: 1480 MHz

  • RAM: 11GB GDDR5

  • Interfaz de memoria: 352 bit

  • Precio: 700 dólares (aproximadamente)

Después de algo más de seis meses, el titán de las tarjetas gráficas no se duerme en los laureles y nos trae su nuevo coloso, una placa de gama alta con un precio quizá prohibitivo para algunos, pero que demuestra que ya es posible jugar en 4K a cualquier título actual. Llega la más rápida de las tarjetas gráficas.

Quizá no sea tan prohibitivo su precio si tenemos en cuenta que tiene prácticamente las mismas especificaciones que la Nvidia Titan X, a un coste muy inferior. Estamos hablando de 700 euros de la 1080 Ti frente a los 1200 euros de la Titan X. Y lo que es mejor, este lanzamiento implica una bajada en el importe de la 1080 normal, que se espera baje a los 500-550 euros.

Una vez hemos dejado atrás el doloroso tema económico, pasemos a ver a la protagonista. Como podemos apreciar en la imagen, la placa es igual que la 1080 normal, salvo que lleva dos conectores de corriente en lugar de uno. El sistema de ventilación que viene por defecto funciona muy bien, y lo comprobaremos en las cifras más abajo, aunque habrá que ver qué propuestas nos ofrecen el resto de fabricantes en este sentido.

El chip que integra es de 16 nm, igual que la 1080 normal y que la Titan X, y viene con 11 GB de RAM GDDR5. Una cifra quizá excesiva de memoria, que pocos o ningún juego van a aprovechar actualmente, pero que probablemente más adelante comience a ser común. De hecho, Ghost Recon Wildlands en Ultra y resolución 4K llega a copar solo 6 de esos 11 GB. Por último, tiene una medida de 27 cm, la misma que 1080 normal y Titan X.

Dejando a un lado la palabrería, vayamos a lo interesante, los números. Hemos hecho todas las pruebas con el mejor equipo con el que podíamos contar: un HP Omen incluyendo Core i7-6700K CPU a 4GHz, 32 GB de RAM DDR4 y SSD de 512 GB. Esto nos asegura que la CPU no va a ser el cuello de botella, dejando todo el trabajo a la GPU. En cuanto al monitor, hemos contado con un Asus MG28U. La comparativa se limitará a 1080 vs 1080 Ti pues, lamentablemente, AMD aún no tiene contrincante para ninguna de las dos.

Rendimiento

Hemos preferido no hacer tests sintéticos ya que, al final, no aportan nada... Como gamer me parece más interesante saber cómo va en los títulos que realmente voy a jugar. Cada cifra de estas gráficas se calcula mediante la media de tres pruebas por cada resolución y tarjeta. Así pues, empezamos con Titanfall 2, shooter salido hace pocos meses, entre medio de bombazos como Battlefield 1, y más amable en cuanto a requisitos mínimos. La prueba se ha hecho en el modo escaramuza del multiplayer y, como se puede apreciar, podemos jugarlo tranquilamente en 4K en ambas tarjetas.

NvidiaGTX1080TiTitanfall2.png

Seguimos con Battlefield 1, un auténtico festín visual, con uno de los mejores motores que podemos encontrar ahora mismo y que, además, está muy optimizado. Aquí ya se vislumbra el peligro que corre la 1080 normal al bajar hasta los 46 fps en el modo conquista del multiplayer, mientras que la Ti mira por encima del hombro en los confortables 51 fps que ofrece en ultra y resolución 4K.

NvidiaGTX1080TiBattlefield1.png

Rise of the Tomb Raider es ya un viejo conocido, un clásico que en PC renació gracias al lanzamiento del parche que añadía soporte DX12, incluyendo varias opciones gráficas no disponibles anteriormente. Así, hasta la Ti sufre en determinados momentos durante el benchmark incluido en el juego. De todas formas, podemos jugarlo tranquilamente en calidad muy alta y 4K, mientras que con la 1080 normal es aconsejable no subir de 2K, o bajar la calidad a alta.

NvidiaGTX1080TiRiseoftheTombRaider.png

Publicamos la reseña Ghost Recon Wildlands hace poco y nos dio buenas vibraciones, pero en cuanto a rendimiento en PC deja mucho que desear aún. Pensemos que es el juego más nuevo de los cuatro que estamos probando y todavía habrá que darle tiempo para que salga algún parche, a ser posible uno que incluya compatibilidad DX12, lo que mejoraría mucho la situación actual. Tal como está, en este momento solo es aconsejable jugarlo en Ultra y 4K teniendo un equipo de gama alta, como el de las pruebas, y una 1080 Ti. Será comprensible teniendo en cuenta que el mapa de Wildlands es el más grande jamás recreado en un videojuego.

NvidiaGTX1080TiGhostReconWildlands.png

Ruido, temperatura y consumo

Al ser prácticamente igual que una 1080 normal, la Ti genera algo más de ruido y calor, ya que posee el mismo sistema de ventilación pero corriendo a una frecuencia de reloj mayor y consumiendo por ello más vatios. Aún así, nada molesto para el oído, aunque sí tendrás que tener en cuenta los dos conectores que utiliza.

NvidiaGTX1080TiConsumoytemperatura.png

NvidiaGTX1080TiRuido.png

Conclusión

9
10

Simple y llanamente: no hay nada más rápido ahora mismo. Pocas pegas se le puede poner a la nueva Nvidia GeForce GTX 1080 Ti, un producto que, si estás dispuesto al desembolso económico que conlleva, te va a dar muchas alegrías. Siempre y cuando lo acompañes de un buen equipo y un monitor 4K, pues es en esta resolución donde realmente brilla. Si tu idea es jugar en 2K o 1080p, es una oportunidad ideal para hacerte con una 1080 normal, cuyo precio es algo más asequible y rendimiento muy bueno mientras sea debajo de 4K.

Ahora toda la presión recae sobre AMD, que necesita lanzar cuanto antes una Radeon capaz de, al menos, igualar el espectacular rendimiento de la 1080 Ti y, por si fuera poco, a un precio menor. Hasta que eso ocurra, el trono es de Nvidia.


Pros

  • El placer de jugar a todo en Ultra y resolución 4K
  • Razonable nivel de ruido y consumo
  • Ahora mismo, es la más rápida del mercado

Contras

  • Su elevado precio
  • Obliga a tener un equipo y monitor que le vaya a la altura