análisis

Moto G7 Plus

- Mar 6, 2019 - 16:00 (CET)

Ficha técnica

  • Procesador: Snapdragon 636.
  • Memoria RAM: 4 GB.
  • Almacenamiento: 64 GB.
  • Pantalla: 6,2 pulgadas, pantalla Full HD y tecnología LCD.
  • Cámara principal: 16 + 5 megapíxeles. Aperturas de f/1,7 y f/2,2.
  • Cámara frontal: 12 megapíxeles.
  • Batería: 3.000 mAh.

Hubo una época en la que los smartphones de gama media y baja estaban repletos de carencias. Montaban pantallas de baja calidad, sus diseños eran poco atractivos y la experiencia de uso, en general, apenas era satisfactoria.

Sin embargo, todo eso cambió con la llegada del primer Moto G en 2013. Aquel teléfono dignificó una gama que, hasta entonces, nadie parecía tomarse en serio –pese a ser una de la que más ingresos genera a las compañías–. Su exitosa fórmula era muy sencilla: un diseño simple, una pantalla de buena calidad (para su gama) y un software limpio y optimizado que garantizaba actualizaciones recurrentes, homogeneidad y fluidez.

En los años inmediatamente posteriores, la familia Moto G continuó siendo la mejor opción, por defecto, para quien buscase un teléfono móvil de gama media-baja. Pero el germen que sembró Motorola comenzó a contagiar a otros fabricantes del sector, llevando a muchos a replicar su misma fórmula y, con el paso del tiempo, incluso a superarles.

Ese es el caso, por ejemplo, de Xiaomi, cuyos Mi A1, Mi A2 y Mi A2 Lite desbancaron a la familia Moto G6 con la que competían el año pasado. Los teléfonos de la tecnológica naranja ofrecían mejores prestaciones a un precio similar o, en algunos casos, inferior. Y además aprovechan el creciente valor de la marca y la cada vez mayor presencia en tiendas físicas –más de 30 tiendas oficiales en España, comercialización en las principales grandes superficies del país, mucho comercio electrónico, etc.–.

La situación a la que se enfrenta Motorola en mercados como el español es, por lo tanto, relativamente compleja. Pero con la nueva gama Moto G7 –y, en especial, con el G7 Plus–, la empresa ahora controlada por Lenovo busca revertir la situación y recuperar parte del terreno que, durante muchos años, les había pertenecido.

Empecemos con lo bueno de este Moto G7 Plus:

  • Estética y construcción de calidad. En la mano, el Moto G7 Plus se siente mejor que otros productos de la competencia –incluyendo el Mi A2–. La curvatura de la región trasera, la proporción del producto y los materiales empleados dejan una sensación muy buena.

  • Muesca con forma de gota de agua. Con el objetivo de maximizar el espacio disponible en el frontal del teléfono, Motorola ha adoptado en la gama Moto G7 un nuevo notch de gota. Es discreto, se integra con el software y permite lleva los límites de la pantalla un poco más allá.

  • Pantalla de gran calidad. El panel incorporado por Motorola tiene un tamaño y una resolución lo suficientemente altos como para disfrutar de cualquier contenido con calidad. Es brillante y la fidelidad con la que representa los colores es muy alta. Mejor que en la mayoría de productos de su segmento.

  • Software muy sencillo y limpio de bloatware. Como ya ocurrió en sus predecesores, los añadidos de Motorola a la versión base de Android son mínimos. Esta filosofía preserva la homogeneidad de interfaces, favorece el rendimiento del equipo y facilita cualquier proceso de actualización futuro. Los pocos extras incorporados por Motorola, además, enriquecen la experiencia –a diferencia de los integrados por otras marcas del sector–.

  • Autonomía estándar, pero con una carga rápida de primer nivel. La batería de 3.000 mAh que integra este Moto G7 Plus no destaca por su duración. Ofrece una autonomía en la media con otros productos: suficiente para completar una jornada normal; algo escasa para jornadas especialmente intensas. Afortunadamente, el teléfono de Motorola es compatible con el sistema de carga rápida más avanzado de la marca, lo que permite recargar el producto a una gran velocidad (hasta 27W). El fabricante, además, incluye el adaptador necesario en la propia caja, algo muy destacable que otras marcas de productos económicos no hacen.

  • Buena conectividad. El equipo de Motorola cuenta con tecnología NFC para pagos móviles, conexión Wi-Fi y LTE, un puerto USB de tipo C y, para quien lo necesite, también un conector de 3,5 milímetros para auriculares.

  • NFC, lector de huellas y desbloqueo facial. Este teléfono cuenta con tecnología NFC para realizar pagos a través de Google Pay, un lector de huellas dactilares para proteger el contenido y un sistema de desbloqueo facial 2D que, aunque eficaz, no resulta tan seguro como el sensor dactilar o sistemas faciales avanzados como Face ID.

Y ahora lo que no es tan bueno:

  • Rendimiento inferior a la competencia. El Moto G7 Plus no es lento ni ofrece un rendimiento insatisfactorio. El problema está en que la competencia, y en concreto Xiaomi, ofrece más por menos. Este Moto G7 Plus se vende en España por 299 euros, mientras que el Mi A2, con un microprocesador más avanzado, se comercializa por 249 euros. La diferencia entre uno y otro no podría cuantificarse en porcentajes de tres cifras, pero según Geekbench y otros test de rendimiento, sí se puede hacer en porcentajes de dos cifras.

  • Un buen sistema de gestos que se queda a las puertas de ser perfecto. El Moto G7 Plus integra un nuevo sistema de gestos que trata de igualar al desarrollado por Apple. Sin embargo, tanto las mecánicas como las transiciones no están tan pulidas: la animación no siempre sigue al movimiento del dedo con fluidez y la configuración de gestos, a menudo, resulta confusa.

  • Fotografía insuficiente. Al igual que sucede con el rendimiento, las capacidades fotográficas del Moto G7 Plus no alcanzan a teléfonos de Xiaomi lanzados en 2018. En condiciones lumínicas favorables, los resultados son, apoyándose en el HDR, aceptables. Sin embargo, cuando la luz comienza a desaparecer, se aprecia una falta de nitidez generalizada y unos colores a menudo irreales. De la misma forma, el modo retrato –o modo bokeh– es capaz de ofrecer resultados atractivos en situaciones simples, pero no en escenas complejas con elementos situados a distancias diferentes.

Conclusión

7.5
10

En general, el nuevo Moto G7 Plus es un teléfono bastante solvente, con un diseño atractivo y el soporte de una marca, Motorola, que facilita su compra en un amplio abanico de distribuidores y un buen servicio posventa. Quien lo compre, probablemente quede satisfecho.

Sin embargo, quien busque maximizar el valor de su dinero, encontrará en catálogos como el de Xiaomi algunos productos notablemente mejores tanto en precio como en prestaciones. Un claro ejemplo es el Mi A2, que se comercializa en España por 50 euros menos que el G7 Plus pero ofrece una experiencia superior en aspectos de relevancia como el rendimiento o la fotografía.

A lo largo de los próximos meses, además, se espera que la competencia presente nuevos teléfonos –como el sucesor del Mi A2– que podrían incrementar, aún más, el margen respecto a este Moto G7 Plus. De producirse, los argumentos de venta de Motorola, pese a su competente producto, quedarían diluidos casi en su totalidad.


Pros

  • Construcción sólida.
  • Pantalla de gran nivel.
  • Software sencillo y limpio.
  • Carga rápida al nivel de la gama alta.

Contras

  • Rendimiento mejorable.
  • Cámaras inferiores a las de la competencia.