Middle-Earth: Shadow of Mordor
análisis

Middle-Earth: Shadow of Mordor

Por 8/10/14 - 20:13

Ficha técnica

Middle-Earth: Shadow of Mordor

Shadow of Mordor cover

  • Desarrollador: Monolith Productions
  • Publisher: Warner Bros Interactive
  • Plataformas: PlayStation 4, PlayStation 3, Xbox One, Xbox 360, PC
  • Género: Acción, aventura, RPG
  • Modalidad: single-player

Shadow of Mordor llega como una gran sorpresa, un videojuego inspirado en la mítica obra de Tolkien pero que no quiere ser otra copia más de las películas; no hay Aragorn, no hay Gandalf ni Legolas, Shadow of Mordor nos cuenta una historia completamente nueva, a su vez que nos presenta unas mecánicas de juego innovadoras, únicas, que se sienten como verdadera "nueva generación" en los videojuegos, y la suma de todo esto nos podría ofrecer uno de los mejores juegos del año. Este es mi análisis de Middle-Earth: Shadow of Mordor.

Una "sombra" en Mordor

No es tarea fácil hacer un videojuego basado en la obra de Tolkien. Luego de la saga de películas The Lord of The Rings pareciera que todos los estudios querían tomar una tajada de esta historia, querían tratar de ofrecer al público una experiencia similar a las películas, que jugaramos de la mano de Gandalf, Legolas y Frodo, pero nadie lo logró a ciencia cierta. De hecho, me atrevería a decir que el que logró un resultado más cercano fue LEGO: The Lords of the Rings.

Middle-Earth: Shadow of Mordor no tiene nada que ver con la historia de The Lords of the Rings, ni de The Hobbit, y ahí está uno de sus más grandes atractivos. Sí, para los más fanáticos de Tolkien, esos que consideran al Silmarillion casi una biblia, estas no son buenas noticias. Están ante un juego que se arriesga a introducir personajes nuevos en una saga mítica, pero, ¿acaso esto quiere decir que sea malo? No, la historia de Talion es muy interesante, y sobre todo para el final de Shadow of Mordor, nos puede dejar con un muy buen sabor de boca.

Todo comienza en la Puerta Negra de Gondor, lugar donde los Rangers, como Talion (nuestro protagonista), defienden esta tierra de los emisarios de Sauron, y bestias tan desagradables como Orcos y Uruks. La introducción del juego es breve, cruda y muy fuerte, dado que nos muestra a la esposa y el hijo de Talion siendo asesinados en un ritual oscuro, por uno de los tenientes más cercanos de Sauron, "La Mano Negra", todo con el fin de realizar un ritual para dejar al Ranger en el limbo entre los vivos y los muertos, ligado al espíritu de un elfo. ¿La razón? La conoceremos al desarrollarse la historia.

Middle-earth™: Shadow of Mordor™_20140930030103

No han pasado ni 7 minutos del juego y ya nos encontraremos en Mordor, las tierras dominadas por Sauron, llena de orcos y Uruks por doquier. Aquí es donde el nombre de "Sombra de Mordor" toma sentido. Estamos en territorio completamente hostil, todo quiere asesinarte, y deberás moverte con cautela, siempre mirando sobre tu hombro. Tu único aliado es un fantasma de un elfo que no recuerda nada sobre tu vida, pero que te ha dado poderes sobre naturales para dominar orcos, y ver más allá de lo que tus ojos te permitirían.

Todo el juego transcurre mientras intentamos deshacernos de esta maldición, la única forma es encontrar al que maldijo a Talion, la Mano Negra, y el camino a ello será muy difícil y lleno de batallas épicas con un sinfín de Uruks de todo tipo, en un sistema de combate innovador, como el que nunca había visto en un videojuego. Cada victoria, o cada derrota, tiene sentido y continuidad.

Triunfar o morir lo cambia todo

Durante muchos meses pudimos ver los tráilers de jugabilidad de Shadow of Mordor y muchos, entre los que me incluyo, nos encontramos reacios al juego. "Parece un clon de Assassin's Creed", vociferaron; pero la realidad es completamente distinta. Si hemos de comparar el sistema de combate del juego con algún otro, sería con el de la saga de Batman Arkham, también publicada por Warner Bros, pero aún así, el sistema Nemesis del juego, y cómo se maneja el ejército de Sauron, es algo que nunca habíamos visto.

En el juego, debemos dar caza a los capitanes del ejército de Sauron, quienes nos guiarán a los Warchiefs, al ir eliminando más y más capitanes, capitanes de élite y capitanes veteranos, podremos eliminar más Warchiefs (o al menos hacerlo con un poco más de facilidad), y así acercarnos un poco más a los tenientes, incluyendo la Mano Negra de Sauron.

Middle-earth™: Shadow of Mordor™_20141001040644

Aquí hablamos de jerarquía, como en cualquier ejército, y la jerarquía tiene sentido a medida que avanzamos. Los orcos y los Uruks siempre están peleando por ver quién es el más fuerte, y en Shadow of Mordor no es excepción, aunque no solo pelean, se ganan su lugar. Si un Uruk cualquiera te mata, será ascendido a capitán, o si era un capitán, será ascendido a capitán de élite, y podrás verlo en la tabla del ejército.

Llegará un punto en la historia en el que conocerás a uno de los personajes mejor desarrollados del juego, Ratbag. Este molesto y débil Uruk tiene una gran ambición, quiere ser Warchief, y al hacerse tu "aliado" podrás ir eliminando capitanes y Warchiefs para que Ratbag tome sus lugares en el ejército, lo que le permitirá darte información sobre la ubicación de otros Warchiefs y sus debilidades.

Middle-earth™: Shadow of Mordor™_20141005233652

Porque en Shadow of Mordor no todo es acercarse a una oleada de enemigos y matarlos a punta de presionar un botón. No, al principio del juego puedes tener seguro que morirás, en varias ocasiones, más aún si te metes en algún fuerte Uruk lleno de enemigos y dos o más capitanes, al verte alguno sonará la alarma y te caerán encima. La única opción allí es huir. El sigilo es vital para el avance seguro de tus misiones, eso no quiere decir que serás esclavo a él, pero sí te ayudará a liberar un poco el terreno antes de lanzarte a la batalla.

Y la inteligencia que puedes obtener sobre los capitanes va mucho más allá de solamente su ubicación o sus nombres. Al interrogar otros Uruks o capitanes estos te hablarán sobre tu víctima, explicándote sus debilidades y sus fuerzas. Algunos enemigos serán inmunes a tus ataques aéreos, o a tus flechas, otros serán vulnerables al fuego o temen a los insectos, por lo que podrás jugar con tu entorno para hacer tu combate un poco más sencillo. Cada batalla es diferente, y cada enemigo da la impresión de ser único; eso es un gran logro de Shadow of Mordor.

El combate se complica cuando estás rodeado de enemigos, pero puedes huir, esperar a que se enfríe la situación, y regresar un par de minutos luego con una nueva estrategia. Intentar enfrentarte a dos capitanes, un Warchief y varios enemigos con escudo (que no puedes atacar de frente) me ha tocado en más de una ocasión, y terminó siendo un suicidio.

Eso sí, en situaciones un poco más balanceadas, es maravillosa la forma en la que Talion derrota a sus enemigos a medida que presionas los botones. Los ataques o bloqueos son increíblemente responsivos, es decir, puedes estar haciendo el combo más largo posible de golpes de espada, pero al mínimo toque del botón para bloquear, Talion cambia inmediatamente su acción y bloquea el ataque enemigo. Algo así como en el sistema de combate de Batman, solo que en este caso Talion corta cabezas y elimina de forma bastante sangrienta a sus enemigos.

No solo las habilidades de combate cuerpo a cuerpo pueden mejorarse en Talion, también las habilidades que le otorga el elfo. Sus poderes "sobrenaturales", o que van más allá de las posibilidades de un humano, pueden mejorar a medida que avanzas en el juego, ya sea para controlar bestias y a´si cabalgarlas y usarlas en combate, o para ganar el control mental de tus enemigos. Llega un punto en el juego, pasada la mitad de la historia, que podrás controlar la mente de un Uruk, capitán o incluso Warchief, y ordenarle que ataque a otros de su clase. Es un tanto difícil lograrlo al principio, pero sin duda que disfrutarás el resultado.

Middle-earth™: Shadow of Mordor™_20141005235841

Shadow of Mordor está lleno de misiones secundarias también, que te servirán para mejorar tus ataques con armas, habilidades y obtener más runas para desbloquear nuevas posibilidades con tu espada, daga y arco.

El mapa abierto presentado en Shadow of Mordor es lo suficientemente grande para que se disfrute explorar, lleno de enemigos por derrotar, Uruks por aterrorizar e incluso viejos amigos, como el único invitado especial de la saga The Lords of the Rings que nos encontraremos, que en algún momento en sus dialectos nos dará la primera idea de en qué período temporal de la historia de Tolkien se encuentra Talion.

Conclusión

9
10

Shadow of Mordor tiene todo para ser uno de los mejores videojuegos del año. Una historia interesante, aunque no espectacular, un sistema de combate divertido que a medida avanzas en la historia y mejoras tus habilidades te hará sentir más omnipotente, y un mundo abierto que provoca explorar, y que te ofrece unas 25 horas de juego si te dedicas a hacer todas las misiones secundarias, además de su historia.

Pero lo que más me ha sorprendido es el sistema de Nemesis, y como el mundo de Shadow of Mordor pareciera de verdad estar vivo, no depender de tus acciones. Se que si detallamos mucho encontraremos fallos, como que los capitanes no siempre actúan de la manera más lógica posible o de la nada al escapar de un combate pueden reaparecer casi mágicamente en otro extremo de uno de los mapas, pero de todas formas, el hecho de que cada victoria, derrota o vez que un capitán sobreviva a un combate con Talion cuente, es genial, es un sistema que espero ver a otros estudios imitar, es casi dar vida al mundo del juego, que funcione por sí solo, y no solo se repitan las acciones y movimientos de personajes de relleno.

Es tanto el detalle que Monolith ha puesto en este aspecto que la cantidad de voces y líneas que dicen los capitanes al encontrarse contigo es amplia, casi nunca se repiten, ni mucho menos los nombres de los capitanes. Detalles como que si uno te venció lo ascienden, y al volverlo a encontrar tiene una nueva armadura y te dice "te debiste quedar muerto", así hayan pasado horas de tu encuentro con él, son geniales; al igual que si un capitán se supone murió en combate y luego lo encuentras de nuevo con una cicatriz enorme en el rostro, y un discurso lleno de odio.

Shadow of Mordor quiso ser diferente y lo logró, su combate es divertido, su historia es buena y las interpretaciones de Troy Baker y Nolan North son impecables, como siempre. Es un juego que se siente a verdadera "nueva generación", y que ya seas o no fanático de las obras de J.R.R. Tolkien, deberías disfrutar.


Pros

  • Sistema Nemesis
  • Combate fluido y divertido
  • Historia interesante, muy bien interpretada por los actores
  • Gollum

Contras

  • Cuesta acostumbrarse al combate al inicio del juego, puedes morir mucho antes de aprender qué debes hacer y qué no en este Mordor que te odia
  • Las misiones secundarias pueden tornarse repetitivas