Mafia: Definitive Edition
análisis

Mafia: Definitive Edition

- Oct 5, 2020 - 18:37 (CET)

Ficha técnica

  • Desarrollador: Hangar 13
  • Publisher: 2K Games
  • Género: Acción y aventura
  • Plataformas: PlayStation 4, Xbox One y PC

Los mafiosos de Lost Heaven regresan casi 20 años después en un remake bastante esperado por los fieles seguidores de la franquicia. Hangar 13, el estudio a cargo de Mafia: Definitive Edition, tenía la responsabilidad de darle un segundo aire a la ciudad ambientada en la década de 1930, aprovechando las tecnologías de la actualidad para renovar el apartado audiovisual. ¿Lo han conseguido? Te lo cuento en este análisis.

Han pasado casi dos décadas desde que Illusions Softworks, el extinto estudio europeo, consagró uno de los sandbox más recordados de la historia de los videojuegos, Mafia. El título surgió, de hecho, en una época en el que el primer Grand Theft Auto totalmente tridimensional causaba locura a nivel mundial. Aunque por algunos era considerado como un rival de la obra de Rockstar Games, Mafia logró recorrer su propio camino con la ayuda de personajes entrañables y una historia de mafiosas digna de una producción cinematográfica. La primera entrega de la franquicia está de vuelta, ahora con un remake que cumple con la expectación a su alrededor.

Seamos sinceros, en los últimos años nos hemos acostumbrado a disfrutar unos remakes de gran calidad que, a diferencia de propuestas del pasado, sí han conseguido marcar un precedente para las compañías que pretenden rehacer sus juegos. Afortunadamente, Mafia: Definitive Edition no se queda atrás y logra mejorar casi todos los apartados de la obra original, salvo a algunas excepciones que trataré más adelante. Hangar 13, responsables también del desapercibido Mafia 3, tomaron el objetivo de aprovechar las tecnologías actuales para darle un segundo aire a Lost Heaven, una ciudad que sigue maravillando incluso 18 años después.

Mafia: Definitive Edition

En primer lugar, me gustaría hablar de la maravillosa historia. Ambientado en 1930, una etapa de apogeo para los gánsters en Estados Unidos, Mafia: Definitive Edition nos permite revivir la aventura de Tommy Angelo, un joven estadounidense que, por causa del destino, termina dejando atrás su vida normal como taxista para adentrarse en el grupo criminal de los Salieri. En poco tiempo, el protagonista comienza a ganarse un lugar en la organización. Pero como en toda historia de mafiosos, empiezan a surgir situaciones cada vez más complicadas. Durante el camino estaremos acompañado por otros dos personajes sumamente queridos, Sam y Paulie, sin olvidar a Don Salieri y otros rostros que facilitan nuestras activadas en Lost Heaven.

Si bien la narrativa se mantiene intacta, sus responsables decidieron complementarla con nuevos diálogos que enriquecen esas inolvidables escenas entre mafiosos. Esta decisión, desde luego, es un acierto total, pues en la historia de 2002 podían percibirse ciertos huecos argumentales. Nada grave, eso sí. Quizá para algunas personas resulte difícil identificar qué secuencias han cambiado ligeramente. pero se agradece que esos pequeños detalles narrativos fueran atendidos correctamente en el remake. Y si eres de los jugadores que disfrutan el juego por primera vez, puedes estar seguro que la historia te dejará satisfecho. No había necesidad de hacer cambios en este apartado; Hangar 13 hizo bien en mantener la esencia narrativa original.

No obstante, debo señalar que Mafia: Definitive Edition queda a deber en la variedad de objetivos. Seré honesto, Mafia no envejeció bien en lo que se refiere al diseño de sus misiones. La gran mayoría comienza, se desarrolla y finaliza de la misma forma. Recoge a otros personajes, dirígete a un punto de la ciudad para afrontar un tiroteo y huye. Creo que 2K tenía la oportunidad de fortalecer este rubro con el fin de ofrecer una experiencia de juego más diversa. Quizá cambiar la estructura de algunas misiones lo habría beneficiado sobremanera. El transcurrir de la aventura, aunque nunca pierde el interés gracias a la historia, se vuelve monótona en la actualidad.

Mafia: Definitive Edition

El primer Mafia es considerado como un juego de mundo abierto, sin embargo, probablemente esa descripción ya no encaje en tiempos modernos. ¿La razón? Su historia es completamente lineal y no hay objetivos alternativos que nos inviten a descubrir sucesos ajenos a la familia Salieri. Se echa de menos un esfuerzo por brindar algunas misiones secundarias que habrían enriquecido la experiencia en general. En este sentido, la única novedad es que, tras terminar la historia, tendrás la oportunidad de buscar todos los coleccionables que te restan. Sin dedicar tiempo a encontrar dichos objetos, tu aventura puede extenderse entre 12 y 15 horas, dependiendo tu estilo de juego y la dificultad elegida.

Es momento de hablar sobre la jugabilidad. Por fortuna, el estudio renovó ciertas mecánicas que en 2002 causaban dolores de cabeza. El ejemplo más claro es el de la conducción, pues en el Mafia original era difícil controlar un vehículo; se sentían pesados y, salvo modelos específicos, era complicado hacer maniobras complejas mientras huíamos de nuestros perseguidores. Tampoco se le podía exigir demasiado a los carros de aquella época, pero ese intento de conseguir “realismo” perjudicaba la diversión. En cambio, con el remake pude sentir unos vehículos más ligeros e incluso más maniobrables. Además, al iniciar el juego verás que la conducción automática está activada de manera predeterminada, aunque puedes volver a la manual en el menú de configuración.

Una sorpresa inesperada es la incorporación de motocicletas. Este añadido termina por resolver cualquier inconveniente con los vehículos convencionales, ya que son extremadamente ligeras y pueden alcanzar una gran velocidad apenas acelerar. Y claro, por su tamaño puedes escabullirte por callejones y otras zonas estrechas sin necesidad de ir a pie. Por suerte no tendremos que esperar demasiado para conducirlas; una de ellas estará disponible durante las primeras horas de la aventura en el garaje de Long Italy. Tomando en cuenta que la conducción es un componente crucial en casi todas las misiones, es de agradecer que Hangar 13 haya puesto atención en mejorar las sensaciones al volante.

¿Qué sería de Mafia sin sus espectaculares tiroteos? Si los de la versión “clásica” ya eran fenomenales, en la Definitive Edition han evolucionado con una nueva mecánica: las coberturas. Sí, en el remake podremos sacar provecho de los escenarios para cubrirnos de los proyectiles enemigos. Esta novedad, por supuesto, agrega un componente táctico al combate, pues es posible planear estrategias para atacar a los enemigos según las estructuras que nos rodean. El sistema de coberturas ha sido heredado de Mafia 3, también desarrollado por Hangar 13, por lo que han sabido aprovechar a la perfección un conjunto de mecánicas que dieron excelentes resultados en su título anterior.

Ahora bien, durante los tiroteos pude notar que la inteligencia artificial de los enemigos, aunque se mejoró respecto al juego original, en ocasiones no responde de manera adecuada. Por ejemplo, algunos adversarios abandonan su cobertura con el objetivo de rodearte, pero terminan convirtiéndose en unos asesinos suicidas cuya vida parece no importarles. Sus movimientos arriesgados, desde luego, te obligarán a cambiar de cobertura o responder rápidamente con tus armas. El problema es que los rivales quedan tan desprotegidos que ya no es complicado matarles, sobre todo si equipas una escopeta. Incluso algunos de ellos se aproximan a objetos explosivos que puedes detonar al dispararles. Sus movimientos, entonces, suelen ser predecibles la mayoría de las veces.

Mafia: Definitive Edition

En mi opinión, el gunplay del primer Mafia no necesitaba modificaciones importantes para seguir sobresaliendo. A diferencia de la conducción, disparar se siente igual que en aquel entonces. Sin embargo, estoy consciente de que esta decisión probablemente no reciba el visto bueno de algunos jugadores. ¿La razón? Tommy Angelo está lejos de ser un experto en el manejo de armas; podrás sentir su imprecisión y poco dominio de la actividad. No se trata de una deficiencia técnica, sino de dejar claro que estamos controlando a un personaje que tuvo una vida normal antes de adentrarse al mundo de la mafia.

A nuestra disposición contaremos con un variado arsenal de armas, entre ellas pistolas, escopetas, rifles y el famoso subfusil Thompson, que lo hemos visto en innumerables ocasiones en películas de mafiosos o asaltabancos. Los enfrentamientos, además, ahora están acompañados por un combate cuerpo a cuerpo que, debido a su simpleza, nunca logra destacarse. Y es que solo se limitan a apretar dos botones, uno para esquivar los golpes de los rivales —con alerta previa en pantalla—, y el otro para producir ataques lentos y sosos. Considero que su incorporación tendría que haber sido más elaborada; su influencia es nula en los enfrentamientos que ofrece del juego.

Los mejores remakes de los últimos años son preponderantes, sobre todo, por su apartado visual renovado. Mafia: Definitive Edition sigue esa misma línea con una puesta en escena que rosa lo sublime. La atención al detalle por parte de Hangar 13 le ha dado una segunda vida a Lost Heaven, sin importar si estamos dentro de la ciudad o a las afueras de la misma. Incluso hay algunas misiones que se disfrutan más por la ambientación que nos rodea, ya sea un clima extremo que convierte la escena en una experiencia casi cinematográfica, o porque el escenario expone una iluminación y demás efectos dignos de la actual generación.

Mafia: Definitive Edition

Es importante mencionar que el estudio mejoró sustancialmente los modelados de estructuras, vehículos, armas y cualquier otro objeto presente en Lost Heaven. Este mismo tratamiento también lo recibieron los personajes, los cuales dan un salto de calidad brutal en comparación con la entrega original. Lo notarás inmediatamente en sus expresiones faciales, que ahora transmiten emociones por sí solas. Para finalizar, el remake presume una banda sonora completamente nueva, misma que interviene oportunamente en los mejores momentos de la historia. El soundtrack, por su parte, incluye una colección de más de 30 temas licenciados de la época.

Conclusión

8.5
10

Si eres un fiel jugador de la franquicia, volver a pisar Lost Heaven a través de Mafia: Definitive Edition será una experiencia fantástica llena de nostalgia. Indudablemente, estamos ante uno de los mejores remakes que vieron la luz en la todavía actual generación. En general el trabajo de Hangar 13 ha sido sobresaliente con el remake.

Sí, existen algunos elementos que pudieron haber dado un salto para adaptarse a las mecánicas de la actualidad, principalmente el tema de la estructura de las misiones, pero eso no evita que destaquemos el excelente trabajo del estudio para darle un segundo aire a la icónica Lost Heaven. Dos décadas después, sus personajes siguen maravillando y la historia es digna de repetirse. Ojalá este sea el punto de partida para pensar en una cuarta entrega, porque es innegable que la franquicia todavía tiene muchísimo potencial.


Pros

  • La historia y personajes siguen siendo excelentes.
  • Las coberturas mejoran la experiencia de los tiroteos.
  • Conducir es más agradable.
  • El salto visual es sobresaliente.

Contras

  • La experiencia de las misiones se vuelve monótona.
  • El sistema de combate cuerpo a cuerpo es irrelevante.