análisis

MacBook Pro 13″ 2019 (2 puertos USB-C)

- Jul 31, 2019 - 17:22 (CET)

Ficha técnica

  • Procesador: Intel Core i5 de 4 núcleos a 1,4 GHz de 8ª generación
  • Pantalla: 13 pulgadas retina con True Tone
  • Gráficas: Intel Iris Plus Graphics 645
  • RAM: 8 GB de memoria LPDDR3
  • Almacenamiento: SSD 128 GB

Mejor teclado, menor precio, más desempeño y precio reducido. Parece que la fórmula mágica del MacBook Pro vuelve a Apple con el modelo de 13" base, que además incluye Touch Bar y Touch ID.

¿Las dos mayores quejas del MacBook Pro de diseño actual? El teclado y el precio. Apple introdujo el teclado con mecanismo de mariposa en marzo de 2015 con el —ahora descontinuado— MacBook de 12", el cual permite que la base sea mucho más delgada pero que las teclas mantengan cierto nivel de recorrido.

Ha sido una verdadera pesadilla para la compañía con reportes de fallos durante los últimos cuatro años, intentando iterar en su diseño, con cuatro generaciones diferentes que siempre prometen lo mismo: menos sonido al teclear, más sensación de recorrido y solución de problemas.

Por otro lado está el precio. Los MacBook Pro de última generación, aquellos con el diseño actual, siempre han sido significativamente más caros que su generación anterior.

Con el anuncio de este MacBook Pro de 13", apuntan a solucionar ambos aspectos. Incluye un teclado de mariposa de cuarta generación que supuestamente arregla realmente el problema del fallo de teclas por partículas de polvo, que tiene mejor recorrido, con menor sonido y un precio muchísimo más accesible.

Este MacBook Pro de 13" de configuración base reemplaza al modelo sin Touch Bar que se ofreció durante algunos años como opción más económica. El precio se mantiene, pero agregan el componente touch y un procesador de cuatro núcleos bastante potente. ¿Ha dado Apple finalmente en el clavo?

Desempeño

No hay nada que objetar detrás del desempeño del MacBook Pro 13". Con el procesador de cuatro núcleos de octava generación el desempeño máximo posible del portátil se pone a la altura del Core i5 de las mismas características del año pasado.

Haciendo pruebas comparativas entre el MacBook Pro de 13" 2018 (2,3 GHz Intel Core i5 de cuatro nucleos) versus el MacBook Pro 13" 2019 base (1,4 GHz Intel Core i5, también de cuatro nucleos) con Geekbench 4, los resultados hablan por si mismos:

Es verdad que estas pruebas de desempeño cada vez son más injustas en el sentido que los portátiles de Apple empiezan a incluir componentes de hardware para tareas específicas. Por ejemplo, el chip T2 incluido es capaz de codificar video en formato h.265 a velocidades sorprendentemente rápidas. No es su propósito principal, pero tiene esa capacidad.

Ese mismo proceso hecho únicamente con el microprocesador lo haría significativamente más lento, aún cuando fuese mucho más rápido que una máquina con el T2.

En cuanto al desempeño del SSD, sigue siendo un componente sumamente veloz capaz de leer a 3,2 GB por segundo en información secuencia o 2,2 GB por segundo a la hora de escribir en las mismas condiciones.

Teclado

Durante los últimos días, incluyendo el trabajar y escribir esta reseña, lo he estado haciendo únicamente desde el nuevo MacBook Pro 13". Debo aclarar que yo tengo el mismo modelo, pero del año pasado con el teclado de tercera generación, que salvo en una ocasión resuelta con aire comprimido, no me ha dado problemas.

Pero la realidad es que los teclados de mecanismo de mariposa han sido un dolor de cabeza para Apple. Desde su primera generación —introducida en 2015— hasta la actualidad, han fallado a miles de personas, en la mayoría de las ocasiones porque se introducen partículas de polvo bajo las teclas, afectando el funcionamiento.

En 2018, con la tercera generación del teclado, introdujeron una membrana protectora que estaba, supuestamente, para reducir el ruido al teclear pero que impedía que se introduzcan materias extrañas entre la base y las teclas.

En aquel momento quedé satisfecho con las mejoras —para mi la primera generación del teclado de mariposa fue una experiencia poco agradable— pero hay que aceptar que esta nueva generación es aún más cómoda.

Es una mejora progresiva, como lo fue el de la generación anterior. La sensación de recorrido mejora un poco más, el ruido es aún menor y supuestamente los problemas se solucionan. Es imposible determinar si esto último es verdad con unos días y semanas de uso —los problemas suelen ocurrir meses después de comprar el portátil— pero Apple se ha comprometido a cambiar teclados con mecanismo de mariposa, sin costo alguno, si fallan.

Ir y volver entre el MacBook Pro de 13" de 2018 y 2019 me ha ayudado a comprar la experiencia del teclado entre una generación y otra, con las evidentes mejoras. Y sí, es un poco más cómodo escribir ahora.

Dicho eso, considerando el costo de los MacBook Pro con el último diseño, los fallos que han tenido en el componente más básico del producto, su teclado, son inaceptables.

Sólo dos puertos USB-C / Thunderbolt 3

Al igual que el modelo económico sin Touch Bar, este MacBook Pro de 13" tiene únicamente dos puertos USB-C/Thunderbolt 3 en el lado izquierdo del portátil. Son versátiles que permiten cargar el portátil, conectar pantallas externas, periféricos como discos duros externos, teclados, ratones o lectores de memoria.

En mi día a día yo uso dos puertos: el de la pantalla y el cargador pero es normal que de vez en cuando use un tercer puerto para conectar lectores de memoria. Con este modelo de vez en cuando me he quedado corto.

Los puertos, al ser Thunderbolt 3 y USB-C, permiten usar hubs, donde se pueden conectar varios componentes. Son productos baratos y muy útiles que deberían estar en la mochila de cualquier persona que tiene un equipo de este tipo.

Para la mayoría de personas ese pequeño inconveniente justificará el ahorro significativo de precio del portátil.

Precio

En cuanto a precio el nuevo MacBook Pro es bastante atractivo: 1.299 dólares (más impuestos) en Estados Unidos y 1.499 euros (con impuestos) en Europa. Es el precio más bajo que Apple ha ofrecido a un portátil con Touch Bar, pantalla retina con True Tone y el nuevo diseño.

Me resulta un precio tan bueno y la relación calidad/precio es tan buena, que me cuestiono la recomendación del MacBook Air, que sí, pesa menos y es más delgado, pero con un procesador más lento y de doble núcleo.

Conclusión

9
10

El MacBook Pro de 13" de base va definitivamente en la línea de estrategia de precios cada vez más competitivos a los que ha entrado Apple en 2019. Trae elementos como el Touch Bar, pantalla True Tone y procesador de cuatro núcleos al modelo más barato que sin duda alguna le dará mucho más valor a personas que quieren un portátil muy potente, pero que buscan opciones económicas.

No se compara con portátiles baratos de 400 o 500 dólares/euros que pululan en Aliexpress o Amazon, pero el MacBook Pro es una apuesta segura a un equipo extremadamente bueno, duradero, potente, con actualizaciones constantes.

Dicho eso, queda saber si el teclado resuelve los problemas del pasado o no. Por el momento funciona mejor, pero solo el tiempo dirá si los fallos vuelven o no.


Pros

  • Rápido
  • Más Barato
  • Mejor teclado
  • ¡Touch ID!

Contras

  • Sólo dos puertos USB-C
  • Aún no sabemos si realmente se solucionaron los problemas de teclado
  • Sigo sin ver real utilidad al Touch Bar