análisis

iPad Pro 9.7″

- Abr 13, 2016 - 17:41 (CET)

Ficha técnica

apple_ipad_pro9_7_32gb_rose_gold_header

  • Pantalla: IPS de 9.7", True Tone
  • Resolución: 2048 x 1536 píxeles, 264 ppp
  • Procesador: A9X 64 bits
  • Memoria RAM: 2 GB
  • Almacenamiento: 32 / 128 / 256 GB
  • Cámara: trasera 12 MP f/2.2 / frontal 5 MP f/2.2
  • Conectividad: WiFi 802.11ac, Bluetooth 4.2, LTE (opcional)
  • Medidas: 240 x 169.5 x 6.1 mm
  • Peso: 437 g (Wi-Fi) / 444 g (Wi-Fi + LTE)

Apple se ha saltado el guión. Lo de anunciar un evento en marzo ya lo hizo en 2015 con la presentación del MacBook y la llegada comercial del Apple Watch, pero un iPhone y un iPad nuevos en época de Semana Santa era algo inédito.

Esto es grande / Esto es pequeño

Al igual que con los smartphones, la percepción de tamaño de una tablet viene dada, sobre todo, por la que solemos manejar. Así, el dueño de un teléfono de 4 pulgadas verá grande el de 4.7, y el dueño de uno de 5.5 pulgadas verá enano ese mismo de 4.7. Percepciones y hábitos.

En el caso del iPad Pro de 9.7", es el tamaño "tablet" por excelencia, al que más nos tiene acostumbrados Apple, así que no nos costará demasiado adaptarnos a él vengamos de donde vengamos, al contrario que lo que ocurre con el mini o el iPad Pro de 12.9", cuya curva de adaptación es muchísimo más pronunciada.

Por otro lado, parece que Apple se ha tomado una pequeña pausa en su objetivo de hacer cada vez más ligero y fino el dispositivo. Cada vez tiene menos margen, pero también cada vez nos vuelve a sorprender. De momento, nada que reprochar: alcanzar este nivel de miniaturización y optimización del espacio, manteniendo el rendimiento y la autonomía de este iPad Pro, no puede tener réplica.

Diseño y tamaño

Versión corta: todo lo bueno del iPad Pro de 12.9", en la versión reducida y ligera que marcan los marcos, valga la redundancia, del iPad Air 2.

Versión larga: no hay misterios en este tamaño y diseño, herederos directos del iPad Air. La "pérdida" respecto a la versión de 12.9 pulgadas es evidente, sobre todo a la hora de utilizarlo con el teclado acoplado para ser productivos. Una pantalla más pequeña con menos espacio útil.

A cambio, se gana mucho en manejabilidad. Un iPad Pro 9.7" tiene mucho más sentido para quien se pasa la semana metiéndolo y sacándolo de la mochila, usándolo en trenes y aviones, como una extensión del smartphone.

Frente a él, el de 12.9", más idóneo para quien lo usa como se suele utilizar un portátil: de una forma estática, sin tantos viajes dentro y fuera de la mochila, apoyado en una mesa en la mayoría de ocasiones. Cuestión de tallas.

iPad_Pro_9_87853250205ad64410f20f65448436e2

En la pantalla está quizás la mayor baza del iPad Pro 9.7": no tiene rival

Pantalla y true tone

Posiblemente estemos frente a la mejor pantalla que hemos visto nunca en un dispositivo iOS y en cualquier dispositivo móvil. La resolución ha bajado respecto a la del iPad Pro de 12.9", y se queda en la habitual en los iPad recientes de 9.7", 2048 x 1536 píxeles. El resultado, la misma densidad que en el modelo superior, 264 píxeles por pulgada. Y llevado a la práctica, una reproducción del color, brillo y contraste excelentes. No hay pantalla igual en el mercado de tablets ni smartphones.

True Tone es la puntilla que faltaba a la pantalla definitivaHasta aquí, nada demasiado nuevo bajo el Sol. Lo interesante llega cuando a esta calidad se le suma la tecnología True Tone, nombre familiar para cualquier asiduo de la tecnología en general y de Apple en particular: es el mismo nombre que lleva el flash del iPhone desde que Cook presentó el 5s, y con él, un doble flash con luz tanto blanca como ámbar y más de mil opciones de combinación de ambas para que se utilizase el flash con la luz perfecta para cada situación. Aplicado a la pantalla, adapta el color, contraste y saturación según las condiciones lumínicas.

Esto se traduce en que si estamos leyendo un libro o un artículo a plena luz solar, la pantalla reforzará el contraste y la intensidad del blanco para que el texto sea más legible. Y así con todo tipo de situaciones en base a qué cantidad y tipo de luz tengamos en cada momento.

True Tone es invisible, no es como el modo Night Shift, rodeado de cierta incógnita todavía, que modifica de forma agresiva la temperatura de color de la pantalla cuando comienza a atardecer. True Tone se nota cuando lo desactivamos. Es entonces cuando podemos apreciar la diferencia.

El sonido

iPad_Pro_9_b69551837bf0f4bcfdad30d73f8a45ec

Si algo es especialmente acertado en el iPad Pro 9.7" a la hora de traerlo desde el modelo superior es el sonido, los cuatro altavoces incorporados en los bordes inferior y superior que realmente marcan la diferencia con el iPad Air 2, mini 3 y compañía. De hecho, es difícil pensar en una tablet con un sonido tan bueno y potente.

iPad_Pro_9_b9f8b764a5e365f9f2ec451af696a7d5

Apple también ha hecho una genialidad con los altavoces: adaptar el sonido de cada uno en función de si tenemos el iPad en vertical o apaisado. Las frecuencias medias y altas siempre salen de los altavoces que estén en el borde superior, mientras que los bajos salen por los cuatro. Un detalle que para muchos pasará desapercibido pero que tiene su consecuencia en un sonido, simplemente, mejor.

El sonido en el iPad Pro 9.7" es superior, y no sólo de cara a escuchar música o ver películas. Hace que utilizarlo sin auriculares para hablar por Facetime en un entorno ruidoso, por ejemplo, sea bastante mejor que en un iPad Air 2 y otros compañeros de fábrica.

Smart Keyboard: ¿yay or nay?

El Smart Keyboard del iPad Pro 9.7" no tiene secreto: es el mismo que el del iPad Pro de 12.9", adaptado en tamaño. Sigue con sus mismos puntos fuertes y débiles: entre los primeros, es cómodo al tacto y elegante, además de resistente, utiliza el Smart Connector, y es rápido acostumbrarse a escribir con él.

iPad Pro 9.7 09

En el lado de las desventajas, todavía no hay un modelo con teclado español (sólo estadounidense), no es retroiluminado, y tiene cierta propensión a atraer partículas de suciedad.

Así y todo, en global nos parece la mejor opción a considerar para quien quiere un teclado para su iPad Pro, aunque por supuesto esto va sujeto a gustos. Las opciones más populares alternativas, incluso con teclado retroiluminado y en español, están por detrás en diseño.

Y más

La batería está en torno a las diez horas de utilización que atribuye Apple, obviamente con diferencias en base al tipo de uso de cada usuario. Si se utiliza como dispositivo principal (o único) durante una jornada de trabajo, muy probablemente la aguantará sin problemas sin tener que pasar por el cargador. En este caso, referenciamos a la carga diaria.

Para usos más esporádicos, de ratos entre el trabajo y la desconexión, o utilización puntual, la carga será mucho más eventual. Un consejo aquí: el iPad Pro 9.7" LTE consume más que el Wi-Fi si tiene insertada una tarjeta SIM, especialmente en movilidad, como cualquier smartphone. En el caso de no usarse, mejor ponerlo en modo avión de cara a largos ratos de ahorro de batería.

iPad Pro 9.7 15

Las cámaras, por otro lado, son por fin tan buenas como en el iPhone más reciente, en este caso el 6s. Nada que añadir por lo tanto, son cámaras que ya no tienen secretos. Ninguna tablet puede hacerle frente en este sentido. La cámara trasera de una tablet, de todas formas, tampoco conquistará a prácticamente nadie. La frontal, en cualquier caso, tiene algo más de sentido.

Cómpralo si...

  • 13 pulgadas te parecen muchas pulgadas para una tablet. O 12.9, para ser exactos. El iPad Pro 9.7" pica como una abeja y vuela como una mariposa. Tan ligero y manejable como potente.

  • Tu ecosistema gira en torno a Apple. Para los poseedores de un Mac y un iPhone, ninguna tablet será tan intuitiva ni tendrá una comunicación mejor que el iPad.

  • Planeas que tu tablet sea tu cámara de fotos. No es muy común, pero hay quien por el tamaño de la pantalla prefiere hacer fotos desde una tablet. Si eres uno de ellos, ninguna tablet del mercado está al nivel del iPad Pro 9.7"

  • Quieres una tablet para el ocio. Pese a que su apellido sea Pro, es tan válida para el consumo y el entretenimiento como el iPad Air 2, con especificaciones mejoradas.

No lo compres si...

  • Quieres que sea tu dispositivo principal de trabajo. Nos tememos que los flujos, el estado general del software (no sólo en iOS, sino global) y la realidad del sector profesional general todavía no están como para que sea realmente viable algo así en la inmensa mayoría de los casos. El iPad Pro, tanto el anterior como este, nos ha sido de gran utilidad como satélite o complemento del MacBook, pero a duras penas podríamos pensar en él como nuestro dispositivo principal de trabajo de forma sostenida.

  • Ya tienes un iPad Air 2. Los añadidos del iPad Pro 9.7" respecto a este no justificarán el salto en la mayoría de los casos. Sólo los entusiastas del Pencil (¿alguien ha dicho "creativos"?) o de quien pueda y quiera estar siempre a la última podrán pensar con lógica en dar ese paso, pese al desembolso.

iPad_Pro_9_ebd05b22cfb241264950fcf5eb1e94e3

Conclusión

9
10

El iPad Pro 9.7" tiene todo lo bueno del iPad Pro de 12.9" adaptado a un tamaño (y un precio) mucho más aceptables en el mercado de masas, o en el mercado de consumo con ciertas aspiraciones profesionales.

No pierde prácticamente nada respecto a su hermano mayor: la pantalla es, aunque algo más pequeña, aún mejor. Las cámara ya son tan buenas, píxel a píxel, como las del último iPhone (aunque a la postre, casi nadie usa la trasera de forma regular). El rendimiento se mantiene, y únicamente hay un asterisco en sus tripas: 2 GB de RAM, en lugar de los 4 GB del modelo grande. Un detalle que puede parecer baladí (hablamos de Apple, allende donde las especificaciones se difuminan) pero que puede tener consecuencias en el rendimiento y la multitarea, especialmente dentro de un tiempo y unas cuantas actualizaciones.

Ese, y el hecho de que falta repensar algo más el sistema operativo para que los dispositivos apellidados "Pro" que usan iOS puedan batirse el cobre con las tablets con Windows 10 en el ring de una oficina. Hablamos de un par de pasos más en la multitarea, la posibilidad de hacer drag & drop con textos, imágenes, etc. para aprovechar mejor la pantalla dividida de Split View.

Por lo demás, estamos frente a la tablet total.


Pros

  • La pantalla. Un óleo de Millet.
  • El diseño. Una escultura de Miguel Ángel.
  • El rendimiento. Un Ferrari F2004.

Contras

  • La multitarea no es suficiente. Ni siquiera con split view: falta un drag & drop.
  • El Smart Keyboard no es retroiluminado. Sería la pera, pero no ha estado "el manzano" Apple para dárnoslo.