HTC U11
análisis

HTC U11

Por 6/08/17 - 11:40

Ficha técnica

  • SoC: Snapdragon 835
  • RAM: 4 GB
  • Memoria: 64 GB
  • Cámara principal: 12 MPX + OIS + Flash LED + Lente f/1.7
  • Cámara secundaria: 16 MPX
  • Dimensiones: 153,9 x 75,9 x 7,9 mm
  • Peso: 169 gr.

El HTC U11 es la sorpresa del 2017. Uno de los mejores teléfonos del año, construído con mimo por uno de los fabricantes más emblemáticos de la "Edad del Smartphone".

Hay fabricantes con un poder muy valioso: el de la nostalgia. Empresas que, por su trayectoria y filosofía, conectan de una forma especial con el cliente incluso en sus horas más bajas.

HTC es una de esas empresas. Impulsaron el smartphone desde el inicio, innovaron y crearon productos excelentes durante muchos años. Llegaron a liderar la industria con su buen gusto y su excelente conexión con la comunidad de usuarios. Pero un día la verticalidad de Samsung y algunas malas decisiones acabaron condenándoles a la irrelevancia.

Pese a ello, HTC ha seguido lanzando teléfonos de forma periódica. Algunos fueron muy desafortunados, como el M9. Pero otros, como el U11 con el que afrontan este 2017, vuelven a sacar lo mejor de ese fabricante que tanto impulsó la "Edad del Smartphone" durante sus primeros años. Es tan bueno lo que han conseguido que el U11, sin lugar a dudas, se cuela entre los mejores teléfonos del año. Y lograr eso, en sus horas más bajas como fabricante de smartphones, es un logro increíble.

La construcción, como siempre, es sublime. La fusión de elementos y atención al detalle que elogiamos ahora en Samsung o Huawei lo lleva aplicando HTC desde hace años, y el U11 no falta a esa tradición.

Eso sí: lo hace de una forma más extravagante. El U11 llega con una espalda brillante muy llamativa y, al mismo tiempo, atractiva. En la versión más oscura, la sensación es próxima al iPhone 7 Jet Black. Pero lo divertido está en el resto de versiones, con espaldas en azul eléctrico, rojo fuego y celeste, entre otros. Todos ellos son aún más llamativos, y se apoyan en el acabado "superficie líquida", que hace que el color varíe ligeramente en función de cómo incida la luz sobre el cuerpo.

Además, el U11 encaja con la mano como un par de piezas LEGO. La ligera curvatura se deja querer por la mano, y la uniformidad en los contornos es una detalle excelente. Nadie en HTC ha olvidado cómo se hace un buen teléfono, y esta es la mejor muestra.

La única gran queja del diseño y la construcción del U11 es su tamaño. Es un teléfono muy grande, y la responsabilidad es de los gruesos marcos que rodean la pantalla. Esto, en 2016, sería válido. Pero en 2017, cuando todos los fabricantes están apostando o van a apostar por marcos muy delgados y formatos más compactos, penaliza bastante la imagen de un producto.

La pantalla del U11 es sencillamente fantástica. 5,5 pulgadas de tamaño, una excelente resolución QHD y un panel que rebosa calidad. El contraste es muy bueno —aunque las pantallas OLED, por su naturaleza, siguen ligeramente por delante en este aspecto—, cuenta con un nivel de brillo alto y la calibración del panel es muy acertada. En otras palabras: el desempeño es muy bueno incluso en situaciones adversas como un verano en la campiña sevillana.

Estas buenas cifras no son una sorpresa. En el pasado, HTC ha montado algunas de las mejores pantallas del sector, y el U11, con panel SuperLCD5, no es una excepción en esa trayectoria. Además, al evitar la tecnología OLED por la que otros fabricantes sí optan, HTC esquiva problemas como como el quemado de la pantalla o los tintes rosados/verdosos que sí aparecen en algunas pantallas OLED de forma esporádica.

En el interior del HTC U11 se encuentra el clásico dúo que protagoniza la mayoría de teléfonos de gama alta en 2017: un SoC Snapdragon 835 junto a un módulo de 4 GB de memoria RAM. Sobre ellos, la última versión de Android con el software propio de HTC, que, aunque intrusivo, funciona a las mil maravillas y mantiene en todo momento la cohesión con el resto del sistema —que aprendan en Huawei—.

El software además cuenta con una nueva estrella: "Edge Sense". Esta función permite lanzar aplicaciones o tomar fotografías apretando los laterales del teléfono, como si de una esponja se tratase. ¿Es útil? Bastante poco. ¿Por qué está ahí? Porque en HTC pensaron que esto les haría vender más teléfonos, pese a que, en realidad, pierde cualquier interés tras dos días con el U11 en el bolsillo. ¿Estorba? La verdad es que no, pero no deja de ser una característica pensada única y exclusivamente con fines promocionales.

Un aspecto en el que sí podrían haber volcado el material promocional es en la cámara. El sensor de doce megapíxeles, la lente con apertura f/1.7 y el sistema de estabilización óptica, junto con el software que controla toda la circuitería convierten al U11 en uno de los teléfonos móviles con mejor cámara fotográfica de 2017.

¿Es la mejor? Difícil afirmarlo, pero entra sin lugar a dudas en ese Olimpo ocupado por el Pixel, el iPhone 7 Plus y el Galaxy S8. Cada uno lo hace mejor en una serie de escenarios, pero lo importante es que todos resuelven de forma excelente cualquier situación. Solo pequeños detalles marcan la diferencia entre uno y otro. Pequeños detalles que, para el público general, es posible que pasen desapercibidos.

Lo que no pasa desapercibida es la autonomía del teléfono, que mejora a los principales teléfonos de gama alta y equipara a propuestas como el 7 Plus de Apple. Todo ello con solo 3.000 mAh, una capacidad inferior a, por ejemplo, los 3.500 mAh del Galaxy S8+.

Como detalles menores, el U11 cuenta un sensor de huellas dactilares bastante solvente y certificación IP68 (por fin) frente a pólvora y agua.

Conclusión

9
10

El U11 es uno de los mejores teléfonos móviles de 2017, no hay ninguna duda. Cuenta con una buena pantalla, un diseño atractivo, una cámara increíble y un buen desempeño en cualquier situación. Poco más se puede pedir a un fabricante en la actualidad.

Lo irónico de esto es que, tras años convulsos, HTC ha logrado volver al podium justo cuando más débil es su posición en el mercado. Y eso, por muy positivo que sea, no deja de ser sorprendente.


Pros

  • Cámara. Como dirían en Inglaterra: una cámara best-in-class. Su uso es sencillo, rápido y los resultados son excelentes.
  • Construcción. Sublime. Las diferentes piezas del chasis se funden entre sí con suavidad, las curvas encajan a la perfección con la mano y la homogeneidad es la palabra que domina el conjunto.
  • Pantalla. Sin recurrir al OLED, el U11 ofrece una de las mejores pantallas del sector. Rica en brillo, contraste y, cómo no, con una muy buena calibración.

Contras

  • Marcos. En 2017, esos marcos tan gruesos deberían estar reservados para las fotos de familia, no para un teléfono móvil.
  • ¿Squeeze?. Apretar el teléfono para realizar acciones no deja de ser una característica inútil y totalmente prescindible.
  • Fragilidad. Con cristal delante y detrás, el U11 es realmente frágil. Cualquier golpe mínimo puede acabar afectando a su integridad.