análisis

Blair Witch

- Sep 12, 2019 - 17:00 (CET)

Ficha técnica

  • Desarrollador: Bloober Team
  • Publisher: Bloober Team
  • Género: Survival Horror
  • Plataformas: Xbox One y PC

Es bien sabido que la relación entre videojuegos y películas nunca ha sido buena. Grandes juegos se convierten en pobres adaptaciones a la pantalla grande y viceversa. Blair Witch tendría todos los elementos para salirse de ese molde: un desarrollador que domina el género de terror y un exitoso film de bajo presupuesto que apostaba por algo distinto en los noventa. Lamentablemente no es así.

Bloober Team, desarrolladores de los dos juegos de Layers of Fear, lanzaron recientemente Blair Witch, un juego ambientado en 1996 que nos lleva al terrorífico Black Hills en Burkittsville, Maryland. El juego ocurre dos años después de los sucesos ocurridos en la primera película, por lo que encontraremos referencias. Si bien no es necesario haberla visto para poder jugarlo, el hacerlo nos ayudará a entender ciertos ítems que encontramos en nuestra aventura.

En Blair Witch nos ponemos en los zapatos de Ellis, un ex-policía y veterano de guerra que es acompañado de su perro Bullet, un pastor alemán que lo ayudará a encontrar su camino en el bosque. La trama del juego se centra en la desaparición del niño Peter Shannon, al que el sheriff y un grupo de voluntarios buscan en Black Hills.

A pesar de las advertencias del responsable de la policía y de su ex-esposa, Ellis decide ayudar en la búsqueda. El problema es que nuestro protagonista sufre de ataques de pánico que solo consigue calmar cuando Bullet está cerca. Este elemento se vuelve crucial durante las casi 10 horas de juego (o menos, si no te pierdes tanto), ya que nuestro perro es lo único que nos mantiene cuerdos y ayuda a orientarnos en un terreno que parece cambiar a medida que avanzamos.

Otro tipo de miedo

Blair Witch no apuesta por los sobresaltos o los encuentros traumáticos con enemigos que tiene Layers of Fear 2. Bloober Team juega con la sensación de estar perdidos en un bosque a mitad de la noche, con una lámpara que falla en los momentos esenciales y la claustrofobia de quedar atrapados entre las ramas por salirnos del camino.

El objetivo de buscar a Peter se convierte en una carrera por encontrarle sentido a todas las cosas paranormales que experimentamos. Blair Witch cuenta con mecánicas de juego interesantes, principalmente Bullet. Una rueda de comandos permite ordenar a nuestro perro que busque evidencia o que rastree cosas con el olfato. También es capaz de alertarnos de la posición de un enemigo o de algo maligno que le impide avanzar.

Otra mecánica involucra a una videocámara y los casetes que vamos encontrando por el bosque. Al reproducirlos podemos ver algo que ocurrió antes o traer elementos de la grabación al mundo real. La cámara no solo resuelve los puzzles, también puede reconocer cierta clase de enemigos que deberemos esquivar.

A primera vista pareciera que Blair Witch se valdría de estos elementos para entregar una experiencia al mismo nivel de otros juegos del desarrollador. El problema es que no los aprovecha, o en algunos casos, lo hace demasiado tarde cuando ya dejó de interesarnos.

La experiencia comienza a caerse después de la mitad del juego. Los enemigos son escasos, los puzzles son tan sencillos y algunas cajas de colisión de las ramas provocan que nos atoremos mientras caminamos. Las instrucciones a Bullet dejan de ser relevantes cuando vemos que no hay nada más que buscar y el único miedo que llega a provocarnos es que no vuelva cuando le gritamos que regrese.

La historia tampoco es de lo más atractivo, aunque siendo honestos, la trama de la película original no fue grandiosa. En algún momento sentí que estaba viendo la 8a temporada de Juego de Tronos al presenciar cómo trataba de resolver todo en los últimos capítulos.

Blair Witch es un juego en el que las decisiones importan y existen múltiples finales que dependerán de tus acciones. El problema es que no tiene algo que nos invite a revisitarlo. Si, caminar por un bosque como Black Hills es terrorífico, y más con los efectos de sonido impecables, sin embargo, la jugabilidad se vuelve repetitiva y no existe un momento que nos haga pensar "¿Qué habría pasado de hacer 'X' en lugar de 'Y'?".

Si eres fanático de la película original o de los juegos de terror, tal vez encuentres a Blair Witch entretenido durante dos o tres horas. El juego se encuentra disponible en Xbox One y PC. En caso que seas usuario de Xbox Game Pass podrás descargarlo sin costo y jugarlo, de lo contrario te sugerimos que esperes a que haya una rebaja o mejor compres Layers of Fear 2.

Conclusión

6.5
10

Blair Witch es un juego en el que las decisiones importan y existen múltiples finales que dependerán de tus acciones. El problema es que no tiene algo que nos invite a revisitarlo. Si, caminar por un bosque como Black Hills es terrorífico, y más con los efectos de sonido impecables, sin embargo, la jugabilidad se vuelve repetitiva y no existe un momento que nos haga pensar "¿Qué habría pasado de hacer 'X' en lugar de 'Y'?".

Si eres fanático de la película original o de los juegos de terror, tal vez encuentres a Blair Witch entretenido durante dos o tres horas. El juego se encuentra disponible en Xbox One y PC. En caso que seas usuario de Xbox Game Pass podrás descargarlo sin costo y jugarlo, de lo contrario te sugerimos que esperes a que haya una rebaja o vayas por otro juego de terror.


Pros

  • La inteligencia artificial de Bullet
  • El diseño de sonido
  • La ambientación de Black Hills

Contras

  • Buenas mecánicas de juego que no son aprovechadas
  • El cierre de la historia se siente apresurado
  • Poca variedad en el combate y los puzzles
  • Problemas de colisiones en algunas zonas