análisis

BenQ EW3270U: Netflix y videojuegos

- Feb 4, 2020 - 5:04 (CET)

Ficha técnica

  • Panel: 32 pulgadas, LCD VA, 60 Hz
  • Resolución: 4K, 3.840 x 2.160 pixeles
  • HDR: HDR 10, con 300 nits de brillo máximo
  • Tiempo de respuesta: 4 ms
  • Conexión: DP 1.4, HDMI 2.0, USB-C

BenQ apuesta por un monitor 4K HDR de 32 pulgadas para conectar nuestras consolas de videojuegos o portátiles, y aunque la calidad de imagen es atractiva, no funciona tan bien para otras tareas.

La búsqueda por el "monitor ideal" se ha complicado en los últimos años. La idea de tener un dispositivo todo en uno ha sido eclipsada por la cantidad de líneas que ofrecen los fabricantes para satisfacer una necesidad en específico. Tal es el caso del BenQ EW3270U, que cuenta con una pantalla 4K de 32 pulgadas enfocada al entretenimiento.

El fabricante apuesta a los jugadores de consola, principalmente aquellos que tienen una compatible con 4K HDR como la Xbox One X o PlayStation 4 Pro. A diferencia de otros modelos enfocados al gamer entusiasta, este modelo en particular se sale de las especificaciones clave como la frecuencia de actualización o el tiempo de respuesta, ya que estos son específicos de su serie Zowie para e-Sports.

Dicho lo anterior, ¿quién debería comprar el BenQ EW3270U? Luego de probarlo por dos semanas me queda claro que este monitor está destinado a aquellos que buscan una pantalla secundaria a la que puedan conectar su portátil y las consolas de sobremesa.

Características técnicas

En términos de especificaciones, el BenQ EW3270U cuenta con una pantalla de 31,5 pulgadas con aspecto 16:9 y resolución 4K (3840 x 2160). El panel es de tecnología VA y ofrece un radio de contraste de 3000:1 con brillo de 300 nits. El ángulo de visión es de 178 grados y cuenta con un tiempo de respuesta de 4 ms, algo elevado si consideramos que el estándar para juegos es de 2 o 1 ms.

El fabricante asegura que este monitor cubre el 100% del estándar de color Rec. 709 y 95% DCI-P3, así como una profundidad de color de 10 bits. El EW3270U tiene soporte para contenido HDR 10, presente en contenido como videojuegos y películas. Sumado a esto se ofrece una característica que emula el HDR por medio de ajustes en el color y el contraste.

BenQ no se ha quebrado la cabeza con el diseño. La pantalla cuenta con un borde de 14 mm, que aunque no resultaría muy práctico para configuraciones de dos monitores, no es tan evidente debido al tamaño. La base incluida permite ajustar la inclinación, más no la altura, aunque afortunadamente es compatible con una montura VESA y se puede prescindir de él.

Instalación y funcionamiento

Aunque la instalación no difiere de otros monitores, vale la pena mencionar que la encontré extremadamente sencilla y "casi" sin la necesidad de herramientas. La base cuenta con tornillos pre-ajustados que solo requieren un par de vueltas una vez que inserta la pantalla.

La caja incluye cables USB-C y mDP-DP, mientras que el monitor cuenta con las entradas mencionadas, mas dos puertos HDMI. Los cables son útiles si tienes una portátil, aunque si cuentas con un PC de escritorio deberás conectarlo por HDMI o DisplayPort. El EW3270U es compatible con DisplayPort 1.4 y HDMI 2.0.

El monitor no requiere gran configuración. Cuenta con un cinco botones físicos ubicados en la parte inferior, dos de ellos personalizable para un acceso rápido. El menú OSD se encuentra en español y permite seleccionar entre múltiples modos de imagen predeterminados y uno completamente configurable. También se agradece la presencia del sRGB y Rec.709 cuando queremos una representación fiel del color.

Brillo inteligente y protección contra la luz azul

Una de las características impulsadas por BenQ en este monitor es la tecnología Brightness Intelligence Plus (BI+) que detecta la cantidad de luz que hay en tu habitación por medio de un sensor y ajusta el brillo automáticamente. El BI+ va de la mano con el modo Low Blue Light que reduce la cantidad de luz azul para proteger la vista.

BenQ se ha subido al tren de la "dañina luz azul" y Low Blue Light es la solución. A pesar de que no existe suficiente evidencia científica de que la luz azul sea perjudicial, el BI+ está presente para quien quiera usarlo. En mi caso lo encuentro poco práctico, porque el ajuste de temperatura y saturación de algunos colores es excesivo cuando trabajo a oscuras y prefiero deshabilitarlo.

Si la idea es proteger tus ojos, los científicos recomiendan ajustar el brillo y no la temperatura del color. De igual modo no es recomendable esta modalidad si trabajas con edición imágenes o si vas a usar el monitor para una de sus funciones principales: entretenimiento.

Videojuegos, películas y HDR

El BenQ EW3270U se promociona como una alternativa para jugar en consola y funciona muy bien. Juegos como Forza Horizon 4, Death Stranding, The Division 2 y Red Dead Redemption 2 funcionan perfecto en 4K y HDR, mientras que otros como Doom, The Witcher 3 o The Outer Worlds soportan 4K y existe la opción de un HDR emulado que mejora la imagen.

El monitor cuenta con un botón frontal que activa el HDR y permite combinarse con BI+. El HDR emulado funciona bien en algunos juegos y aunque BenQ dice que el BI+ mejora las escenas al balancear la exposición, la combinación de ambos genera una especie de filtro de Instagram que dispara los colores y el brillo de manera exagerada.

Para los juegos de PC también es posible activar el HDR dentro de la configuración de pantalla de Windows 10, solo hay que asegurarse de tener un GPU compatible. Las series NVIDIA GeForce 1000, AMD Radeon RX 400 e Intel UHD Graphics 600 son los requerimientos mínimos, así como un cable HDMI 2.0 o DisplayPort 1.2.

No está de más decir que al activar el HDR en Windows tendrá que ser solo cuando vayas a reproducir contenido. Es poco práctico trabajar con esta modalidad y la configuración manual del monitor solo permite cambiarse entre HDR y Cine HDR, que es un modo optimizado para películas que ajusta la temperatura del color.

No es un monitor para el día a día

El EW3270U es perfecto para entretenimiento, pero se queda corto en una opción como monitor principal. Por el tamaño es necesario alejarlo lo más posible y sentarte al centro para tener una visualización óptima. La tecnología VA tiende a distorsionar los colores en las orillas o partes más alejadas y si bien no es tan molesto como los paneles TN, en una pantalla de 32 pulgadas es evidente.

Otro problema que noté es que al navegar en páginas con fondo blanco, las imágenes pequeñas y los encabezados generan un efecto de ghosting muy notorio. Esto es visible al desplazar el sitio hacia abajo. En páginas como Amazon es tan evidente que se vuelve molesto.

Por el tamaño cuesta un poco recomendarlo como monitor primario para un PC, pero eso no quiere decir que no sea funcional si se coloca a una distancia considerable. La ventaja de ser compatible con monturas VESA permite ajustarlo a la pared o a un brazo especial para combinarlo con más pantallas.

Conclusión

8
10

El BenQ EW3270U funciona perfecto si quieres conectarlo consolas como PS4 Pro, Xbox One X o tu portátil para ver una película. No ocupa tanto espacio como un televisor y tiene las opciones de conectividad requeridas.

En la categoría de 32 pulgadas hay fuerte competencia de ASUS, Acer y ViewSonic, aunque en términos de precio BenQ tiene ventaja. Por $11,599 pesos, el EW3270U es una buena opción si buscas una pantalla con 4K y HDR.

Si no te interesan prestaciones como un panel curvo o frecuencia de 144 Hz, esta pantalla es ideal para jugar. Si buscas un monitor para productividad y juego, en la gama de 27 pulgadas hay mejores alternativas y a un precio mucho más accesible.


Pros

  • Múltiples opciones de conectividad
  • Soporte HDR nativo y emulado para entretenimiento
  • Fácil instalación y configuración
  • El sensor para ajustar el brillo automático es preciso

Contras

  • No funciona bien como monitor primario para trabajar
  • La tecnología VA hace que los colores se vean "barridos" en los bordes
  • El efecto "ghosting" es notorio en fondos blancos de páginas web
  • El Brillo Inteligente empeora las imágenes en HDR