Apple Watch Series 2
análisis

Apple Watch Series 2

Por 3/11/16 - 17:54

Ficha técnica

apple_watch_300px

  • Tamaño: 38 mm / 42 mm
  • Materiales: aluminio anodizado, acero o cerámica
  • Pantalla: 1.32 " / 1.5"
  • GPS: Integrado
  • SoC: Apple S2
  • Conectividad: Bluetooth 4.0, WiFi 802.11 b, g, n
  • Resistente al agua: Sumergible hasta 50 metros

El Apple Watch Series 2 trae mejoras sustanciales sobre su antecesor, incluyendo mayor velocidad, mejor pantalla, resistencia al agua y mejor desempeño gráfico. ¿Son estas razones suficientes para comprar uno o seguimos ante una plataforma que requiere de más tiempo para madurar? Dependiendo ciertas condiciones y ciertos usos, es posible que el Apple Watch sea un complemento bastante adecuado para tu vida y tu día a día.

Un reloj precioso, una nueva e íntima forma de comunicarte desde tu muñeca y un dispositivo para tu salud y ejercicio.

Esa fue la premisa inicial de Apple con el Apple Watch. La estrategia fue la misma usada para el iPhone, resaltar tres usos claves por medio de los cuales un consumidor invertiría cientos de dólares en un dispositivo que no tenía ni idea de que necesitaba.

La historia dictó que “un teléfono, un iPod con pantalla táctil y un dispositivo para conectarte a Internet” se quedaba muy corto para lo que el iPhone se ha convertido, sobre todo la parte del iPod, ya que el smartphone es muchísimo más que un aparato para escuchar música, pero es normal que se hiciese la comparación, pues el reproductor dominaba el mercado en aquella época.

El Apple Watch es un reloj preciso y es capaz de darme contexto sobre mi salud o mi ejercicio, pero nunca fue una manera nueva para comunicarme, de hecho, nunca lo será. La comunicación requiere dos vías y, por el momento, usar un reloj para escribir en la minipantalla no es práctico y hablarle a un reloj mientras caminas por la calle es rarísimo.

Dicho eso, el Apple Watch se ha convertido en un elemento importante de mi vida, como lo llegó a ser el iPhone 3G o el iPhone 3GS en su momento. Es decir, una pieza de tecnología que claramente apunta a ser algo muy especial, único, necesario y útil pero que aún debe pasar el tiempo para que madure.

Maduración en todo aspecto: el sistema operativo, el hardware y las aplicaciones.

Apple Watch Series 2

Las mejoras tanto en hardware como en software durante el primer año y medio de existencia del Apple Watch han corregido muchos, aunque no todos, los problemas originales con los que se lanzó el producto. Un resumen de todo lo malo del Watch original y watchOS 1.0:

  • Era muy lento
  • El app launcher era un desastre
  • No tenía GPS
  • Oficialmente no era resistente al agua
  • La autonomía no era del todo mala pero no era del todo buena
  • Las apps de ejercicio de terceros no tenían acceso a los sensores del reloj
  • Las apps de ejercicio de Apple requerían más interacción de la necesaria con la pantalla
  • Las complicaciones no podían ser usadas por apps de terceros

Con watchOS 2 vinieron mejoras en el tiempo de vida de la batería, cierto nivel de aceleración en la ejecución de aplicaciones y la posibilidad de que terceros puedan crear sus propias complicaciones y acceder a los sensores.

Con watchOS 3 han logrado solucionar una gran parte de los problemas que quedaban, los más graves. Ahora abrir aplicaciones es un proceso rápido. Aprendimos que el reloj no era lento, todo lo contrario, era el sistema operativo. Se han quitado los “vistazos” que fue una solución a medias para la extrema lentitud de en las apps. Ahora el botón inferior te da acceso a un dock con las últimas aplicaciones abiertas que puedes reordenar, cerrar y mirar su estado de un vistazo con actualización en tiempo real.

También han solucionado decenas, probablemente centenas, de detalles de la interfaz gráfica, sobre todo han remodelado las interacciones frecuentes de las apps de ejercicio. Usarlas mientras estás en una actividad (correr, hacer bicicleta o nadar) era extremadamente frustrante porque había que interactuar con la pantalla táctil, que es difícil en movimiento o mojado. Ahora las acciones frecuentes se pueden hacer con los botones de hardware.

watchOS 3 también ofrece algunas características nuevas. Ahora el Apple Watch puede estar dentro de la función de Find my iPhone (es hora de cambiarle el nombre), si tienes una Mac puedes desbloquearla automáticamente con solo acercarte, una nueva aplicación para respirar, de la cual tenemos nuestras reservas, más acceso al hardware para desarrolladores, nuevo Control Center, etcétera.

Así mismo, el Apple Watch Series 2 resuelve varios de los problemas del hardware original. Ahora es resistente al agua, oficialmente (aunque miles de personas nadaban con él sin problemas), puede ser sumergido hasta 50 metros e incluye una función para expulsar líquidos del micrófono.

apple_watch_series_2

Aún más importante es el hecho de que incluye GPS en el reloj. Esta es una de las mayores concesiones de Apple con relación al dispositivo. Durante un año vendieron que salir a hacer ejercicios con el iPhone no era incómodo o poco práctico. La realidad obvia es que lo es. Esta es la razón por la que quienes hacen ciclismo o running como deporte terminan comprando dispositivos con GPS integrado (caros, toscos) ya sea en forma de cuentakilómetros, de reloj o de wearable raro. Que solo y únicamente se usan cuando se ejercita.

Digo que Apple hizo una concesión porque la inclusión de GPS es medio camino a la autonomía completa. Ya no hace falta el iPhone para llevar registro de nuestra posición cuando ejercitamos, solo hace falta que el iPhone tenga una manera de conectarse a redes GSM (siempre fue capaz de conectarse a Wi-Fis) y podría funcionar de manera 100% independiente al smartphone.

Desconozco si es una consecuencia del GPS en el reloj o mejoras de los mapas en el iPhone, pero en algún momento dejé de usar Apple Maps en el Apple Watch porque era bastante inexacto. Con el Apple Watch Series 2 he vuelto a usarlo porque ahora simplemente funciona bien.

Es un detalle de poca importancia, pero la inclusión de la antena GPS implica que el Apple Watch Series 2 es 1 milímetro más grueso que la generación anterior.

Apple Watch Series 2

El Apple Watch Series 2 no solo es más rápido porque funciona con watchOS 3, sino porque han mejorado sus órganos internos. Un nuevo SoC (la compañía lo llama SIP o System in a Package) que tiene dos núcleos que ofrecen un 50% más velocidad de procesamiento y el doble de velocidad gráfica.

En el día a día significa que las apps efectivamente abren aún más rápido que el Apple Watch original, pero que la interfaz funciona siempre a 60 cuadros por segundo. Una experiencia más fluida y más cercana a la sensación que estamos acostumbrados al ver la pantalla de dispositivos iOS.

La pantalla tiene una mejora considerable: De 450 nits han más que duplicado el brillo a 1.000 nits. Era un wearable con dificultades para mostrar información en el sol del verano, ya no más. Deja de ser un problema, aunque veremos más mejoras en este campo con el paso del tiempo y nuevas versiones del reloj.

El problema de la pantalla es que se tiene que apagar para ahorrar energía y Apple necesita encontrar una forma de que cierta información básica (tan, tan básica como la hora) se muestre siempre, como un reloj analógico, sin consumir apenas batería.

Este es el campo en donde deberíamos ver innovación y mejoras reales.

El fallo del Apple Watch está en la falta de contexto

Apple Watch Series 2

La gran carencia del Apple Watch, tanto la nueva versión como la original, independientemente de la versión de sistema operativo con la que funcione es la absoluta y total falta de contexto. El comportamiento de un wearable debería de modificarse dependiendo del tipo de uso, situación, ubicación o actividad en la que nos encontremos sin necesidad de tener que especificarlo manualmente.

Ejemplo: estoy en el cine viendo una película, muevo mi brazo y la pantalla se enciende, en total oscuridad puede resultar no solo molesto para mi, sino también para las personas que tengo alrededor. Con un poco de inteligencia artificial y algoritmos no sería difícil saber que estoy viendo una película: mi geoposición, la ausencia de luz, el hecho que estoy sentado, situaciones detectables por el Apple Watch podrían mantener apagada la pantalla o al menos reducir al mínimo el brillo.

Lo mismo con el comportamiento del reloj si estoy conduciendo un coche o temas mucho más simples como avisarme si lloverá o nevará en los próximos veinte minutos, sería muy útil.

Al Apple Watch hay que decirle lo que voy a hacer para que me resulte útil y necesito que un wearable simplemente entienda mis actividades, entienda el contexto de mis situaciones y se adapte para que me ofrezca ese valor incalculable que lo convierta en algo tan imprescindible como un smartphone.

Conclusión

9
10

El Apple Watch Series 2 es una evolución natural y necesaria al Apple Watch original. Todavía hay muchísimo campo por recorrer en el universo de los wearables. Todavía hace falta que el producto y sus aplicaciones maduren, que se ofrezcan soluciones reales a necesidades cotidianas.

Después de un mes de uso la evolución ayuda a la adopción e integración, por decirlo de alguna forma, del dispositivo en mi vida. Definitivamente su mayor uso sigue siendo a la hora de hacer ejercicio, pero gracias a las aplicaciones bien diseñadas le he encontrado buenos usos en situaciones que no esperaba. Por ejemplo, la combinación de App in the Air con el Apple Watch es extremadamente útil y práctica si eres un viajero frecuente. El caminar por un aeropuerto, que la app te avise de la puerta de embarque y saberla con un solo vistazo al reloj es maravilloso, sobre todo si vas cargado de maletas. Ya en el avión, App in the Air te muestra en tiempo real de lo que te queda de vuelo desde el reloj. Así mismo, AirBnB en el Watch es bastante útil. Ojalá más apps así.

Vale recalcar que el Apple Watch Edition de oro ya no existe. Apple ha optado por la experimentación con la cerámica como material premium, a un costo alto pero sin necesidad de que sea inalcanzable (el nuevo Edition cuesta 1400 dólares versus los 20.000 dólares que era el precio del original de oro).

Algunos consideran que es un movimiento hecho para reducir la imagen de exclusividad inalcanzable que crearon con este producto pero yo considero que son pruebas de estrategias de una empresa que apenas tiene año y medio vendiendo relojes. Es normal que hayan aciertos y errores. El Apple Watch Edition de oro era maravilloso. El Apple Watch de cerámica también lo es pero el precio es entre diez y veinte veces menor. Es una buena decisión.


Pros

  • Es mucho más rápido
  • Mejor batería
  • Resistente al agua
  • Mejor pantalla
  • El GPS ofrece más independencia del iPhone

Contras

  • watchOS debería entender el contexto de mis acciones y actividades
  • Las apps de terceros en algunos casos tardan en abrir
  • La pantalla para navegar entre aplicaciones no tiene pies ni cabeza
  • Apple necesita encontrar una forma de al menos mostrar la hora en pantalla siempre, no solo cuando levanto mi muñeca