Apple Watch SE
análisis

Apple Watch SE, análisis: el smartwatch para las masas

- Sep 24, 2020 - 16:00 (CET)

Ficha técnica

Apple Watch SE
Apple
  • SoC: Apple S5.
  • Tamaños: 40 y 44 milímetros.
  • Materiales de la caja: aluminio.
  • Conectividad: 4G, Wi-Fi 5 GHz, Bluetooth 5, W3.
  • Pantalla: OLED LTPO.
  • Otros: altímetro siempre activo, micrófono y altavoz de 2.ª generación, brújula

Apple vuelve a replantear los cimientos de la gama de entrada en la industria del smartwatch con un dispositivo que, pese a sus pequeños sacrificios, está muy por encima del resto de alternativas del mercado, ofreciendo un equilibrio sin precedentes entre lo que aporta y lo que descarta.

Desde el lanzamiento del primer iPhone SE, la tendencia en la mayoría de lanzamientos del smartphone de Apple ha tenido una alternativa de precio algo más comedido que los topes de gama pero sin sacrificar nunca la experiencia de usuario: 5c, Xr, SE 2020, por poner algunos ejemplos.

Con el Apple Watch, y a excepción del Series 1 que venía a reemplazar la primera versión de lanzamiento, la estrategia ha sido diferente puesto que, hasta ahora, la compañía se centraba en mantener en el mercado los lanzamientos previos como gama de entrada con una rebaja en el precio. Básicamente, los potenciales consumidores tenían a su disposición la gama alta de un año o dos anterior a un precio más rebajado, limitando las nuevas funcionalidades al lanzamiento iterativo de ese año.

Sin embargo, en este curso, Apple ha optado por una aproximación diferente, similar a la que mencionábamos con el iPhone. Aunque la compañía mantiene en venta el Series 3, este año el enfoque ha sido el de lanzar el Apple Watch SE siguiendo una estela similar al iPhone pero con sutiles diferencias.

Si en el iPhone SE nos encontramos con el diseño de los modelos anteriores, pero con un interior similar al de las generaciones actuales, con el Apple ha sido al contrario, un mix un tanto complicado de definir pero que acierta en la suma de sus partes.

El Apple Watch SE ofrece el mismo diseño que Apple estrenó en el Series 4 y que tiene el recién lanzado Series 6, pero mezclando en su interior algunas de las propuestas del mencionado series 4 con el cerebro del Series 5. Básicamente, Apple ha seleccionado lo mejor de aquí y de allá para llevar al mercado un dispositivo comedido en precio -que no barato-, pero ofreciendo todas las funcionalidades que el grueso de los usuarios sacará más partido en su día a día.

En pocas palabras, el Apple Watch SE es el reloj para todo el mundo, que deja por el camino algunas de las bondades que, sí bien son tremendamente innovadoras, no deben llevarnos a engaño para pensar que son masivas. Y es quizás en este apartado, donde la relación entre lo que ofrece y lo que pide por ello sea el gran acierto que la compañía ya anticipó con el iPhone SE.

Como decía anteriormente, la propuesta de Apple respecto al Watch SE requiere hacer algunos sacrificios. Lo más notable que el usuario pierde por el camino respecto a generaciones anterior es el electrocardiograma, la pantalla siempre activa y lógicamente las funciones estrenadas con el Series 6: monitor oxígeno en sangre y las mejoras en la carga de la batería.

Esto hace que en términos cualitativos, el SE esté un peldaño por debajo del Apple Watch Seres 4 en cuanto a funcionalidades y del Apple Watch Series 5 respecto a la pantalla, pero cuantitativamente está por encima del primero y a la par del segundo. Esto tiene que ver con que Apple ha optado por incluir la pantalla del Series 4, el chip del Series 5 y los sensores principales de ambos, para ofrecer un reloj que mantiene intacta la experiencia de uso por un precio más comedido que los anteriores en su lanzamiento.

Apple Watch SE: mismas prestaciones, pocas concesiones

La clave aquí, por tanto, no tiene tanto que ver con las especificaciones, sino más bien con la experiencia de uso. Sí, el usuario debe aceptar que pierde la pantalla siempre encendida. Pero a cambio la duración de la batería es bastante superior que, en mi caso, la del Series 5. Al introducir las mejoras del SiP S5 pero sin la demanda de la pantalla siempre encendida hace que el consumo de batería sea más ligero, por lo que su duración aumenta a unos números interesantes.

Apple Watch SE
Apple Watch SE (izquierda) vs Apple Watch Series 5 (derecha)

No nos llevemos a engaño por otro lado, puesto que si bien la duración es mayor que la que ofrece el Series 5, un usuario activo del reloj necesitará cargarlo cada día, pero llegará más desahogado al final del mismo. Además aquí entran dos cuestiones fundamentales que tienen que ver con el software y que si bien están presentes en todos los compatibles con watchOS 7, brillan un poco más en el SE respecto a sus antecesores: modo sueño y modo escuela, dos de las funciones que más se benefician de este aumento de autonomía.

Por otro lado, el Apple Watch SE es compatible con todas las opciones de salud que ofrece la gama alta: monitorización de ritmo cardíaco, notificaciones de frecuencia cardiaca alta o baja, aviso de ritmo irregular, detección de caídas y modo sueño, y solo descarta el ECG y oxígeno en sangre, por lo que la funcionalidad básica, muy por encima de las que ofrecen otras alternativas del mercado, está cubierta.

Para la inmensa mayoría de los usuarios será más que suficiente, y en este apartado cada uno tendrá que valorar si estas funciones añadidas suponen la diferencia de precio respecto a las gamas altas. Ambas será lo único que eche el usuario de menos, en tanto los nuevos entrenos anunciados con watchOS 7, así como la Mobility Metrics están presentes en el SE.

En el apartado de entrenamientos, por ser más específicos, no hemos encontrado ninguna diferencia entre el Series 5 y el SE. Utilizando los dos a la vez con la misma correa para realizar el mismo entrenamiento, tanto el cálculo de las calorías como de la frecuencia cardíaca es idéntico, con algunas diferencias lógicas que tiene que ver con la posición de los brazos o con el ajuste del reloj a la muñeca.

Diferencias entre el sensor del SE (izquierda) que no tiene el anillo eléctrico para ECG vs Series 5 (derecha)

Respecto al rendimiento, y comparado con el Series 5, no hemos encontrado una sola diferencia. Esto tiene que ver con que ambos utilizan el mismo SiP, por lo que la experiencia es idéntica. Las apps se abren rápido y responden de maravilla, y las complicaciones se actualizan puntualmente, algo significativo que, en el caso del Series 4 le costaba algo más, sobre todo en apps de terceros como Heartwatch o App ir the air. Aquí el uso es el mismo, y por tanto brillante para la mayoría de los usuarios.

Entonces si la experiencia en la misma, ¿debería comprarme un Apple Watch SE?

Depende.

La tesitura es la misma que con el iPhone SE: el Apple Watch SE es un dispositivo brillante pero está enfocado a un público diferente al que apela a la gama alta.

Por un lado, el Apple Watch SE es el dispositivo perfecto para entrar en el ecosistema de salud y fitness de Apple. Si no tienes otro Apple Watch y quieres entrar de lleno en lo que Apple ofrece con su reloj y sus capacidades de salud esta debe tu elección, sin lugar a dudas.

Si bien Apple también vende el Series 3 a un precio tremendamente bajo, lo que obtienes con el SE es mayor que la diferencia de precio. El Apple Watch SE es mejor en todos y cada uno de los aspectos que ofrece, tendrá un soporte mucho más longevo, la pantalla está a años luz del Series 3 y en general, es un dispositivo cuya experiencia de uso en el día a día está a la par que con el Series 5 y Series 6 descartando la pantalla activa, por lo que en este aspecto no hay ninguna duda. Y si quieres LTE o el modo familia no hay otra opción que esta por debajo del S6.

  • Para los que vengan de otro modelo de Apple Watch y quieran renovarlo, dependerá de varios factores. Si se trata de un modelo antiguo (Series 1, Series 2 o Series 3), encontrarán en el SE la alternativa perfecta, tanto en precio como funcionalidad. No perderán nada y ganarán en todo: más funciones de salud, mejor pantalla, batería, micrófono, etc... además de disfrutar de las últimas funcionalidades de watchOS 7 y un mayor soporte de cara al futuro.

  • En cambio, los tengan pensado renovar desde un Series 4, quizás por querer LTE, verán un pequeño aumento del rendimiento y de la batería, pero perderán el ECG, así que en este apartado puede que las mejoras no sean lo suficientemente significativas como para compensar el cambio.

Sin cargador

El Apple Watch SE no incluye cargador de pared en la caja como el Apple Watch S6. Aunque no debería ser un problema porque todo usuario de Watch tiene un iPhone, en este caso al ser un dispositivo de entrada compatible con el modo familia, hubiera sido de agradecer que Apple incluyera el cargador básico de 5W de pared con el reloj.

Además, hay que tener en cuenta que, como el resto de modelos del Apple Watch, no todos los cargadores inalámbricos de terceros funcionan con el reloj, por lo que si vas a cargar el reloj y el iPhone a la vez y no dispones de más cargadores en casa vas a tener que pasar por caja y comprar uno. ¿La buena noticia? el cable sigue siendo USB-A, por lo que cualquier cargador de pared del mercado funcionará.

Conclusión

9
10

El Apple Watch SE repite estrategia como con el iPhone SE, por algo comparten nombre. Un precio más reducido que el modelo más alto del catálogo de Apple, pero sin sacrificar especificaciones importantes. El SE pierde el ECG y la pantalla activa del Series 4 y Series 5 respectivamente, y no incluye el recién estrenado monitor de oxígeno en sangre, pero todo lo demás está presente.

El rendimiento es magnifico en todos los sentidos. Es compatible, excepto de los mencionados sensores, con todas las opciones de salud de Apple, incluyendo la detección de caídas, el ritmo irregular, el modo sueño y el análisis del ruido, por lo que para aquellos usuarios menos interesados en la funciones avanzadas, es el reloj perfecto para entrar en el ecosistema Apple o para renovar su Apple Watch más antiguo.

Además, al incluir el chip del S5 y no ser compatible con la pantalla siempre encendida, su autonomía es algo más generosa, por lo que es una cuestión a tener en cuenta. Echamos de menos, en este modelo de entrada, el ya extinto cargador de pared dentro de la caja.


Pros

  • Rendimiento al mismo nivel que el Series 5.
  • Compatible con LTE y el nuevo modo familia.
  • Autonomía más generosa en el día a día.
  • Todas las nuevas watchfaces están presentes.

Contras

  • Se deja por el camino el ECG y la pantalla siempre activa.
  • No incluye cargador de pared en la caja.
  • Sin carga rápida.
  • Solo disponible en aluminio.