Mario Kart 8 Deluxe
análisis

Mario Kart 8 Deluxe

Por 28/04/17 - 13:40

Ficha técnica

  • Desarrollador: Nintendo.
  • Publisher: Nintendo.
  • Plataforma: Switch
  • Género: Arcade/Conducción.

Mario Kart 8 Deluxe llega a Switch en forma de port con todos los contenidos descargables de la versión anterior y nuevas adiciones que lo convierten en el imprescindible del reciente catálogo de Nintendo Switch.

Mario Kart 8, en su lanzamiento original, ya era un título sobresaliente. Nintendo supo traer de vuelta toda esa magia de su franquicia de carreras con algunas adiciones interesantes en materia de nuevos personajes jugables de sus títulos más emblemáticos, y lo empaquetó todo en un juego con un apartado gráfico más que solvente y, sobre todo, con un aura jugable en términos de mecánicas e introducciones adicionales que lo convertían en el mejor Mario Kart hasta esa fecha.

Tanto la crítica como la comunidad alabó la labor de Nintendo, que además supo dar continuidad al título con no pocos DLCs que ampliaban la experiencia a base de nuevo contenido redefinido lo que hasta ahora había sido una franquicia intocable, en términos de ideas, para la compañía. Estaba por tanto, más que claro, que cuando se anunció el port de esta excelente pieza jugable para la nueva portátil y sobremesa de Nintendo, la compañía no iba sin más a lanzar una versión empaquetada de su título para darle una segunda vida en la Switch.

Y así ha sido, la vuelta de la franquicia a la nueva consola de Nintendo no se ha limitado a ser un port de lo que ya había, puesto que la compañía ha sabido traer de vuelta toda esa magia que vimos en Wii U con no pocas adiciones que harán las delicias de los jugadores más acérrimos de la franquicia y servirá como puerta de entrada a una nueva generación de jugadores que tendrán en sus manos el mejor Mario Kart hasta la fecha.

Todo en un título con nuevas adiciones, el contenido original y todo el descargable y una mejora en términos gráficos que demuestran que la Nintendo Switch es la consola perfecta para alternar entre el modo portátil y el sobremesa y, sobre todo, que se constituye, en conjunción con el Mario Kart 8 Deluxe, como la mejor alternativa del mercado para el cooperativo local, algo que parece se estaba perdiendo, y sobre lo que Nintendo reclama su trono.

Pero Nintendo no se ha conformado con empaquetar la versión anterior e incluir los DLCs. La compañía ha hecho alguna adición interesante a este Mario Kart 8 Deluxe, que le convierten en una opción muy interesante a tener en cuenta incluso para los que tienen la versión anterior. A saber, en total tenemos 48 circuitos y 6 nuevos personajes jugables, entre los que destacan Bowser Jr (que ya apuntaba maneras en ese anuncio del control parental de Nintendo Switch). Además, el incentivo más interesante para los usuarios de las versión anterior reside también en un nuevo agregado: un modo de 200cc que eleva la velocidad y la dificultad de las carreras y se presenta como un reto para los jugadores más exigentes. ¿Lo mejor de todo? Está disponible desde el principio del juego.

No obstante, lo interesante del asunto es que la cantidad de grandes premios del juego se dispara hasta los 12, entre los que reparten sus 48 circuitos y que desde luego es el apartado que más hace las delicias del juego y que más sensación de progresión ofrece. De nuevo, nada nuevo, valga la redundancia, peros las pequeñas adiciones como estas son las que hacen de este Mario Kart, en pequeños rincones, uno de los mejores ports que hemos probado y desde luego, el mejor título arcade disponible a día de hoy en Switch, como no podía ser de otra forma, puesto que para los que no tuvieron la oportunidad de jugar en su día, la mayoría de los mapas son revisiones de los clásicos del juego adaptados a la nueva generación de Nintendo, y eso es un golpe a la nostalgia bastante difícil de superar y, desde luego, el mejor atractivo tanto para jugadores clásicos como para los que se suban a carro a día de hoy.

Además, se ha incluido, junto a los 200cc, un nuevo modo espejo que no es más que una versión invertida de los trazados que desde luego, por su simpleza, pero por el cambio que supone en la jugabilidad de cada circuito, merece por el solo la pena.

Pero lo interesante del asunto, y lo que convierte a Mario Kart 8 Deluxe en una adicción genial al catálogo de Switch es que, como decíamos al principio, el juego era un sobresaliente en su lanzamiento. Esto tiene mucho que ver con la dirección de arte de Nintendo, que plasma en cada una de sus franquicias una seña de identidad difícil de replicar.

Esto se traduce, por tanto, un apartado gráfico sobresaliente que ha sabido aprovechar la potencia de Switch para llevar el juego otro nivel. El título se mueve 60fps constantes si hacemos uso del modo de un solo jugador con un nivel de detalle importante, que solo cae hasta los 30fps (constantes) también su modo cooperativo, pero sigue siendo un baluarte de buen hacer. Y lo mismo para la resolución: el juego se mueve a 1080p en TV y a 720p en modo portátil.

Es este apartado lo que resalta la bondades de Switch: la posibilidad de llevar un título como Mario Kart en el bolsillo en todo momento y seguir disfrutando, sin perder un ápice de la experiencia de juego, en su modo TV. En todo momento es fluido, los circuitos, incluso lo más antiguos, remasterización aparte, han aguantado perfectamente el paso del tiempo, y se nota el mimo de Nintendo en convertirlos en un baluarte de nueva generación que siguen siendo totalmente solventa y cuyas adiciones en forma de modo espejo o lleno de jugadores, siguen dejando con la boca abierta.

Además, el juego ha incorporado nuevas mecánicas que llaman mucho la atención respecto a la versión anterior. Por un lado, se ha introducido un nuevo modo de ayuda a la conducción que, pese a que le quita un poco de encanto, es totalmente opcional y hará las delicias de los jugadores más nóveles. Las otras dos son quizás las más interesantes para los fans de la franquicia: un espacio adicional para objetos que flexibilizan enormemente el combate, pero que a cambio nos da un punto adicional de estrategia sabiendo lo que viene después para tener una ventaja en carrera. En este sentido, destacan también los nuevos derrapes, que ahora tiene un tercer nivel y que, aprendiendo a controlarlos, nos permite como en el caso de los dos espacios para objetos, una mayor posibilidad estratégica y, por tanto, una forma adicional de solucionarnos la papeleta en una carrera.

Lo último que nos deja este Mario Kart es un modo batalla renovado que ahora sí, parece que tiene sentido, pudiendo competir de 8 formas diferentes, todo en arenas cerradas y con multitud de jugadores que, sin duda, es uno de los atractivos extras frente a los grandes premios tradicionales, incluyendo nuevas arenas que vienen directamente de otras franquicias como Splatoon o Pokémon, todo en varios modos de juegos en los que destaca, sobre todo, una suerte de duelo a muerte por equipos o policías contra ladrones (cárcel incluida) en los que se nos incluyen planta carnívoras en el kart para hacer más espectacular el asunto y dar al juego ese punto de competitivo extra más allá de las carreras. Se le suman la clásica carrera de globos, el modo bomba o el de las monedas, todos modos de juego muy interesantes que sin duda ayudan a expandir la experiencia de este Mario Kart en su apartado multijugador.

Conclusión

9
10

Con todo, no nos ha podido quedar un mejor sabor de boca con Mario Kart 8 Deluxe. Un título que pese a ser una revisión del original de Wii U empaquetado con el contenido descargable y con algunas adiciones menores, sabe sacar todo el potencial al Nintendo Switch y que sin duda, hará las delicias de los jugadores más fanáticos de Nintendo y de todos aquellos que quieran dar una oportunidad al arcade de la compañía. Es, sin duda, un imprescindible del catálogo de la nueva consola de Nintendo, y uno de los títulos más divertidos para jugar en su modo portátil.


Pros

  • Apartado gráfico.
  • El rendimiento tanto el portátil como sobremesa.
  • El modo espejo y la adición de los 200cc desde el principio del juego.
  • Que todo el contenido esté disponible desde el minuto uno.

Contras

  • Hemos echado de menos nuevos grandes premios.
  • Muchas de las mejoras se van para el modo batalla.