asus vivotab smart
análisis

Asus VivoTab Smart

- Jun 29, 2013 - 12:30 (CET)

Ficha técnica

Hemos tenido la oportunidad de realizar un análisis durante un par de semanas a la Asus VivoTab Smart, una tableta de bajo precio con Windows 8 en su versión completa que destaca por ser uno de los pocos dispositivos de este tipo que podemos encontrar en el mercado actual de Microsoft, saturado de convertibles bastante similares unos a otros en muchos casos.

El secreto del éxito de este dispositivo se centra en su posicionamiento en el mercado. Asus nos está ofreciendo una tableta con buenas especificaciones técnicas y todo el potencial de la versión completa de Windows 8 por un precio que se sitúa alrededor de los 475 euros. A la tableta se la puede incorporar de forma opcional un teclado inalámbrico bastante funcional que funciona a través de bluetooth y una funda que actúa de soporte a la tableta cuando queremos disfrutar viendo películas.

Mercado saturado de convertibles Microsoft ha querido centrar demasiado a sus fabricantes en la creación de convertibles, dispositivos que pueden transformarse en portátiles o tabletas según las necesidades del usuario, pero los consumidores que tengan claro que van a necesitar un producto ligero, cómodo y potente para consumir contenidos en lugar de crearlos tienen una difícil búsqueda por delante en la sección de dispositivos con Windows 8.

asus vivotab smart

Diseño sin grandes novedades

La Asus VivoTab Smart no se caracterizará por tener un diseño sorprendente ni mucho menos, es una tableta con un diseño elegante pero tradicional, sin grandes novedades. El marco del dispositivo con respecto al tamaño de la pantalla es demasiado grande, la pantalla da sensación de ser más pequeña de lo que realmente es, reducir el tamaño del marco sería una buena idea para la próxima generación de dispositivos.

En sí la tableta es bastante ligera, pesa 580 gramos y tiene unas dimensiones que la hacen ser bastante cómoda de llevar en la mano. Sorprende no encontrar una entrada USB en el dispositivo, por lo general si no lo llevan en el teclado como este caso, lo llevan en la propia tableta, pero parece que Asus ha vuelto a apostar por la integración de un micro USB como en otros de sus productos.

asus vivotab smart

La parte trasera está fabricada por completo en policarbonato de tres colores: blanco, rojo o negro. Hemos probado el modelo negro, y aunque estamos convencidos de que en el modelo blanco no se notaría tanto, tenemos que decir que se ensucia con demasiada facilidad. El tacto del dispositivo es bueno, los materiales suaves, pero hay un problema, los bordes redondeados de la tableta tienen unos pequeños filos que se pueden clavar en las palmas de las manos, un detalle bastante molesto.

No es una tableta de alta gama en cuanto a diseño o materiales pero lo suficientemente bien construida como para que nos llegue a gustar, aunque jamás diríamos un no al metal hilado tan agradable y limpio que utiliza la marca en otros productos como los de la gama Zenbook.

Pantalla, sonido y teclado mejorables

La Asus VivoTab Smart tiene una pantalla de 10.1 pulgadas con una resolución de 1.366x768 píxeles que nos hace volver al eterno debate de por qué la gran mayoría de tabletas con Windows 8 no tienen resoluciones Full HD o superiores. La pantalla tiene un panel IPS que genera 350 nits de brillo, no es de las tabletas más brillantes pero tampoco de las más apagadas, la Asus VivoTab Smart se encuentra en un punto medio en este aspecto, aunque no por esto se nos hacía fácil el ver la pantalla al aire libre.

La calidad del sonido es buena, la verdad que la tableta no pierde con respecto a otros dispositivos de más alta gama, pero el principal problema que nos encontramos, y de forma tan frecuente, es que los altavoces están situados en la parte trasera del producto lo que hace que el sonido no llegue con la misma fuerza a nuestros oídos. Puesto sobre una mesa, el teclado o cualquier superficie se observa una disminución considerable de la potencia del sonido.

asus vivotab smart

El teclado inalámbrico que la compañía pone a disposición de los consumidores de esta tableta por unos 100 euros está bastante bien, posiblemente lo mejor de todo el producto en sí. Gracias a este tipo de elementos opcionales la tableta gana bastante en calidad. Como hemos comentado antes esta funda-teclado que funciona mediante bluetooth es elegante, tiene un sistema de acoplamiento magnético y protege nuestra tableta.

Las teclas están bien posicionadas, resistentes y con buenos materiales. Se agradece que pese al pequeño tamaño del teclado todas las teclas tengan una buena separación entre si, al contrario que otros teclados como el TypeCover de la familia Surface de Microsoft. El trackpad también funciona bastante bien, reconoce gestos de Windows 8 pese a su pequeño tamaño y se nota cómodo.

Lo más curioso de la funda que tiene un precio de 40 euros es que además de proteger la pantalla cuando está cerrada, es capaz de doblarse creando una base firme para sujetar nuestra tableta en dos posiciones ergonómicas diferentes cuando estemos viendo una película o escribiendo.

Pequeña pero potente con Windows 8

La Asus VivoTab Smart cuenta con un procesador Intel Atom Z2760 + 2 GB de memoria RAM que mueven el sistema de manera fluida. A pesar de ser una de las pocas tabletas con la versión completa de Windows 8 se comporta bien, no genial, pero se nota que no le cuesta mover grandes aplicaciones o realizar tareas pesadas. En realidad, todos los dispositivos enfocados en la misma parte de su mercado tienen unas especificaciones prácticamente iguales sino las mismas, por lo que aquí no encontraremos grandes diferencias con sus competidores.

asus vivotab smart

Las dos baterías de 25Wh tiene una autonomía oficial de 9.5 horas en condiciones óptimas, aunque en realidad se acerca a las 8 horas cuando esta trabajando de forma normal.

La cámara trasera es de 8 megapíxeles fija el objetivo con precisión pero no nos engañemos, no es una maravilla, tampoco lo son las cámaras de la mayoría de tabletas con Windows 8, ni siquiera se acercan a la calidad fotogrçafica de un teléfono inteligente de gama media-alta. Personalmente no soy devoto de hacer fotografías con ningún dispositivo que no sea una cámara potente, aunque esta al menos cumple su función. La cámara delantera de 2 megapíxeles, lo normal en este tipo de dispositivos, está pensada para poder hacer videollamadas en Full HD a través de aplicaciones como la de Skype.

Conclusión

6.5
10

Lo primero que tengo que decir es que me ha gustado ver una tableta 100% con la versión completa de Windows 8. Que nadie vaya a las tiendas buscando un equipo potente de alta gama porque no es el caso, este dispositivo es ideal para consumidores que no quieren sacrificar la movilidad con la potencia de un buen procesador. El dispositivo es cómodo de llevar en la mano y suave al tacto, aunque algo sucio en lo referente a huellas. Molestan bastante los filos de los bordes redondeados porque literalmente cortan.

Tanto el teclado como la funda son elementos opcionales pero que le añaden un toque de distinción sobre otros dispositivos. El teclado funciona genial, la colocación de las teclas es buena y no tiene que estar pegado a la pantalla ya que funciona con tecnología bluetooth. La funda, posiblemente lo más curioso, permite colocar a la tableta en dos posiciones ergonómicas para poder ver películas o escribir de forma cómoda.

Funciona bien, el sistema corre de forma fluida, quizás se sobrecaliente la parte trasera del dispositivo en algunas ocasiones cuando está a plena potencia durante mucho tiempo, pero es algo normal. La pantalla no es ninguna maravilla, la podemos encajar en la gama media de las pantallas en su mercado, echo bastante de menos encontrarme con una resolución Full HD. La calidad del sonido es buena, pero encontrar los altavoces fijados en la parte trasera de la tableta disminuye su potencial.


Pros

  • Tableta con procesador Intel Atom
  • Dispositivo barato, potente y ligero
  • Teclado o funda opcional de calidad

Contras

  • Pantalla sin resolución Full HD, poco brillo
  • Filos cortantes en los bordes redondeados
  • Altavoces situados en la parte trasera