análisis

AirPods 2

- Abr 9, 2019 - 17:28 (CET)

Ficha técnica

  • Peso: 4 gramos (cada uno)
  • Peso del estuche: 38 gramos
  • Autonomía del estuche: 24 horas
  • Conectividad: chip H1, Bluetooth
  • Micrófonos: tecnología beamforming
  • Sensores: acelerómetro, detección de voz, detección de movimiento

Los AirPods 2 mejoran todos los puntos clave que los ha popularizado tanto: prácticos, fáciles de usar, livianos e invisibles, pero ahora con más autonomía y mejor calidad de sonido, manteniendo el precio.

Lanzados a finales de 2016, con tus aciertos y fallos, con sus críticas y aprobaciones los AirPods se han convertido en uno de los productos más exitosos e icónicos de Apple. No ha pasado un solo mes en que tengan problemas de existencia pues parece que se venden más de lo que la compañía es capaz de fabricar.

Nadie se esperaba éxito tan descomunal, que se repita el efecto de los auriculares blancos que venían incluidos en los iPods, se han convertido en un símbolo, en una sutil declaración de intenciones.

Nos situamos en primavera de 2019 y Apple finalmente los ha renovado. Seamos claros: no necesitaba hacerlo. De cara al consumidor es un objeto de deseo bastante alcanzable por precio que se vende como pan caliente. Los AirPods 2 —que más que un "2", son una "segunda generación"— traen muchas mejoras no anunciadas, cambios sutiles pero importantes y en todo sentido funcionan mejor que sus antecesores.

Los AirPods 2, por fuera, se ven exactamente igual a los AirPods de primera generación. No hay cambios en el diseño más allá de mover el LED que indica la carga a la parte exterior de la caja. No es por accidente ni es falta de creatividad: la forma sigue la función y en este caso vemos una de sus mayores expresiones.

Por dentro, eso sí, hay cambios progresivos pero significativos: mejor autonomía, mejor calidad en las llamadas y conversaciones, menos latencia y en nuestra opinión, mejor calidad de sonido.

Higher, further, faster

Los AirPods 2 tienen más autonomía que la generación anterior:

  • 24 horas de autonomía con la caja
  • 5 horas de autonomía para escuchar música o podcasts en una sola carga
  • 3 horas de conversación en una sola carga

Si se acaba la batería los metes en la caja 5 minutos y te da 1 hora para escuchar música y unos 30-40 minutos de conversación extra.

Si los metes en la caja de carga 15 minutos obtienes el 80% de carga de la batería que da para 3 horas para escuchar música y 2 horas de conversaciones.

También son más rápidos a la hora de cambiar entre dispositivos, ofrecen mejor calidad de sonido al hacer llamadas —sobre todo en ambientes donde hay mucho viento— y menor latencia, especialmente con videojuegos. Todas estas cosas ya funcionaban muy bien, son mejoras progresivas que se notan las primeras horas o días pero muy rápidamente nos acostumbramos a que simplemente sea así.

De la misma forma en que al principio nos parecía increíble que el emparejado entre AirPods y iPhone sea en un solo paso, pero ahora nos parece normal, sorprende que el cambio entre dispositivos sea tan inmediato, y claro, ahora me parece que siempre debió ser así.

Todo esto es gracias al nuevo chip H1 dentro de cada uno de los auriculares. Sí, dentro de cada AirPod hay un microprocesador, se encarga de la conexión inalámbrica, administrar sensores, la batería y la sincronización entre uno y otro.

Es difícil mejorar un producto que ya era bueno, que se vendía demasiado bien y que ofrecía un precio tan competitivo que ninguna otra empresa ha sido capaz de igualarlo, considerando las prestaciones. El éxito silencioso de los AirPods originales fue una suma de todo lo anterior y que tomen la decisión de hacer mejoras aún cuando parecía que nadie las pedía es un testamento de la filosofía de Apple.

¡Oye Siri!

Los AirPods 2 tienen la capacidad de invocar a Siri sin tener que tocar dos veces uno de los auriculares como los anteriores. Simplemente con un "Oye Siri" en cualquier momento el asistente virtual de Apple empieza a escuchar.

Siri en los AirPods, a diferencia del iPhone e igual que en los HomePods o el Apple Watch, no emite un sonido cuando empieza a escucharte. Supongo que Apple lo hace para darte a entender que puedes emitir una orden inmediatamente. Aún así es raro y supongo que muchas personas les resultará extraño al principio, incluyéndome.

La capacidad de invocar a Siri sin tener que hacer el tap doble en los AirPods también es gracias al chip H1 que además de administrar las conexiones y sincronización de sonido entre auriculares, es más rápido y más eficiente, tanto que es capaz de mantener una escucha pasiva manteniendo aún mayor autonomía que el modelo anterior.

Carga inalámbrica, al fin

Otra de las grandes novedades, aunque ya lo habían anunciado en 2017 durante el lanzamiento del iPhone X, es que la caja puede ser cargada de forma inalámbrica usando el estándar Qi, usada a partir del iPhone 8.

La caja se esperaba que estuviese disponible junto con el lanzamiento del AirPower, que también se mostró brevemente durante el mismo evento de lanzamiento del iPhone X, pero que fue eternamente atrasado hasta su definitiva cancelación.

Es por eso que un producto anunciado en 2017 fue finalmente lanzado en 2019, aunque muy probablemente muchas de las mejoras que vemos ahora, especialmente gracias al nuevo chip H1, no las hubiésemos tenido en aquel momento.

En términos prácticos funciona como cualquier otro dispositivo que tiene dicha la capacidad, los dejas sobre un cargador inalámbrico y empieza a cargar, indicado por el pequeño LED en el exterior de la caja —que además es el único cambio visible de diseño en el producto en comparación a los AirPods originales—. El tiempo de carga es más lento que conectarlo al puerto Lightning: unas tres horas de cero a cien por ciento, pues la capacidad es de 5 vatios.

Aún así, el tiempo de carga en los AirPods es un tanto irrelevante por dos motivos:

  1. La caja tiene 24 horas de autonomía, lo cual significa que las cargas se hacen, en promedio, un par de veces a la semana —en algunos casos más o menos, porque claro, depende del uso que se le da al producto—.
  2. La mayoría suele cargar la caja en la noche, cuando no está usando los AirPods. En mi caso tengo una pequeña base Lightning en el mueble de la entrada de mi casa donde a llegar me los saco del bolsillo y los dejo ahí. Antes de irme simplemente los tomo de ahí y salgo de casa.

Ahora, inclusive, se hace más cómodo todo el proceso al poder dejarlos sobre cualquier superficie con carga inalámbrica Qi y estos días hay miles por todo lado, pues es el mismo dispositivo que se usa para smartphones de Apple o Android.

Calidad de sonido superior: la mejora escondida

Aquí es donde he quedado gratamente sorprendido. Los AirPods 2 tienen una calidad de sonido superior a los originales. Detecto mayor separación de sonido, bajos más profundos y graves que se saturan un poco menos que antes.

Apple no ha hecho ninguna comunicación al respecto e internet se ha llenado de discusiones interminables sobre si realmente hay cambios. He preguntado a Apple sobre el cambio en la calidad del sonido y por el momento no tienen nada que comunicar.

Mi percepción es que el chip H1 está haciendo más trabajo con el audio de lo que nos dicen. Es posible que los componentes del propio AirPod no hayan cambiado, es decir, los altavoces dentro de los auriculares sean los mismos, o si hay cambio, sea tan anecdótico que no ofrece una diferencia real en calidad. Pero sí creo que el procesador intenta mejorar lo que escuchamos, de la misma forma en que el procesador A8 en los HomePod lo hacen.

Desconozco si esa mejora en audio funcione también si los AirPods se conectan a un smartphone Android o si también funcionen con otro servicio de streaming de música que no sea Apple Music, con lo que he estado haciendo las pruebas para esta reseña.

Muchos consideran que no hay una mejora real o al menos se percibe poco. Sea por mejora de componentes o porque el chip H1 hace trabajo para mejorar de "forma artificial" el sonido, creo que se percibirá un salto de calidad.

Seguimos sin forma de subir y bajar el volumen

Pero no todo puede ser bueno. La gran ausencia de los AirPods —tanto los anteriores como esta nueva generación— es el no poder subir y bajar el volumen desde los propios auriculares. Para hacerlo hay que hacerlo desde el propio dispositivos, sea el iPhone, iPad, Apple Watch o Mac. La otra opción es decírselo a Siri. Pero eso es raro y poco práctico, sobre todo durante una llamada.

Apple ya soporta un gesto en los AirPods: tocar dos veces sobre cualquiera de los dos auriculares para ejecutar una acción, sea reproducir/pausa, siguiente/anterior tema o invocar a Siri. ¿Por qué no un gesto para subir el volumen con el auricular derecho y bajarlo con el izquierdo, por ejemplo?

Pero sobre todo, ¿por qué no un gesto diferente al de tocar dos veces? Algo que me permita subir y bajar el volumen con comodidad sin tener que usar el iPhone o cualquier otro dispositivo al que estoy conectado. Es tan básico que no entiendo por qué han prescindido de una función así.

Conclusión

9
10

Los AirPods 2 se pueden comprar en dos versiones:

  • Con la caja normal, como los AirPods anteriores, mantiene el precio: 159 dólares o 179 euros
  • Con la caja inalámbrica: 199 dólares o 229 euros

Además, aquellos que tengan los AirPods 1 pueden adquirir la caja de carga inalámbrica por 80 dólares/euros.

Apple no ha cambiado el diseño de los AirPods y sospecho que no lo hará por un par de años más. Tampoco ha introducido nuevos colores y estoy casi seguro que no lo hará en mucho tiempo, porque la forma, diseño y color, como explicaba al inicio de la reseña, se ha convertido en algo icónico.

Al igual que los AirPods de primera generación, los AirPods 2 son un producto redondo, de mucha calidad, con muchas ventajas, extremadamente conveniente y con un precio al que nadie se puede acercar. Fuentes no oficiales lo colocan en el segundo producto más vendido de la compañía, de ser cierto no sorprende, porque realmente son un buen resumen de lo que Apple puede ser en su mejor versión: tecnología invisible, tan fácil de usar que se integran a tu vida en un momento.

PD: Para aquellos que no saben si comprar un Apple Watch, un consejo: la combinación del reloj inteligente de Apple con AirPods — ambos wearables— es muy práctica y útil.


Pros

  • Son los mejores auriculares inalámbricos del mercado
  • Extremadamente convenientes
  • Mejor autonomía
  • Mejor calidad de sonido y micrófonos

Contras

  • No se puede controlar el volumen desde los auriculares